Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 4 Valoraciones

Tengo cambios constantes en la consistencia de mis heces, además, de dolor de abdomen ¿Qué puede ser?

Pregunta

Desde hace unos meses hasta hoy vengo notando cambios constantes en la consistencia de mis deposiciones. La primera vez que lo noté, según el médico de cabecera, se podía deber a un estado de nervios, dado que hacía poco que se había muerto un amigo mío, a lo que me recomendó beber más agua y comer fibra.

No obstante, la semana siguiente tuve que ir a urgencias pues el estómago me dolía una barbaridad. La médico de urgencias me hizo una exploración y una analítica y lo achacó de nuevo a los nervios (me explicó cómo funcionaba la Proteína C Reactiva y porqué se encontraba en valores normales, etc.).

Volví a expulsar heces de una consistencia y un tamaño normal, pero desde hace unos pocos días hasta hoy he vuelto a notar cambios en la consistencia de mis deposiciones, siendo estas más estrechas o a veces más pastosas, sin ser como diarrea, pero sin una forma determinada. Además, me dan de vez en cuando pequeños dolores en el abdomen que normalmente se solucionan cuando expulso gases.

No obstante, sigo preocupado por el asunto de las deposiciones (casi me he olvidado de cómo es una deposición normal, y se podría decir que me da pánico ir al baño). No he detectado sangre ni moco (salvo la primera vez, tras la muerte de mi amigo, que sí que hubo moco y el médico me dijo que no tenía por qué pasar nada).

Tengo una dieta bastante variada, con poca presencia de carne roja, desde primeros de mes he comenzado a ir al gimnasio y ya de antes procuraba mantener una cierta actividad física, además tengo 23 años, por lo que sé que la posibilidad de tener cáncer de colon es cuanto menos improbable, ya que no tengo antecedentes directos de cáncer en mi familia (ni de colon ni de nada). También cabe mencionar que hace como 15 días que dejé de fumar.

Mi médico me dice que cree que tengo síndrome de intestino irritable. Me gustaría una segunda opinión.

Respuesta

Entendiendo que es usted una persona joven sin enfermedades asociadas (por qué ya nos las hubiera referido) no parece que deba preocuparse excesivamente, ya que lo que le ocurre es bastante común, y la primera posibilidad es que no exista una enfermedad concreta que le de esos síntomas.

Los síntomas que usted refiere, sobre todo si se exacerban con la ingesta de determinados alimentos y con el estrés psíquico son muy frecuentes entre la población general y suelen estar provocados más por factores fisiológicos que por enfermedad.

Cuando estos síntomas se producen frecuentemente, el estudio digestivo es obligado, para descartar una enfermedad digestiva, aunque para su tranquilidad los síntomas que usted refiere no son los típicos del cáncer de colon, cáncer que además tarda años en producirse, por lo que es excepcional que aparezca en personas de su edad, excepto que se tenga una predisposición familiar importante, que no es su caso.

En estos casos la causa más frecuente es el estrés psicológico que se refleja en el aparato digestivo, unido a ciertos hábitos de nuestra sociedad; correr, comer muy deprisa favoreciendo la ingesta de aire que produce un aumento del gas intestinal antes mencionado.

Si el problema no se corrige controlando nuestros hábitos alimentarios, podemos estar ante un colon espasmódico o síndrome del intestino irritable, que es la enfermedad digestiva más frecuente, y que justificaría perfectamente los síntomas que usted refiere. No se trata de un problema orgánico, sino que es un trastorno de la movilidad que afecta a todo el tubo digestivo, causando grados variables de dolor abdominal, estreñimiento o diarrea y distensión abdominal después de comer.

Los síntomas, por lo general, se desencadenan por stress emocional. El síndrome del intestino irritable se caracteriza por las alteraciones de la movilidad intestinal; sin embargo, la estructura del intestino es normal. Ocurre más frecuentemente en mujeres, y más entre los 20 y los 30 años de edad. Afecta a 5 de cada 1000 personas.

Los cambios en la dieta pueden ayudar a algunos pacientes, aunque no hay una dieta aplicable a todos. Las medidas más prácticas son una dieta rica en fibra, ejercicio regular y otras medidas para disminuir el stress emocional. Si no se controla así, se pasa a un tratamiento medicamentoso para disminuir el espasmo.

En caso de que se no se trate de un colon irritable, la enfermedad digestiva que más se asemeja por los síntomas que usted refiere, es la enfermedad inflamatoria intestinal tipo enfermedad de Crohn, pero, aunque algunos síntomas son similares, no creemos que la sufra. En todo caso, si sería conveniente que comente con su médico que se le efectúe un estudio digestivo básico que sea normal y asegure que se trata de un colon irritable.
foto de Dr. Ignacio Antépara Ercoreca
RESPONDIDA POR

Dr. Ignacio Antépara Ercoreca

Fecha de revisión: 15/06/2018

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario