PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Medicina de Sentido Común
  • NoticiasLa salud se pone de moda en el trabajoLos hábitos saludables aumentan la productividad de la plantilla y reducen las bajas, además de mejorar las relaciones entre los trabajadores haciendo que desempeñen su labor de una forma más eficaz....Los hospitales tendrán el control sobre la vacuna de la varicelaSanidad acuerda que sea de uso hospitalario y no se podrá adquirir en las farmacias bajo ningún pretexto....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Tétanos


    Definición

    Una de las complicaciones más temibles de cualquier corte, laceración, mordedura u otro tipo de herida, incluso pequeña, es la infección por tétanos. Puede desarrollarse días o incluso semanas después de la herida, dando lugar a una rigidez de los músculos de la mandíbula y de otros músculos, y puede llegar incluso a las convulsiones y a la incapacidad para respirar.

    Causas: la fuente de la infección

    La bacteria del tétanos generalmente se encuentra en el suelo, pero puede estar prácticamente en cualquier sitio. Si sus esporas entran en una herida más allá del alcance del oxígeno, germinan y producen una toxina que interfiere con los nervios que controlan los músculos. Una infección de tétanos es seria, y puede acabar en la muerte si no se ha inmunizado uno previamente.

    Sin embargo, la infección por tétanos es evitable si se siguen una serie de pasos preventivos. Consulte a su médico inmediatamente si presenta cualquier corte o herida. Si ya fue usted vacunado del tétanos hace muchos años, su médico le dará probablemente una dosis de recuerdo de la vacuna; a continuación su organismo fabricará rápidamente los anticuerpos necesarios para protegerle contra el tétanos. Si no ha recibido inyecciones para el tétanos previamente, el médico puede administrarle la inmunoglobulina antitetánica que le va a dar inmediata protección, pero sólo para unas pocas semanas. Así mismo, es muy importante limpiar la herida con cuidado, quitar todos los restos de tejido muerto y dejarla abierta sin tiritas ni puntos para que el aire pueda alcanzar todas las partes de la herida (recuerde que el aire mata la bacteria del tétanos). Varios antibióticos pueden ayudar a eliminar también la bacteria del tétanos, pero ello no servirá de nada si no se ha tratado adecuadamente la herida y si no se ha usado una dosis de inmunoglobulina.

    Prevención

    La inmunización activa es vital para todo el mundo antes de que ocurra cualquier lesión. La vacuna del tétanos generalmente, se da a los niños dentro de la llamada D.T.P. (que incluye además vacunación contra la difteria y la tosferina). Harán falta, posteriormente, dosis de recuerdo de tétanos cada 10 años o en el momento en que ocurra una lesión mayor.