Salud en el Hombre

Oligospermia

Salud en el Hombre
>
Oligospermia

¿Qué otros nombres tiene?

  • Oligozoospermia

  • Criptozoospermia

  • CIE-9: 606.1

  • CIE-10: N46.1

¿Qué es la oligospermia?

La oligospermia consiste en la presencia de un número anormalmente bajo de espermatozoides en el esperma.

El número normal de espermatozoides es de 20 millones por mililitro de semen. Si el recuento de espermatozoides es menor a dicha cantidad se denomina oligospermia y se considera que pueden existir problemas de fertilidad.

¿Qué tipos existen?

La oligoespermia se clasifica en:

  • Leve: Entre 5 y 20 millones de espermatozoides por mililitro
  • Moderada: Entre 1 y 5 millones de espermatozoides por mililitro
  • Severa: Menos de un 1 millón de espermatozoides por mililitro

Un caso especial de oligoespermia es la criptozoospermia. Se denomina así cuando la cantidad de espermatozoides es ínfima (por debajo de los 100.000 por cada mililitro de esperma).

¿Cuál es la causa que lo provoca?

La oligospermia puede tener su origen en muy diversas causas:

  • Obstrucción parcial de los conductos que llevan los espermatozoides desde los testículos a la uretra para ser expulsados mediante la eyaculación
  • Varicocele
  • Trastornos del epidídimo (Epididimitis)
  • Trastornos hormonales (Ej: Hipotiroidismo)
  • Traumatismos o inflamaciones en los testículos (Ej: prostatitis)
  • Alteraciones del semen por consumo de medicamentos, alcohol, tabaco o drogas

Sin embargo, en el 80% de los casos las causas son desconocidas.

¿Cómo se puede detectar?

El diagnóstico inicial es el espermiograma, un estudio de las características del semen del varón donde se realiza el recuento de espermatozoides por mililitro.

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

Si se puede determinar la causa que produce la oligospermia, se debe intentar solventarla para conseguir mejorar la producción de espermatozoides.

Si no se conoce la causa que lo produce y existe dificultad para concebir un hijo existen varias técnicas de fecundación asistida:

  • Inseminación artificial: Consiste en inyectar semen del varón dentro del útero de la mujer. La eficacia de la inseminación intrauterina es variable, pero debido a que se puede repetir varias veces, la tasa de embarazo aumenta con respecto a procedimientos naturales.
  • Fertilización in vitro: Consiste en facilitar la fusión del ovocito y del espermatozoide en el laboratorio en lugar de las trompas de falopio. Si los ovocitos incubados con espermatozoides fecundan serán transferidos a la cavidad uterina.
  • Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ISCI): Consiste en la inyección de un espermatozoide seleccionado directamente en el óvulo de la mujer. Dado su dificultad técnica y alto precio suele ser realizada en último lugar probando antes los otros dos tipos de técnicas.

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • The Diagnosis and Treatment of Male Infertility: A Case-Based Guide for Clinicians, Nabil Aziz and Ashok Agarwal, ISBN 978-3-319-56545-3. (Inglés)

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Salud en el Hombre
Publicidad
Publicidad