Dieta y Salud

de 10 Valoraciones

Dieta para la fiebre

Dieta y Salud
>
Dieta para la fiebre

¿Qué deberíamos saber?

En la fiebre ocurre que, por un lado, se halla aumentado el metabolismo corporal (existe un elevado consumo corporal) y, por otro lado, hay una disminución del aporte alimentario (el apetito se encuentra disminuido).

Si la crisis febril tiene un periodo breve de duración, el organismo recupera rápidamente todo lo perdido. Pero sí hay que preocuparse de dar una alimentación abundante en los casos en los que el estado febril se haga duradero.

¿Por qué se recomienda una comida fresca y rica en vitaminas?

Ante todo, hay que preocuparse de que el enfermo febril tenga suficiente aporte de líquidos, lo cual no es difícil ya que el enfermo suele tener sed. Con los jugos de frutas frescas, se aportará la cantidad suficiente de vitaminas cuyo consumo está elevado por la fiebre.

Estos jugos se pueden endulzar con abundante cantidad de azúcar, con lo que se suple el aporte necesario de hidratos de carbono.

¿Qué sería aconsejable en este caso?

Papillas y pudings con zumos de fruta o compota, sopas de leche o de frutas, jalea de maizena con zumo de frambuesas y grosella, huevos cocidos. El puré de patata debe prepararse con patatas cocidas con piel, sin sal, con leche fresca o caldo de verduras.

Completan este régimen alimenticio las verduras frescas, la carne magra tierna, las galletas y los bizcochos suaves y las frutas frescas (destacar las naranjas, las fresas y los pomelos).

¿Qué comidas no son recomendables?

Las comidas sazonadas (mucha sal), los alimentos grasos y de digestión difícil, tampoco conviene tomar demasiado pan.

La dieta debe ser de fácil asimilación, fresca y rica en vitaminas y sobre todo agradable al paladar, variada, preparada y servida apetitosamente.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Dieta y Salud
,
Enfermedades Infecciosas

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Fiebre en los niños
,
Convulsiones febriles
,
Vitaminas
Publicidad