Lesiones Deportivas

Lesiones en la cabeza

¿Qué otros nombres tiene?

¿Qué son las lesiones en la cabeza?

Las lesiones de la cabeza y cuello son los traumatismos deportivos graves más frecuentes. Los cuatro deportes con máximo riesgo de este tipo de lesiones en los estudiantes son el rugby, la gimnasia, el hockey sobre hielo y la lucha libre.

¿Qué son las lesiones cervicales?

Muchas lesiones cervicales no resultan ser más que pequeños esguinces. El mecanismo de lesión cervical grave más frecuente es la sobrecarga axial. A velocidades de impacto relativamente bajas, una sobrecarga axial puede provocar fractura espinal o luxación, con resultado de tetraplejía (parálisis completa de las cuatro extremidades).

Diagnóstico. Si el deportista está inconsciente y no se mueve, debe realizarse una exploración inicial. En los deportistas con déficits neurológicos focales o dolor brusco intensísimo de cuello hay que sospechar siempre una lesión espinal del cuello, hasta que no la descarte una exploración radiológica.

Tratamiento. Valorar rápidamente la vía aérea, la respiración y la circulación del paciente, estabilizarle el cuello y trasladarlo a un servicio de urgencias. Al retirar al deportista del campo de juego o del lugar donde ha ocurrido la lesión, hay que tomar las debidas precauciones para su inmovilización correcta. Si el deportista lleva casco, no se le debe quitar hasta que se encuentre en el servicio de urgencias.

Publicidad

¿Qué es un traumatismos craneal cerrado?

La conmoción es una alteración del estado de consciencia, con trastornos visuales o del equilibrio, etc., como consecuencia de una afectación del tronco cerebral secundaria a un impacto.

El síndrome posconmocional consiste en la aparición de cefalea (especialmente tras el ejercicio físico), trastornos del equilibrio, fatiga, irritabilidad y trastornos de la memoria y de la concentración. Estos síntomas pueden persistir varias semanas o incluso meses.

La arteria meníngea media discurre por un surco óseo del cráneo y cuando ocurre una fractura craneal que lo atraviesa, la arteria se desgarra y aparece el llamado hematoma epidural. Puesto que la hemorragia es de sangre arterial, se acumula un coágulo a presión elevada que puede provocar lesiones cerebrales graves.

En cambio, el hematoma subdural está causado por rotura por impacto o desgaste crónico por traumatismos pequeños continuados, en la red de venas aracnoideas que rodean el cerebro.

Diagnóstico / Tratamiento. La identificación y clasificación de una conmoción puede simplificar su tratamiento:

  • Los signos clásicos del hematoma epidural son la pérdida de la consciencia durante un tiempo variable, seguida de una recuperación en la que el paciente recobra una completa lucidez. A su vez, esta fase se sigue de otra con inicio de una cefalea (dolor de cabeza) cada vez más intensa, disminución del nivel de consciencia, dilatación unilateral de la pupila (por lo general, se dilata la pupila del lado enfermo) y debilidad.
  • Los pacientes con hematoma subdural agudo tienden a presentar un intervalo de lucidez más prolongado después de la lesión y en el momento del ingreso están conscientes con mucha mayor frecuencia que en el caso del hematoma epidural.

En los pacientes con traumatismos craneales cerrados debe realizarse una exploración neurológica completa, habitualmente con tomografía axial computarizada (TAC) o resonancia magnética nuclear (RMN).

Obviamente, el paciente no debe volver a competir hasta que hayan desaparecido todos los síntomas y se haya resuelto por completo el problema.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Lesiones Deportivas
,
Problemas Traumatológicos
Publicidad