Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Mi esposa está embarazada y presenta condiloma perianal. En caso de afectar a la vagina ¿Podría tener problemas con su embarazo?

Pregunta

Mi esposa presenta desde hace dos meses condiloma perianal y en el seguro social le indicaron usar Nitrofurasol y Nistatina. Nos aseguraron que su embarazo no resultaría afectado por dichos síntomas.

Sin embargo, al atender al especialista, la doctora aseveró que si los condilomas estaban dentro de la vagina, el embarazo podría sufrir alguna alteración. ¿Cómo puedo saber si esto es verdad y que debo hacer?

Respuesta

En su pregunta se juntan varios factores que hacen un poco difícil responder de forma definitiva.

Para empezar, la Nistatina es un antifúngico y, sin embargo, nada nos comenta de que su esposa tenga una infección por hongos-levaduras, sino más bien una infección viral causante de las lesiones condilomatosas. Además, el Nitrofurasol, aunque en nuestro país se llama de otra manera pudiendo corresponder a la Nitrofurantoína, se utiliza para el tratamiento de las infecciones urinarias y tampoco se nos comenta que su esposa la tenga. Sea como fuere, tampoco sirve para el tratamiento de las lesiones condilomatosas. Quizás le hayan recomendado ambas terapias en un intento por dar una cobertura al tratamiento de base que más abajo comentaremos.
Publicidad

Es difícil mencionar una determinada actitud a tomar desde aquí cuando ni siquiera nos revela (entre otros factores):
  • La edad de su esposa y las circunstancias del embarazo, como complicaciones habidas hasta ahora, crecimiento fetal, nutrición materna, etc.
  • El tiempo de gestación de su esposa.
  • Si las lesiones son únicas o múltiples.
  • Si afectan a la vagina y al cérvix uterino.
  • Si la citología cervical es normal o patológica.
  • Si se ha realizado colposcopía y vulvoscopía para la determinación exacta de las lesiones que menciona.
  • Si tenía antecedentes de infección por Papiloma virus-HPV en el pasado.
  • Si se practicaba chequeos ginecológicos y cuál era el resultado del último antes de iniciarse la gestación.
Como ve, todos esos datos son importantes a la hora de determinar un adecuado y preciso juicio clínico sobre el tema que nos consulta.
Publicidad

En cualquier caso, le diremos que el tratamiento de las lesiones condilomatosas, en general al menos, debe ser muy agresivo localmente y se preconiza la destrucción local de la lesión de forma quirúrgica, incluso con láser de ser este un elemento disponible en el centro donde traten a su esposa.

Finalmente, para terminar de responderle, la aparición de esas lesiones no tiene porque condicionar la salud de la gestación ni, mucho menos, del niño en desarrollo. Si el tratamiento se completa y no recidivan, ni la citología demuestra mayores daños, incluso en determinadas circunstancias podría permitirse el parto vía vaginal. De este último extremo, permítanos la mayor de las reservas, dado que para definirnos tendríamos que explorar las lesiones, la vagina y comprobar la evolución seguida en el caso de que existieran lesiones a nivel vaginal o cervical. Nada de eso podremos hacer desde aquí.
Publicidad

Por tanto, déjenos que le estimulemos a mantener un estrecho contacto con su experto en infecciones víricas, con el especialista en ginecología encargado del caso, que seguro que planifica una adecuada pauta de terapia destructora de las lesiones de cara a minimizar el daño, no solo presente sino futuro, de los órganos genitales de su esposa. La vigilancia para el futuro, aún después de finalizado el tratamiento e incluso el embarazo, será fundamental.
foto de Dr. José Luis Neyro Bilbao
RESPONDIDA POR

Dr. José Luis Neyro Bilbao

Fecha de revisión: 16/04/2018

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario