Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

¿Qué debo hacer para saber qué tipo de psoriasis sufro y si se puede curar totalmente?

Pregunta

Me gustaría que alguien me dijera el proceso a seguir para saber que tipo de psoriasis tengo y saber si es crónica, o si hay casos en los que se puede llegar a eliminar por completo.

Respuesta

Realmente no ofrece muchos datos para que le pueda responder con precisión a su caso concreto, pero le voy a explicar algunas ideas sobre su enfermedad que espero que le resulten útiles.

En primer lugar, creo que merece la pena insistir en una serie de datos sobre la psoriasis que usted ya conocerá, pero que en mi experiencia merece la pena repetir de vez en cuando a los pacientes para que no duden de lo que realmente se conoce de la enfermedad y de lo que pueden esperar de su tratamiento.
Publicidad

La psoriasis es una enfermedad muy frecuente (entre el 1 y el 2% de la población), es de origen desconocido y, aunque no es algo obligado, es más probable padecerla si en los antecedentes de la familia hay alguien que lo haya padecido.

La enfermedad consiste en presentar la piel más gruesa de lo habitual en algunas zonas del cuerpo, lo que se traduce en la presencia de una piel elevada, de color rosado y con escamas en su superficie. No es contagiosa y es rarísimo padecer problemas graves como consecuencia de la enfermedad. La mayoría de los pacientes con psoriasis tienen las lesiones localizadas en los codos, las rodillas y el cuero cabelludo. Sólo en un pequeño porcentaje de los que padecen psoriasis, se extienden las lesiones a otras partes del cuerpo formando lesiones más o menos extendidas por la superficie corporal.
Publicidad

La evolución de la psoriasis es crónica, con períodos de mejoría muchas veces relacionados con la exposición al sol en verano y otras de empeoramiento coincidiendo con épocas de estrés, disminución de las defensas del organismo por padecer alguna infección o, en muchas ocasiones, sin encontrar una causa que la justifique.

En la actualidad, no existe ningún tratamiento en ninguna parte del mundo que elimine la enfermedad para siempre. Creo que merece la pena insistir en este punto porque, al igual que ocurre con otras enfermedades que no tienen ningún tratamiento definitivo, existen muchos desaprensivos con pocos escrúpulos que prometen curaciones casi milagrosas sin ningún fundamento científico y que además de vaciar los bolsillos de los que se ponen en sus manos, llevan a la desesperación de muchos pacientes cuando comprueban que no se cumplen las promesas iniciales de curación definitiva.
Publicidad

Pero una vez conocidos estos puntos no significan que no existan tratamientos. Existen muchos y variados, pero hay que enfocarlos desde un punto de vista realista, buscando mejorías e incluso desaparición de las lesiones durante periodos más o menos largos.

En general, cuando las lesiones están presentes únicamente en pequeñas partes de la superficie corporal, se eliminan total o parcialmente con la aplicación de cremas y pomadas casi siempre con corticoides o con derivados de la vitamina D. Hay que seguir los consejos del dermatólogo para disminuir las posibilidades de padecer efectos secundarios con estos tratamientos. Es importante mantener la piel hidratada para disminuir la descamación y la tirantez típica de las zonas afectadas. Muchas veces, cuando se realizan los tratamientos durante varias semanas o meses seguidos, dejan de tener el mismo efecto que al inicio y por ello es muy frecuente cambiar a otros tratamientos que recuperan el efecto inicial.

Casi todos los pacientes con psoriasis mejoran con la exposición de la piel afectada al sol y, cuando esto no es posible, a otras fuentes de radiaciones de luz ultravioleta (del tipo B-UVB o del tipo A-UVA) que resultan más efectivas si se añade una medicación (psoralenos) que potencia los efectos de los rayos UVA (psoralenos + UVA, también llamado PUVA).

Cuando las lesiones son muy extensas y no se pueden controlar con tratamientos tópicos (cremas, pomadas) o la exposición al sol o las otras fuentes de luz ultravioleta que he mencionado, se pueden utilizar medicaciones por vía oral como el Acitretin, el Metotrexate y la Ciclosporina. En estos casos hay que vigilar atentamente la posibilidad de efectos secundarios de estas medicaciones, por lo que resulta más indispensable si cabe el ponerse en manos de dermatólogos con experiencia en el manejo de estos medicamentos.

En resumen, me gustaría transmitirle un mensaje de optimismo. Aunque ya le he comentado que no existe ningún tratamiento que lo elimine de manera definitiva, existen varios que, manejados por médicos experimentados, consiguen en la mayoría de los casos, mantener la enfermedad sin apenas actividad o ausente durante temporadas sin que ésta resulte muy molesta y sin consecuencias estéticas importantes.

foto de Dr. Jesús Gardeazabal García
RESPONDIDA POR

Dr. Jesús Gardeazabal García

Fecha de revisión: 22/06/2018

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario