Problemas Traumatológicos

Displasia fibrosa

Problemas Traumatológicos
>
Displasia fibrosa

¿Qué otros nombres tiene?

  • Fibrodisplasia

  • Hiperplasia fibrosa

  • CIE-9: 756.54

  • CIE-10: Q78.1

¿Qué es la displasia fibrosa?

La displasia fibrosa es una enfermedad ósea por la que se produce un defecto en la formación de algunos huesos provocando dolor, deformidades y fracturas.

El hueso normal es reemplazado por un tejido fibroso anómalo. A medida que el hueso va creciendo el tejido fibroso se expande y el hueso afectado se va deformando siendo más proclive a fracturarse.

¿Cuál es la causa que lo provoca?

Es una enfermedad genética causada por una mutación focal en el gen GNAS-I localizado en el cromosoma 20. No es una enfermedad hereditaria y se debe a mutaciones espontáneas.

¿Qué tipos existen?

La displasia fibrosa puede clasificarse en:

  • Monóstotica: Cuando afecta a un sólo hueso
  • Poliostótica: Cuando afecta a varios huesos diferentes
  • Síndrome de McCune-Albright: además de displasia fibrosa aparecen manchas de color café con leche y alteraciones endocrinas. Este síndrome va acompañado de pubertad precoz.

Cuando existen varios focos en el mismo hueso se denomina politópica.

¿Cuáles son los síntomas de la displasia fibrosa?

La displasia fibrosa puede producirse en cualquier en cualquier zona del esqueleto pero las localizaciones más frecuentes son en la base del cráneo, los maxilares, el fémur, la tibia y las costillas.

Las lesiones en los huesos suelen manifestarse durante la infancia aunque si sólo afecta a un hueso puede que pase desapercibida sin ningún síntoma hasta los 20 o 30 años.

Puede provocar dolor en el hueso afectado y aparición de deformidad ósea con mayor posibilidad de que el hueso se fracture.

¿Cómo se puede detectar?

Para diagnosticar la displasia fibrosa se puede realizar una radiografía del hueso afectado en donde se aprecian imágenes de destrucción del hueso con un contorno nítido.

La gammagrafía permite localizar cuando existen múltiples lesiones las zonas afectadas evitando que puedan pasar inadvertidas por usencia de síntomas.

Publicidad

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

El principal tratamiento es mediante procedimientos ortopédicos para prevenir y corregir las deformidades y estabilizar las fracturas.

No hay un tratamiento ningún farmacológico específico para curar la enfermedad. Se pueden aplicar bisfosfonatos (Pamidronato o Alendronato) por vía oral o intravenosa para el tratamiento del dolor y reducir la posibilidad de fracturas.

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Apley and Solomon’s System of Orthopaedics and Trauma (10th Ed) 2018, Ashley W. Blom, David Warwick and Michael R. Whitehouse, ISBN: 978-1-4987-5167-4, Pag. 175. (Inglés)

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Problemas Traumatológicos

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Osteogénesis imperfecta
,
Osteomalacia
,
Raquitismo
,
Enfermedad de Ollier
Publicidad