Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 29 Valoraciones

Tengo la tensión arterial baja ¿Debo tomar alguna precaución?

Pregunta

Mi problema es la baja presión arterial. Normalmente estoy entre 8.5-9/5.5-6. No me encuentro mal, aunque por las mañanas me cuesta despertar. Funciono mejor de tarde.

Pero hace unos días me encontré mal, mareada y con una sensación de debilidad repentina .Me tome la tensión y casi no llegaba a 8/5. Después de dormir un rato me sentí mejor. Mi pregunta es si hay alguna profilaxis para la tensión baja, si es peligroso que baje de unos límites, y si me pasa otra vez que remedio hay para recuperarse pronto.

Respuesta

El problema de la hipotensión arterial en un paciente sano es complejo, ya que se trata habitualmente de pacientes jóvenes y sanos, y no suele ser necesario el estudio ni tratamiento al ser situaciones con escasa repercusión en su calidad de vida.

En principio, si no produce muchos síntomas, no se estudia ni trata ya que se considera que, en parte, es un seguro de vida ya que la situación contraria (la hipertensión arterial) está relacionada con la mayor parte de las enfermedades cardiovasculares, y se sabe que a menores cifras de tensión arterial, menor riesgo cardiovascular se tiene.
Publicidad

Por otra parte, no hay unos valores aceptados para definir claramente que es una hipotensión “anormal”, aunque en los diferentes tratados leerá que se define así a los casos en que la tensión arterial sistólica (la “alta”) no supera los 80-90 mmHg. Respecto a la diastólica no hay cifras claras.

El problema es cuando un paciente que habitualmente tiene estas cifras de tensión arterial comienza a tener síntomas e interfiere en su vida diaria. Lo más habitual suele ser cuando se producen situaciones de predominio vagal (dolor, impresiones fuertes como ver heridas, tras traumatismos craneales, vómitos, etc...), o de vasodilatación periférica (pasar de un sitio frío a una habitación caliente, levantarse tras tomar mucho el sol, días muy calurosos, etc...), o bien en cambios de postura.

Este último caso suele ser el más frecuente y específico y se denomina hipotensión ortostática o postural: consiste en cuadros de mareos, o incluso pérdidas frecuentes de conciencia, que ocurren al ponerse de pie rápidamente desde una posición sentada. Es más frecuente tras estar mucho tiempo al sol, o tras un ayuno prolongado.

En todas estas situaciones, la tensión arterial sistólica puede bajar demasiado, y al no ser compensada por el sistema cardiovascular, la sangre no llega bien al cerebro y se producen mareos y en los casos severos se puede llegar a una pérdida de conciencia, poniendo en peligro la salud del paciente.

Otro factor añadido es que no existe un tratamiento estándar para esta situación ya que no está demostrada la eficacia clara de los fármacos usados, y si que pueden causar problemas con la tensión arterial a largo plazo, ya que según se va envejeciendo, esta tiende a subir, y este tipo de fármacos producen que la tensión arterial se pueda volver irregular.

Por ello, en principio, si los síntomas que produce la hipotensión arterial no son muy severos, no se administra tratamiento alguno, excepto los remedios “naturales”, que en muchos caso resuelven el problema.

Debe evitar pasar bruscamente de lugares fríos a calurosos, ya que se producirá una vasodilatación y puede bajar mucho la tensión arterial. Asimismo no levantarse bruscamente de la cama o de la silla. Si quiere puede tomar café o té, que son productos naturales que “tonifican” y pueden, en cierta forma, mejorar el problema.

Otros productos son el polen de abejas, el regaliz, y las infusiones de ginseng y espino blanco. En personas que no padecen insuficiencia cardiaca o hipertensión arterial, se recomienda añadir sal a sus comidas libremente o tomar comprimidos de sal.

Si el problema llega a convertirse en algo serio, afectando a su calidad de vida, o bien ha aparecido recientemente y hace presuponer que puede haber alguna enfermedad subyacente, debe acudir a su médico para que valore si es necesario iniciar un estudio, ya que hay personas en que esta tensión arterial baja está traduciendo un problema interno, y este debe ser diagnosticado.

Habitualmente son pacientes de cierta edad, que nunca han sufrido de tensión baja, y que cuando aparece puede ser debido a tratamientos o enfermedades concretas.

Los tratamientos que pueden producirla son aquellos que dilatan los vasos sanguíneos (como los nitratos, los antagonistas del calcio y los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina), barbitúricos, alcohol...

Respecto a enfermedades, suelen ser del tipo endocrino; insuficiencia adrenal, diabetes, etc…o de tipo vascular: cardiopatías, alteraciones del ritmo… En todos estos casos el paciente tiene otros síntomas que hacen pensar en ellas.

Si se decide estudiar el caso, habitualmente se comienza por un estudio del estado cardiovascular: un electrocardiograma, una auscultación, si es necesario un registro electrocardiográfico de 24 horas (Holter), y si es un problema claro de ortostatismo puede tener que realizarse una mesa basculante para ver las variaciones de la tensión según las posiciones. Además un estudio de glucemia y hormonal básico.

En caso de ser necesario un tratamiento se suelen utilizar derivados de la efedrina o la fenilefrina, la dihidroergotamina y otros, pero tienen un elevado riesgo de efectos secundarios y solo se utilizan cuando se ha descartado enfermedad subyacente responsable y el problema interfiere claramente con la calidad de vida.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Medicamentos ansiolíticos
,
Prolapso de la válvula mitral
Publicidad
Publicidad