PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Ojos secos
  • Dolor de ojos
  • Conjuntivitis alérgica
  • Inflamación del párpado
  • Conjuntivitis
  • NoticiasEl cloro y el sol, un riesgo para la salud de los ojos en veranoEl aire acondicionado, los ambientes secos y la contaminación también. La radiación solar puede provocar síndrome de ojo seco, cáncer de párpado, cataratas o el llamado 'pterigium' de la córnea. La transmisión de rayos UVA es más alta en los niños....Adiós a los moratones en ocho pasosEl tiempo de cura del hematoma depende del tamaño que tenga. Aunque no existe un sistema mágico que los elimine en un momento, hay diversos métodos para sanarlo, entre los que se encuentran poner hielo, no practicar ejercicio y la exposición solar controlada, entre otros....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Ojos rojos


    Otros nombres
    • Eritema conjuntival

    • Hemorragias conjuntivales

    Definición

    Los ojos rojos se pueden ver en dos situaciones:

    • una cuando los vasos sanguíneos de la conjuntiva se encuentran dilatados y por ello aparecen más rojos por la presencia de un mayor flujo sanguíneo (inyección conjuntival),
    • otra situación es cuando aparecen manchas de color sangre por pequeñas hemorragias que persisten dentro de la conjuntiva (hemorragia subconjuntival).
    Inyección conjuntival

    Cuando los ojos aparecen rojos por exceso de vasos sanguíneos y muy dilatados la conjuntiva aparece roja en vez de tener su color blanquecino. En estos casos las causas pueden ser intrascendentes como un traumatismo local, una irritación por aire contaminado o bien puede ser secundario a conjuntivitis alérgicas, conjuntivitis infecciosas o por otras enfermedades subyacentes como pueden ser:

    • Abrasión corneal
    • Blefaritis
    • Iritis
    • Objetos extraños en la córnea y en la conjuntiva
    • Ulceras e infecciones corneales
    • Uveítis.
    Hemorragia conjuntival

    En el caso de una hemorragia subconjuntival, aparecen manchas de color sangre en forma de mapa por la dispersión de la sangre al salir de los vasos sanguíneos, suele presentarse espontáneamente y por ello las personas se dan cuenta por sorpresa sin ver el posible inicio del proceso. Estas hemorragias no suelen tener importancia y se deben en la mayoría de los casos a esfuerzos físicos, accesos de tos bruscos, uso de medicamentos anticoagulantes, o sin causa aparente. Estas pequeñas hemorragias desaparecen espontáneamente en algunos días.

    Tratamiento

    Se recomienda descansar los ojos, no rascarlos, y esperar unos días, si no desaparece el problema acudir a su oftalmólogo.