PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Alergia Ocular. Conjuntivitis Alérgica
  • NoticiasDescubren por qué las personas con síndrome de Down sufren más enfermedades autoinmunesAnalizaron muestras del timo, un órgano linfático que se extrae para operar cardiopatías congénitas. Estudiaron la proteína AIRE, responsable de que los linfocitos T ataquen a virus, bacterias, hongos y parásitos. Estas personas tienen una expresión menor de esta proteína, que les predispone a sufrir enfermedades como la celiaquía, la diabetes o el hipotiroidismo....Los nacimientos prematuros son la primera causa de muerte en niñosEn la actualidad, la principal causa de muerte infantil en el mundo no es una enfermedad infecciosa, sino el parto prematuro. Cada año, 1,09 millones de niños menores de 5 años mueren por complicaciones relacionadas con haber nacido antes de las 37 semanas completas de embarazo. ...
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Tratamiento de la alergia ocular


    Fases del tratamiento
    • En la fase de aparición de síntomas utilizaremos colirios con medicamentos simpaticomiméticos y/o antihistamínicos, o a veces es necesario utilizar esteroides. Se utilizan de forma puntual durante unos días.
    • Para mantener la conjuntivitis estable y con pocos síntomas tenemos los estabilizadores del mastocito, los antiinflamatorios no esteroideos, y los antialérgicos/antihistamínicos. En este caso se utilizan durante temporadas como preventivos.
    • Como tratamiento de la etiología o de las causas hay dos posibilidades:
      • La evitación alergénica ó control ambiental.
      • La inmunoterapia o vacunas de alergia que se fundamenta en la alteración en la formación de Th2 a Th1.
    Medicamentos disponibles
    1. Estabilizadores de los mastocitos
      • El cromoglicato disódico al 4% 1 gota en cada ojo cada 6 horas es también beneficioso. Con este tratamiento si bien algunos pacientes refieren mejoría a las 24-48 horas del comienzo de su administración, su máximo efecto generalmente no se alcanza hasta los 10-14 días. La medicación en general es bien tolerada y carente de efectos secundarios. Además, un efecto benéfico extra es producido en los síntomas de rinitis, al drenar el CGDS oftálmico en las fosas nasales a través de los conductos lagrimales.

      • El nedocromil sódico al 2% administrado tan sólo 2 veces al día presenta al menos la misma eficacia que el CGDS 4%, 4 veces al día en la conjuntivitis alérgica estacional. Este presenta un rápido inicio de acción y un perfil de seguridad similar a la del CGDS. Además, el nedocromil 4 veces al día resulta ser más eficaz que el CGDS en las conjuntivitis alérgica perenne.

      • La lodoxamida 0,1% administrada 4 veces al día, aunque inicialmente utilizada sólo para la KCJV,CJPG y KCJA, también resulta útil en la CJA, siendo incluso más eficaz que el CGDS 4% y con un perfil de seguridad bueno. La mejoría comienza a manifestarse generalmente a los 3 días, aunque pueden ser necesarias unas 4 semanas para conseguir su efecto máximo.

    2. Antinflamatorios no esteroideos (AINEs)
    3. El ketorolaco 0,5% y el pranoprofeno 0,1% son antiinflamatorios no esteroideos tópicos que parecen tener algo de eficacia para aliviar el prurito ocular en la conjuntivitis alérgica. Se ha sugerido que actúan por inhibición de la síntesis de prostaglandinas (en la secreción lacrimal), que son capaces de inducir prurito; no obstante, su efectividad es pobre. Se suelen asociar a otros tratamientos preventivos.

    4. Antihistamínicos tópicos
      Dentro de los antihistamínicos tópicos podemos describir dos grandes grupos:

      • antihistamínicos tópicos clásicos
      • antihistamínicos tópicos de última generación

      Los Antihistamínicos tópicos clásicos locales están generalmente asociado a los vasoconstrictores descongestivos del tipo de los adrenérgicos, donde la acción farmacológica está dirigida a controlar la picazón (acción antihistamínica) y la congestión conjuntival (acción vasoconstrictora).
      Dentro de este grupo podemos cifrar fundamentalmente las siguientes asociaciones: antazolina-nafazolina, y feniramina-nafazolina. Presentan un rápido comienzo de la acción, pero su efecto es poco duradero y limitado, por lo que requieren frecuentes y continuas instilaciones diarias. Su acción sobre las manifestaciones de la conjuntivitis alérgica es más potente que la que ejercen los antihistamínicos sistémicos, pero pueden provocar aumento de la presión intraocular, ojo seco, dependencia y efecto rebote vascular (hiperemia).

      Los Antihistamínicos tópicos de última generación: En los últimos años, se han desarrollado una serie de antihistamínicos de uso tópico cuyo efecto farmacológico ha sido significativamente mayor al observado con los antihistamínicos clásicos. Estas drogas de última generación pueden a la vez, dividirse en dos subgrupos:

      • Antihistamínicos de monoacción (sólo acción antihistamínica)
      • Antihistamínicos de acción dual (acción antihistamínica y acción estabilizadora del mastocito)

      El principal mecanismo de los antihistamínicos de monoacción es el de bloquear los receptores histamínicos (fundamentalmente H1). Dentro de este grupo están:

      • La Azelastina (Afluón®). Es un derivado de la derivado de ftalazinona En nuestro país esta disponible para su uso tópico en spray nasal para la rinitis alérgica y en colirio para la conjuntivitis alérgica. Ha demostrado eficacia en el control de los síntomas de la conjuntivitis comparable a la de varios antihistamínicos sistemicos, siendo la disgeusia --alteraciones en la percepcion del sabor-- el efecto adverso mas comunicado.
      • La Levocabastina 0.5%. La Levocabastina 0.5% es un derivado 4-arilcicloexilpiperidínico. Es un antihistamínico de monoacción indicado para el tratamiento de la conjuntivitis alérgica aguda ya que es efectivo en la reducción de la hiperemia y del prurito asociado a esta patología. Su dosis tópica es de 4 instilaciones diarias. Como reacciones adversas se ha reportado fundamentalmente el ardor en el momento de su instilación. Está indicado para ser utilizado en niños desde los 12 años de edad.

      Recientemente se han incorporado a la farmacopea oftalmológica agentes antihistamínicos con acción estabilizadora sobre el mastocito. Estos antihistamínicos de acción dual, permite controlar los signos y síntomas de la conjuntivitis alérgica en su fase aguda, así como también prevenir la respuesta degranulatoria del mastocito a largo plazo. Dentro de este grupo encontramos al Fumarato de Ketotifeno 0.05%.
      El Fumarato de Ketotifeno 0.05% deriva de la ciproheptadina, un antagonista de la serotonina. Su uso clínico ha sido ampliamente estudiado en el asma bronquial.
      Presenta acción antihistamínica a través de un mecanismo de antagonismo no competitivo y no selectivo, y su función como estabilizador del mastocito es comparable a la del Cromoglicato sódico en pacientes asmáticos. Su dosis como antihistamínico tópico en oftalmología es de 2 a 4 instilaciones diarias. Su eficacia se incrementa a concentraciones del 0.1%, pero esta concentración aumenta significativamente sus efectos adversos. No existen hasta la fecha estudios ni antecedentes que indiquen su uso como antihistamínico tópico en niños.

    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Francisco Javier Valle Torres
    Oftalmólogo (Málaga)
    Jesús Costa Vila
    Oftalmólogo (Barcelona, Esplugues de Llobregat)
    Gonzalo Castiella Acha
    Oftalmólogo (Bilbao, Getxo)
    Clinica Ocudermic
    Dermatólogo, Oftalmólogo (Pamplona)
    Manuel Dolcet Cort
    Oftalmólogo (Sitges, Barcelona, Vilanova i la Geltru)
    Sara Gonzalez Fernandez
    Oftalmólogo (Gijon)
    Rafael Gil Piña
    Oftalmólogo (Huelva)
    Gumersindo Rodríguez Vicente
    Oftalmólogo (Salamanca)
    C. Inter. De Oftalmología Avanzada Prof. Fernández-vigo
    Oftalmólogo (Badajoz)
    PUBLICIDAD