Salud en el Hombre

de 3 Valoraciones

Tratamiento del cáncer de próstata

Salud en el Hombre
>
Tratamiento del cáncer de próstata

¿Qué otros nombres tiene?

  • CIE-9: 185

  • CIE-10: C61

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

El tratamiento del cáncer de próstata es sumamente individualizado, y deben considerarse muchos factores, sobre todo:

  • La etapa de la enfermedad
  • Los antecedentes médicos generales del paciente
  • La edad
  • El estado general de salud
  • La esperanza de vida

cancer prostata

CIRUGÍA. La cirugía para el cáncer de próstata varía de extirpar sólo el crecimiento canceroso, a la extirpación de toda la próstata y de los ganglios linfáticos circundantes.

Prostatectomia radical. Consiste en la extirpación de la próstata y parte del tejido que la rodea. La cirugia se puede realizar mediante una incisión en el espacio situado entre el escroto y el ano (prostatectomia perineal) o mediante una incisión en el abdomen inferior (prostatectomia retropúbica). La prostatectomía radical se lleva a cabo sólo si el cáncer no se ha diseminado fuera de la próstata.

En algunos casos de cáncer de próstata avanzado, puede estar indicada la extirpación de los testículos, estas dos glándulas son el productor principal de la hormona masculina testosterona en el cuerpo, la cual estimula el crecimiento del cáncer de la próstata.

Los efectos colaterales principales de la extirpación de próstata son la impotencia (incapacidad para tener o mantener una erección) y la incontinencia urinaria (incapacidad para controlar la función urinaria). Generalmente son temporales, pero en algunos casos pueden ser permanentes.

Resección transuretral. Consiste en la extirpación del cáncer de próstata empleando un instrumento que se introduce en la próstata a través de la uretra. Esta operación a veces se hace para aliviar los síntomas causados por el tumor antes de aplicar otro tratamiento, o en los hombres que no pueden soportar una prostatectomia radical debido a la edad u otra enfermedad.

Criocirugía. Un tipo de cirugía en el que el cáncer se destruye por congelamiento.

OTRAS TERAPIAS. Además de la cirugía, para tratar el cáncer de próstata pueden estar indicadas una o varias de las siguientes:

  • Radiaciones ionizantes (Radioterapia)
  • Medicamentos ("venenos") contra el cáncer (Quimioterapia)
  • Hormonas (Hormonoterapia).
  • Terapia biológica o Inmunoterapia (uso del sistema inmune del cuerpo para combatir el cáncer).

Terapia hormonal. Las hormonas masculinas (especialmente la testosterona) pueden contribuir al crecimiento del cáncer de próstata. Para detener el crecimiento del cáncer, se pueden administrar hormonas femeninas (estrógenos) o unos medicamentos llamados agonistas LHRH que reducen la cantidad de hormonas masculinas. El motivo es el mismo que en algunas ocasiones lleva a una extirpación de los testículos (orquiectomia) con el fin de impedir que estos produzcan testosterona. Este tratamiento se usa generalmente en hombres con cáncer de próstata avanzado.

El propósito de la terapia biológica o terapia modificadora de la respuesta biológica (BMR) es el de tratar de que su mismo cuerpo combata el cáncer. Para ello se utilizan materiales producidos por el propio cuerpo (o síntesis idénticas de laboratorio) para reforzar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad.

¿Cuáles son las etapas del tratamiento?

El tratamiento del cáncer de próstata depende de la etapa en la que se encuentra su enfermedad, su edad y su salud en general, y es sumamente individualizado.

En cada caso se combinarán las opciones más sensatas de cirugía, radioterapia, hormonoterapia y terapias biológicas. La quimioterapia no ha resultado de gran utilidad en el cáncer de próstata.

¿Cuál es el pronóstico de la enfermedad?

La tasa de supervivencia a los 5 años es de 85 % para los pacientes con cáncer de próstata cuyos cánceres se descubren en una etapa precoz, y la del cáncer de próstata en su conjunto ha aumentado hasta más del 70 % en los últimos 30 años.

El cáncer de próstata rara la vez ocurre antes de los 55 años de edad. La mayoría de los hombres diagnosticados tienen 65 años o más. El cáncer de próstata se está volviendo más frecuente, posiblemente porque los hombres viven más. Los hombres de raza negra que viven en América tienen la tasa más alta del cáncer de próstata en el mundo, por razones desconocidas.

Algunos factores de riesgo para desarrollar cáncer de próstata son:

  • Antecedentes familiares (padre, hermano, tío) del cáncer de próstata.
  • Exposición a cadmio en el lugar de trabajo (soldadura, baterías o electrotipos).
  • Los hombres casados parecen tener mayor riesgo que los hombres solteros.
  • La dieta alta en grasas puede aumentar el riesgo.
  • Los hombres que se han sometido a una vasectomía pueden tener mayor riesgo.
Fecha de revisión: 01-06-2020

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Cancer Epidemiology and Prevention (4th Ed), Catherine M. Tangen, Marian L. Neuhouser, and Janet L. Stanford, ISBN: 978-0-1902-3866-7, Pag. 997. (Inglés)
  • Treating Localized Prostate Cancer - Agency for Healthcare Research and Quality. (Inglés) Disponible en: https://effectivehealthcare.ahrq.gov
Publicidad

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Preguntas relacionadas

  • Tras superar un cáncer de prostata ¿Qué valores de PSA (antígeno específico de la próstata) pueden indicar que el cáncer está volviendo a aparecer?
  • Tengo problemas de próstata ¿Qué consejos me pueden dar? ¿Se puede operar?He tenido problemas con la próstata, tengo 64 años y seguido me arde al orinar.

    Se han encontrado colonias de escherichia coli y en el antibiograma se han hecho resistentes a varios antibioticos. He seguido un tratamiento de Ciprofloxina, y Siproflox, acido clavulínico y ahora Bactrin.

    Ya estoy desesperado y orino muy débil el chorro, quisiera ver un especialista que me evaluara, me gana la micción y cuando me viene no llego ni al baño,

    Me han hecho exámenes de antígeno prostático y siempre han salido entre 2.5 y 2.6, pero siento que cada vez me resulta más difícil orinar y me quedo con ganas.

    Tomo mucha agua y eso me hace orinar también muy seguido. Estoy tomando una pastilla de Carduran de 2 mg por la noche.

    Espero sus comentarios para saber que esta pasando y que es lo que mas me conviene. He oído de la operación de próstata con laser y me gustaría estar bien informado en donde se hace y cuanto puede costar
    Con la información que usted nos envía, parece que usted sufre un problema en su próstata, probablemente una hipertrofia benigna, ya que el fármaco que nos menciona está indicado en esas situaciones. Por tanto, usted debe tener a algún Urólogo controlando su problema, y se supone que habrá optado por una solución no quirúrgica de momento.

    Habitualmente, los problemas de próstata producen una serie de complicaciones, entre ellas, frecuentes infecciones de orina. Esto es debido a la obstrucción que se produce a la salida de la orina, quedando retenida esta y favoreciendo la infección. La actitud correcta, hasta que el problema se resuelva, es realizar antibiogramas y poner antibióticos según sus resultados.

    A veces se produce un cuadro más severo; la prostatitis aguda, que cursa con fiebre, escalofríos, dificultad y dolor al orinar. Es un cuadro severo que requiere administrar antibióticos de amplio espectro, habitualmente por vía intravenosa, pero por lo que usted nos cuenta, no es su caso.

    Otras veces, se produce una prostatitis crónica, debido a las infecciones de repetición que acaban produciendo una inflamación crónica. Los síntomas son menos intensos y se caracteriza por molestias difusas; debajo de los testículos en el periné.

    El tratamiento de esta hipertrofia benigna se realiza inicialmente mediante fármacos, como el que usted toma (Carduran) u otros, y si no se controla el problema se procede a su extirpación quirúrgica total o parcialmente mediante diferentes opciones técnicas.

    Habitualmente se realiza a través de la uretra para evitar la cirugía abierta, aunque cada caso es diferente y debe decidirse individualmente si se realiza cirugía cerrada o abierta.
    La elección de la técnica concreta dependerá fundamentalmente del tamaño y forma de la próstata, ya que si es pequeña se podrá hacer a través de la uretra, pero si es grande, habrá que realizar una técnica abierta.

    Respecto a las nuevas técnicas como el láser, aportan mejoría en el sentido de que favorecen la ambulatorización del proceso, tienen menor sangrado, etc... pero no mejoran con claridad los resultados de las técnicas clásicas, y no están exentas ni mucho menos de efectos secundarios. La fotovaporización con láser de la próstata es mínimamente invasivo, pero a veces deja un molesto síndrome miccional que aunque solo suele durar dos o tres semanas, en contada ocasiones puede hacerse permanente y llegar a ser muy molesto. Además es una técnica muy cara (alrededor de 6.000 euros) y requiere que el que la utilice sea muy experto para asegurar resultados.

    El electrobisturí que se utiliza en la cirugía convencional obtiene resultados similares y es más seguro.

    La decisión para proceder a una intervención, y el momento de esta, lo dictará si el paciente no puede hacer vida normal o está muy sintomático (este parece su caso, ya que refiere constantes pérdidas de orina, retenciones, dolor e infecciones), pero como regla general, las situaciones que indican que se debe proceder a una intervención quirúrgica son:
    • Que exista lesión renal secundaria debida a la obstrucción persistente a la salida de la orina (se diagnostica mediante el control ecográfico).
    • Retención urinaria habitual que requiera de sondaje urinario para evacuar la orina.
    • Infecciones urinarias de repetición no controlables con tratamiento habitual (¿Su caso?).
    • Sangrado frecuente por la orina.
    Hay una serie de medidas que favorecen el control hasta que se tome la decisión quirúrgica:
    • Aunque tenga infecciones, y por ello sea conveniente la ingesta de abundante líquido, no debe beberlo de golpe, sino distribuirlo a lo largo del día. No beber nada dos horas antes de acostarse, para evitar que a la noche se tenga que levantar muchas veces.
    • Orinar en cuanto se tenga ganas.
    • Evitar estimulantes como alcohol, té o café.
    • Evitar fármacos que favorecen la retención urinaria aguda, como sedantes, antidepresivos, antihistamínicos, etc. (leer bien el prospecto que los acompaña antes de tomarlos).
    foto de Dr. José Antonio ZumalacárreguiRespondida por: Dr. José Antonio ZumalacárreguiFecha de revisión: 25/04/2018

Guías a las que pertenece

Salud en el Hombre
,
Cáncer

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Cáncer de próstata
,
Ecografía de la próstata