Consejos de Salud

Heridas menores

Consejos de Salud
>
Heridas menores

¿Qué deberíamos saber?

Los cortes, rozaduras o heridas menores no suelen requerir atención en Urgencias. Es esencial, sin embargo, tratar adecuadamente la infección u otras complicaciones de las mismas. A continuación se indican unos cuantos pasos a seguir en el control de heridas menores.

¿Cuál es el procedimiento de control de heridas menores?

  1. Parar la hemorragia. Se hace aplicando presión con un apósito seco o empapado en algún producto hemostático (agua oxigenada).
  2. Si el sangrado es persistente y continúa después de varios minutos de ejercer presión sobre la zona, buscar inmediatamente cuidado urgente.
  3. Mantener la herida limpia. Lavar la zona de la herida con agua y jabón, quitando toda suciedad de los bordes de la herida. También se puede aplicar una solución antiséptica local. A continuación debe cubrirse la herida con un vendaje protector a menos que el corte sea en la cara, en cuyo caso se deja al aire con una simple capa de antiséptico.

¿Cuándo se necesitan puntos?

Una herida puede requerir puntos para juntar los bordes de la misma y para la cicatrización correcta. A veces puede evitarse el uso de puntos de sutura con una tira o dos de cinta adhesiva quirúrgica (Steri- strips®).

¿Cuáles son los síntomas de peligro de las heridas menores?

Si la herida aparece inflamada, es decir, tumefacta y enrojecida, o si rezuma pus u otros líquidos, consulte con su médico, ya que puede existir una infección que requiera tratamiento adicional.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Consejos de Salud
Publicidad