PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Melanoma
  • Protectores Solares. Fotoprotección
  • Síndrome de Cowden
  • Cómo tomar el sol
  • NoticiasUsar el teléfono móvil puede triplicar el riesgo de padecer un tumor cerebralPersonas que llevan más de 25 años utilizando teléfonos móviles o inalámbricos tienen el triple de riesgo de desarrollar un tumor como el glioma. La probabilidad de desarrollar este tumor crece después de sólo un año de uso. No se observó una asociación similar con otros tumores cerebrales malignos....Morderse las uñas y las cutículas es una mala costumbre que esconde riesgosLos expertos avisan de que la cutícula sirve como protección frente a traumatismos y posibles infecciones. Morderse las uñas de forma muy agresiva puede producir la lesión de la matriz de la uña, que está debajo de la cutícula y del tejido periungueal. Si esa matriz se daña, no tiene ninguna capacidad de reparación y se trata de una alteración irreversible. ...
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Carcinoma basocelular de piel


    Definición

    El carcinoma basocelular es un tumor maligno de la piel, y que es el más frecuente de los tumores que pueden aparecer en el ser humano.

    Sin embargo, su comportamiento es poco agresivo y sólo local, sin diseminarse a distancia casi nunca, lo que unido a un lento crecimiento, permite su reconocimiento temprano y un tratamiento efectivo en la mayoría de los casos.

    Factores de riesgo

    El factor de riesgo para sufrirlo es la exposición elevada a la radiación ultravioleta presente en la luz solar, y que la piel tenga una mayor sensibilidad a este tipo de radiación. Por ello, es mas frecuente en personas de raza blanca, rubias y de piel blanca, sin que haya diferencias entre sexos.

    Por ello es frecuente que aparezca en personas ancianas, que acumulan largos años de exposición a la luz solar, y en zonas que han permanecido descubiertas, como las manos, la cara y el cuello. Una zona especialmente frecuente de presentación es en la nariz.

    Su reconocimiento es relativamente sencillo, ya que aunque su presentación clínica es variada (puede aparecer en forma de diferentes lesiones; tipo nódulo, placa superficial, o incluso una pequeña ulcera), en todo los casos la lesión va creciendo progresivamente, lo que debe hacernos sospechar que puede tratarse de un carcinoma basocelular.

    Si está expuesto al roce, puede sangrar.

    Diagnóstico

    Para su diagnóstico se toma una muestra (biopsia) de la lesión para su análisis.

    Una técnica que también puede ser utilizada es el raspado de la lesión y el análisis de su citología. Es más rápido y menos agresivo, y parece que su rendimiento es similar al de la biopsia.

    Mediante el adecuado diagnóstico anatomopatológico se procede a diferenciar al carcinoma basocelular de otras lesiones que se le parecen, como algunas verrugas, el carcinoma espinocelular, el queratoacantoma, nevus y melanomas.

    Tratamiento

    Respecto a su tratamiento no debe demorarse a pesar de su lento crecimiento, día que tiende a crecer en profundidad y cuanto más tiempo pase, la extirpación del tumor más daño producirá a los tejidos adyacentes.

    Existen muchos tipos de tratamientos posibles, de menos a más agresivo, y hay que tener en cuenta muchos factores, entre ellos, la edad y el estado de salud del paciente, así como las enfermedades asociadas que tenga (comorbilidad).
    También es importante la localización del tumor y su tamaño. Normalmente el tumor tiene tendencia a recurrir si no se extirpa totalmente (en algunos tipos más que en otros, incluso con cirugía), lo que condiciona también la elección del tratamiento.
    La extirpación completa de la lesión mediante la intervención quirúrgica es una opción que permite la eliminación, normalmente total, del tumor. Dependiendo del tamaño, tipo y su localización puede conseguirse un resultado estético aceptable.
    La micrográfica de Mohs es un tipo de técnica quirúrgica en la que se van eliminando capas del tumor, analizando si se ha eliminado todo o no. Permite cirugía menos agresiva con los tejidos que rodean al tumor.

    No en todos los casos es posible hacerla, y se suele reservar para lesiones localizadas en situaciones difíciles, o en tumores que por su forma y extensión impiden reconocerlos correctamente durante el acto quirúrgico.
    En lesiones pequeñas y localizadas se puede utilizar la electrocoagulación o el uso del láser de CO2.

    Otra opción de tratamiento es la utilización de la crioterapia, que sólo es posible en lesiones pequeñas.

    La radioterapia ha dejado de utilizarse, ya que produce efectos secundarios a largo plazo. En pacientes ancianos de edad avanzada con alta comorbilidad, puede ser una opción ya que sus efectos secundarios no tendrán tiempo para aparecer, y es una técnica poco agresiva.
    También puede tratarse sin cirugía mediante la utilización de fármacos inmunomoduladores tipo imiquimod utilizado tópicamente (directamente sobre la lesión). Actúan potenciando la respuesta inmune local, que al activarse eliminará teóricamente el tumor. Evidentemente es más efectiva en tumores superficiales y que tamaño.

    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Estefania Barrera Serrano
    Logofoniatra, Logopeda (Almagro)
    PUBLICIDAD