Dieta y Salud

Dieta para el anciano

Dieta y Salud
>
Dieta para el anciano

¿Qué otros nombres tiene?

  • Alimentación del anciano

  • Nutrición del anciano

  • Malnutrición del anciano

¿Qué es la dieta para el anciano?

La dieta en las personas mayores es diferente a lo habitual debido a diferentes condicionantes que obligan a personalizar la misma en cuanto a características (cualidad) y necesidades (cantidad).

¿Qué condicionantes pueden modificar la dieta del anciano?

Por cuestiones de edad en casi todos los ancianos existen problemas de movilidad del tracto digestivo, hay dificultades al tragar, se producen mayor cantidad de gases y un aumento del estreñimiento.

Las secreciones del estómago disminuyen y por ello la acidez es menor lo que retrasa la digestión y disminuye la absorción de vitaminas (B12).

Los problemas de la dentición y la disminución de la salivación condicionan una boca seca que obliga a modificar el tipo de alimentos para que se puedan ingerir y tragar fácilmente.

Es frecuente que existan condicionantes en la alimentación por la disminución en la agudeza visual, el gusto y el olfato. Esto puede condicionar una alimentación variada y equilibrada.

Las incapacidades físicas de hacer la compra o de cocinar es un factor muy importante a considerar en esta alimentación, ya que la cantidad se puede ver influenciada tan solo por esta variable.

La disminución de los ingresos personales produce una alteración en su compra de alimentos tanto en su calidad como en la cantidad de los mismos.

¿Qué condicionantes presentan por problemas de salud?

Los problemas psicológicos tal como el aislamiento social y la existencia de una depresión, condicionan frecuentemente una anorexia o falta de ganas de comer.

Otros problemas son orgánicos tal como puede ser la presencia de una diabetes, la hipertensión, los problemas cardiacos, reumatismos, alteraciones hepáticas, el cáncer, o sin más la asociación de pequeños problemas todos ellos asociados producen desequilibrios alimentarios que en parte se debe a consejos médicos no bien elaborados.

Sin olvidar que los medicamentos que se utilizan para estas enfermedades dan problemas gástricos o intestinales además de interferir en ocasiones con la absorción de ciertos alimentos, vitaminas o proteínas.

¿Qué conclusiones podemos sacar?

La alimentación en el anciano debe de tener un contenido calórico suficiente entre 1900 y 2100 calorías al día. De estas debe haber un equilibrio entre proteínas, grasas e hidratos de carbono habituales en la alimentación. Además de contener suficiente aporte de vitaminas y calcio.

Controlar una suficiente cantidad de fibra, líquidos y como apoyo la exposición solar que produce la formación de vitamina D necesaria para la utilización del calcio de la dieta.

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Geriatría y Gerontología para el médico internista (1ª Ed) 2012. Felipe Melgar Cuellar, Eduardo Penny Montenegro, ISBN: 978-99954-801-4-1, Pag. 179.
  • Encyclopedia of Human Nutrition (2nd Ed) 2005, N Solomons, ISBN 0-12-150110-8, Vol. III Pag. 437. (Inglés)
  • Alimentación y nutrición saludable en los mayores: Mitos y realidades, Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Disponible en: https://www.segg.es

Ver más

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Dieta y Salud
,
Cuidados del Anciano

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Partes de la dieta del anciano
Publicidad
Publicidad