PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Estrés
  • Hierro
  • Vitaminas
  • Alergia a algunos alimentos
  • Labios agrietados
  • Herpes simple
  • NoticiasEjercicio y contaminación: cómo minimizar los riesgosEs una combinación poco sana, especialmente en el caso de las personas que padecen asma, diabetes, trastornos pulmonares o cardíacos. Conviene planificar el momento del ejercicio con cuidado, evitar las áreas de contaminación elevada y realizar parte del ejercicio en interiores....Los mosquitos, a raya: instrucciones para pasar un verano sin (muchas) picadurasEn las zonas costeras o montañosas del interior aumenta el riesgo de picaduras. Anochecer y amanecer son los momentos en el que los mosquitos suelen picar. La sudoración y los olores fuertes, como el de los pies, les invitan a picar. El aire acondicionado y los ventiladores les mantiene alejados....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Aftas bucales


    Otros nombres
    • Ulceras aftosas de boca

    Definición

    Las aftas son heridas abiertas y benignas de la boca que aparecen como una úlcera de color blanco o amarillo en el centro y un área de color rojo vivo alrededor.

    Las aftas dolorosas son más frecuentes en las mujeres que en los hombres y se pueden presentar a cualquier edad, pero suelen hacer su primera aparición entre los 10 y los 40 años de edad.

    Síntomas

    Las aftas suelen aparecer en la mucosa de la boca, en los carrillos, en los labios, en la lengua, o en el paladar blando y la base de las encías. Suelen comenzar con una sensación de hormigueo o ardor, seguida de una mancha o protuberancia roja que se ulcera y duele.
    El dolor suele ir disminuyendo por sí mismo en 1 semana y se cura en 2 ó 3 semanas.

    Si aparecen muchas aftas a la vez puede dar sensación de fiebre o malestar general.
    Las aftas son recurrentes y se suelen repetir brotes durante muchos años.

    Causas más frecuentes

    La causa de la mayoría de las aftas dolorosas es desconocida, aunque puede haber una predisposición familiar.

    En muchas ocasiones se achacan a nerviosismo o estrés, falta de vitaminas, de hierro, y en otras a alergias alimentarias.

    En ocasiones las aftas son secundarias a lesiones de raspado o roce de la dentadura tras procedimientos dentales o de una limpieza dental agresiva, o como traumatismos accidentales de la dentadura en la mucosa bucal.

    Prevención

    Como la causa es desconocida no hay medidas preventivas. Si hay una falta vitamínica se recomienda hacer una dieta equilibrada.

    Tratamiento

    El problema de las aftas es un buen diagnóstico ya que otras enfermedades pueden dar lesiones similares y hay que descartarlas, entre ellas están:

    • El herpes simple
    • El pénfigo
    • El liquen plano
    • El líquen bulloso
    • El penfigoide
    • El carcinoma de células escamosas
    • La leucoplaquia

    A veces es necesario realizar una biopsia de lesión mucosa para diferenciar un afta dolorosa de otras causas de úlceras bucales.
    No suele ser necesario un tratamiento ya que en la mayoría de los casos las aftas desaparecen solas.

    Cuando son muy molestas se utilizan colutorios o barritas de cortisona o de tetraciclina.
    También suele mejorar el dolor con la aplicación local de Almagato (Almax®) u otro protector de la mucosa gástrica.

    En la dieta se deben evitar alimentos picantes, ácidos ó muy calientes.
    Se debe mantener una higiene bucal más exhaustiva.