Enfermedades pulmonares

Asbestosis

¿Qué otros nombres tiene?

  • Neumonitis por hipersensibilidad al asbesto

  • CIE-9: 501

  • CIE-10: J61

¿Qué es la asbestosis?

La asbestosis es una neumoconiosis producida por la inhalación de fibras de asbestos.

Aparece como consecuencia de la exposición prolongada a grandes cantidades de asbesto, un material fibroso que en el pasado se usó ampliamente en la construcción, el aislamiento y la fabricación.

Cuando se inhala el asbesto, las fibras penetran en las vías respiratorias e irritan e inflaman el tejido pulmonar provocando una inflamación crónica y progresiva de los pulmones.

En la asbestosis avanzada, los pulmones se endurecen y aparecen pequeños agujeros en los mismos.

¿Qué incidencia tiene?

La asbestosis es más común en hombres mayores de 40 años que han trabajado en profesiones que utilizaban el asbesto.

Las personas que fuman o beben excesivamente tienen mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad.

¿Por qué se produce?

La causa principal de la asbestosis es haber estado expuesto a los asbestos de forma prolongada durante al menos 10 años.

Existen dos grupos de asbestos:

  • Serpentinas: tienen fibras rectas. El más común de este grupo es el crisotilo o amianto blanco.
  • Anfíboles: tienen fibras curvadas. Entre los principales asbestos de este grupo se encuentran:
    • Amosita o asbesto marrón
    • Crocidolita o asbesto azul
    • Antofilita o asbesto amarillo
    • Tremolita
    • Actinolita

Los trabajos que solían usar asbestos y por tanto eran más proclives a padecer asbestosis eran los sectores relacionados con los frenos de coches, aislamientos de calderas, fontanería, equipamientos eléctricos, materiales resistentes al fuego, pinturas, plásticos y rehabilitación de barcos y edificios antiguos.

El asbesto más utilizado en la industria es el crisotilo (95%), seguido de la crocidolita y la amosita.

La asbestosis no es enfermedad contagiosa.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Los síntomas de la enfermedad generalmente aparecen entre 15 y 20 años después de la exposición inicial al asbesto.

El primer síntoma de asbestosis suele ser dificultad para respirar después de realizar alguna actividad física y tos seca.

A medida que la enfermedad avanza aumenta el daño pulmonar y se produce dificultad para respirar incluso cuando el paciente está en reposo. Son comunes las infecciones respiratorias, la tos con sangre, así como la hinchazón de los pies, tobillos o manos.

Otros síntomas de asbestosis avanzada incluyen:

  • Dolor en el pecho
  • Ronquera
  • Dificultad para dormir
  • Malformaciones en los dedos

La asbestosis puede acarrear ciertas complicaciones como:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Colapso pulmonar
  • Pleuresía (inflamación de la membrana que protege el pulmón)

¿Cómo se puede diagnosticar?

Para el diagnóstico pueden ser adecuadas las siguientes pruebas:

  • Rayos X: pueden mostrar sombras o manchas en los pulmones características de las asbestosis.
  • Análisis de sangre: se utilizan para medir las concentraciones de oxígeno y dióxido de carbono.
  • Pruebas de función pulmonar: para evaluar la capacidad del paciente para inhalar y exhalar
  • Tomografía computarizada (TC) de los pulmones: puede mostrar características propias de asbestosis avanzada.

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

El objetivo del tratamiento es:

  • Ayudar a los pacientes a respirar más fácilmente
  • Prevenir resfriados y otras infecciones respiratorias
  • Controlar las complicaciones asociadas con la enfermedad avanzada

Los principales medicamentos usados son:

  • Antibióticos para combatir la infección. La aspirina o el acetominofeno pueden aliviar molestias menores
  • Broncodilatadores por vía oral o inhalados pueden mejorar la respiración
  • Diuréticos
  • Oxígeno suplementario

¿Qué pronóstico tiene la enfermedad?

La asbestosis no se puede curar, pero sus síntomas se pueden controlar.

Los médicos desconocen por qué la salud de algunos pacientes se deteriora y la condición de otros sigue siendo la misma, pero creen que la diferencia puede deberse a diferentes exposiciones al asbesto.

Las personas con asbestosis tienen un mayor riesgo de desarrollar mesotelioma o cáncer de pulmón, particularmente aquellas que fuman más de un paquete de cigarrillos al día.

¿Cómo se puede prevenir?

Los trabajadores de las industrias relacionadas con la asbestosis deben hacerse radiografías regulares para determinar si sus pulmones están sanos y usar máscaras protectoras.

Fecha de revisión: 20-04-2020

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Pathology of Lung disease. Helmut Popper. 2017. Pag 295. ISBN 978-3-662-50489-5 (inglés)
  • The Gale Encyclopedia of medicine. Second Edition. Jacqueline L. Longe. Vol 1. Pag 369 ISBN 0-7876-5490-6 (inglés)
  • Atlas of Diffuse Lung Diseases. A multidisciplinary approach. Giorgia Dalpiaz, Alessandra Cancellieri. 2017. Pag 80. ISBN 978-3-319-42750-8 (inglés)
  • Diagnostic pathology. Thoracic. Second edition. Saul Suster, cesar A. Moran. 2017. Pag 439. ISBN: 978-0-323-37715-7 (inglés)

Ver más

Publicidad

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Enfermedades pulmonares

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Beriliosis
,
Silicosis
,
Bagazosis
,
Bisinosis