Alergias

Alergia al anisakis simplex

Alergias
>
Alergia al anisakis simplex

¿Qué otros nombres tiene?

¿Qué es la alergia al anisakis simplex?

La alergia al anisakis o anisakiasis es una respuesta de rechazo de nuestro organismo (anafilaxia) al anisakis presente en el pescado.

La anafilaxia es una reacción frente a una determinada sustancia (alérgeno) con la que entramos en contacto principalmente por ingestión, pero también puede darse por contacto o incluso por inhalación.

El anisakis tiene diversas proteínas que son capaces de producir sensibilizaciones alérgicas. Las proteínas de estos parásitos son las que en ciertas personas producen una reacción alérgica (picor, ronchas en la piel, urticaria y angioedema).

Como es una alergia al parásito y no al pescado se debe evitar la ingesta del parásito, para lo cual hay que tener garantías de que el pescado no está contaminado por anisakis.

¿Qué evolución clínica tiene?

Los síntomas más frecuentes y ante los cuales se debe acudir al especialista son:

  • Erupción
  • Picor cutáneo
  • Dificultad respiratoria

A veces el cuadro es más intenso con bajada de tensión arterial y pérdida de conciencia.

No siempre ocurre de forma inmediata tras comer pescado infestado, pueden pasar horas desde el contacto hasta la aparición de síntomas.

¿Cómo se puede detectar?

Si la clínica y la asociación de causa efecto (comer pescado y alergia) se han podido comprobar o sospechar, se deben hacer unas pruebas alérgicas en prick test en la piel, lo cual es bastante fiable.

Por otro lado, se realiza un análisis en sangre de IgE específica a anisakis simple, que si es muy alto (> 20 UI/ml) confirma el diagnóstico.

Si es más bajo también puede llegar a confirmarse el diagnóstico de acuerdo con la prueba cutánea y la clínica.

¿Cómo puedo prevenirme?

El anisakis puede estar presente en pescados y cefalópodos.

Las recomendaciones generales para prevenirse son:

  • No comer pescado crudo en todas sus variedades (marinado, ahumado, en vinagre, especialidades de cocina japonesa, etc.). Los pescados de más riesgo son los boquerones en vinagre y los pescados a la plancha o asados a fuego bajo.
  • Inspección del pescado antes de cocinarlo para detectar parásitos y, si están presentes, desecharlo.
  • Se debe eviscerar el pescado para evitar el paso masivo de larvas al músculo.
  • El pescado se debe de congelar a -20ºC durante 3 días o cocinar a 60º C durante 10 minutos, para destruir las larvas.
  • No comer pescado fresco o de la zona de la cabeza, sin congelar.
  • Sólo se debe comer la parte de los lomos, después de la congelación.

El pescado congelado y muy cocinado (frito o cocido) no supone ningún riesgo.

Los mariscos crustáceos (langosta, langostino, gamba, etc.) pueden estar igualmente contaminados.

Los mariscos bivalvos (ostra, almeja, mejillón) es muy raro que puedan estar contaminados.

foto de Dr. Ignacio Antépara Ercoreca
ESCRITO POR

Dr. Ignacio Antépara Ercoreca

Fecha de revisión: 12-04-2019

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Allergy, 4th Edition. Stephen T. Holgate, Martin K. Church, David H. Broide, Fernando D Martinez. 2012. ISBN: 9780723436584 Capitulo 5 Pag. 126. (Ingles)
  • Tratado de Alergología (2ª Ed), I. J. Dávila González, I. Jauregui Presa, J. M. Olaguibel Rivera, J. M. Zubeldia Ortuño, ISBN: 978-84-16270-81-1, Pag. 1279.

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario