Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 8 Valoraciones

Hace años tuve fiebre tifoidea pero todavía no me he recuperado del todo

Pregunta

Hace dos años tuve fiebre tifoidea y fue tratada con antibióticos.

Este año tuve una recaída siendo más graves los síntomas. El tratamiento lo terminé hace dos meses y todavía no me siento bien.

Me gustaría saber que profesional trata esta enfermedad para que pueda informarme mejor.

Respuesta

La fiebre tifoidea es una enfermedad de distribución mundial que afecta principalmente a comunidades con infraestructuras sanitarias deficientes y con malos hábitos higiénicos.

La enfermedad es producida por la Salmonella typhi, se propaga por la vía digestiva a través de agua y alimentos contaminados con las heces u orina de enfermos o portadores. Debe mantener una higiene muy estricta con los vasos, cubiertos, alimentos del paciente. Además de una higiene del baño donde orina o hace de vientre.

Es una enfermedad infecciosa sistémica provocada por Salmonella typhi, caracterizada por fiebre, postración, dolor abdominal y erupción rosada de la piel. Se transmite a través de la comida contaminada por los portadores sanos durante su preparación, aunque las moscas también pueden propagar la bacteria desde las heces al alimento.
Publicidad

El padecimiento de la infección, clínicamente manifiesta o no, o la inmunización activa confiere inmunidad específica relativa, insuficiente para proteger contra la ingestión de un alto número de microorganismos. Se pueden dar recidivas, que pueden ser de menor intensidad.

El período de incubación es de 1 a 2 semanas, tras las que aparecen de forma gradual fiebre, dolor de cabeza y articulaciones, estreñimiento, dolor abdominal y falta de apetito.

En algunos casos puede no presentarse claramente la fiebre. La fiebre se mantiene alta (39-40º C) durante otras 1 ó 2 semanas, y en 1 de cada 10 pacientes aparecen brotes de manchas rosadas en el tronco (roséola).

Finalmente, al evolucionar las lesiones en el intestino, aparece diarrea abundante con sangre. Al recuperarse no es raro que persistan algunos síntomas inespecíficos como los que cita ya que la convalecencia puede durar meses.

Una vez superada la fase aguda de la enfermedad, aproximadamente un 3% de las personas que la sufren quedan en situación de portador crónico. Los portadores crónicos eliminan de forma persistente más de un millón de bacilos por cada gramo de heces.
Publicidad

Es más frecuente el estado de portador crónico en ancianos o en personas con enfermedades de la vía y vesícula biliar, en especial colelitiasis (cálculos biliares).

El tratamiento para la erradicación de Salmonella typhi en portadores crónicos puede resumirse en dos grupos de medidas:

1.-Tratamiento antibiótico: Los portadores crónicos de Salmonella deben recibir tratamiento antibiótico. Los antibióticos más recomendables son el Ciprofloxacino (500mg cada 12 horas durante 4 semanas) o el Ofloxacino (200mg cada 12 horas durante 4 semanas).
Publicidad

Como alternativa se pueden emplear el Trimetroprim-Sulfametoxazol (160/800mg cada 12 horas durante 6 semanas) o Amoxicilina (100 mg al día durante 6 semanas). Antes de iniciar ningún tratamiento antibiótico hay que confirmar el diagnóstico de portador crónico de Salmonella mediante la realización de coprocultivos y el tratamiento debe ser siempre realizado bajo control médico.

2.-Corrección de factores que favorecen el estado de portador crónico:

2. a.-En caso de portadores crónicos digestivos el factor más frecuentemente encontrado son los cálculos biliares, de forma que Salmonella typhi se concentra en la vesícula biliar y hay que recurrir a su extirpación (éste parece ser el caso de su padre).

La presencia de parásitos intestinales o de otras malformaciones o defectos anatómicos intestinales puede ser, menos frecuentemente, la causa de que Salmonella queda acantonado, por lo que hay que estudiar la existencia de alguno de estos predisponentes.

2. b.-En ocasiones los portadores crónicos eliminan Salmonella typhi en la orina. En estos casos, suele encontrase nefrolitiasis (piedras en el riñón) como factor favorecedor para la infección.

Más raramente la Salmonella puede acantonarse en la vejiga urinaria si existe infección por un parásito vesical llamado Schistosoma, aunque esto es infrecuente.

A pesar de todo, hay algunos pacientes en los que, a pesar de haber solucionado los problemas anatómicos predisponentes (por ejemplo, quitar la vesícula si hay cálculos biliares) y haber dado una pauta correcta de antibióticos durante 4 semanas, persiste la infección crónica por Salmonella typhi.

En estos casos las herramientas terapéuticas que nos quedan consisten en pautas prolongadas de tratamiento antibiótico, aunque no existe evidencia clara sobre la duración más recomendable o sobre los beneficios de combinar antibióticos diferentes.
foto de Dr. José Antonio Zumalacárregui
RESPONDIDA POR

Dr. José Antonio Zumalacárregui

Fecha de revisión: 21/06/2018

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario