Intervenciones y Procedimientos Quirúrgicos

de 14 Valoraciones

Prostatectomía

¿Qué otros nombres tiene?

  • Operación de la próstata

  • Intervención de próstata

  • Prostatectomía transuretral

¿Qué es la prostatectomía?

La prostatectomía es la intervención quirúrgica para extraer la totalidad o parte de la glándula prostática (próstata).

¿Qué deberíamos saber?

La glándula prostática rodea la uretra y cuando crece puede ocasionar problemas al orinar. El aumento del tamaño de la próstata (hipertrofia de próstata) puede estar ocasionado por un sobrecrecimiento de la glándula (hipertrofia benigna de próstata) o por una tumoración o cáncer (cáncer de próstata).

La extracción de la próstata puede hacerse mediante una resección transuretral o mediante una vía de acceso suprapúbica con una incisión en el abdomen inferior.

Se puede realizar bajo anestesia general o con sedación y anestesia local.

La resección transuretral se realiza mediante un tipo especial de citoscopio (resectoscopio) que se introduce a través del orificio de la uretra situado en el extremo del pene (meato uretral externo) para acceder hasta la próstata. Mediante un instrumento cortante se quita la próstata. Se cauteriza mediante un bisturí eléctrico y luego se deja una sonda en la uretra para permitir vaciar la vejiga durante unos días, que a la vez sirve como drenaje de exudados, de sangre o pus.

La intervención de acceso suprapúbico se realiza mediante una incisión abdominal. Se accede a la próstata y se extrae.

aparato sexual masculino

Se puede saber si existe un aumento del tamaño de la próstata si aparecen:

  • Micciones frecuentes con cantidades pequeñas de orina.
  • Necesidad imperiosa de orinar por la noche (nicturia).
  • Dificultad para comenzar a orinar.
  • Escaso flujo (chorro) de orina.
  • Goteo al terminar de orinar.
  • Sensación de una falta de vaciamiento de la vejiga a pesar de orinar.

¿Para qué casos está indicada la prostatectomía?

La prostatectomía está indicada en las siguientes circunstancias:

  • Imposibilidad de vaciar completamente la vejiga (retención urinaria).
  • Sangre en orina recurrente desde la próstata.
  • Cálculos retenidos en la vejiga por el aumento de la próstata.
  • Micciones interminables.
  • Cáncer de próstata.
  • Retención de orina que produce un aumento de presión sobre los uréteres y riñones (hidronefrosis).

Se contraindica la intervención de próstata en personas con:

  • Alteraciones en la coagulación.
  • Enfermedad neurogénica de vejiga.

¿Cuál es el pronóstico de la enfermedad?

La prostatectomía transuretral es muy agradecida y desaparecen los síntomas de obstrucción. Rara vez será necesario repetir la intervención, ya que la próstata no se vuelve a agrandar después de la cirugía.

¿Cuál suele ser el periodo de convalecencia?

Se suele permanecer en el hospital durante 7 a 10 días. La recuperación total es a las 3 semanas. Se debe evitar la ingesta de café, bebidas de cola y bebidas alcohólicas; ya que ocasionan irritación de la vejiga y la uretra.

¿Qué problemas y riesgos podría tener?

Los riesgos de una prostatectomía son:

  • Los riesgos de cualquier intervención bajo anestesia:
    • Reacciones a la medicación.
    • Problemas respiratorios.
    • Hemorragias.
    • Infecciones.
  • Riesgos adicionales:
    • Problemas para retener la orina.
    • Alteraciones en la erección del pene (impotencia).
    • Infertilidad.
    • Paso de semen hacia la vejiga durante la eyaculación (eyaculación retrógrada).

¿Cuál es el coste del procedimiento?

El coste de cualquier cirugía varía significativamente entre cirujanos, instalaciones médicas, y regiones del país. Se pueden ordenar los costes por grupos:

  • Cirujano: 600 a 1.500 euros.
  • Anestesista: 120 a 300 euros.
  • Gastos de hospital, incluyendo cuidados de enfermería y quirófano: 1.200 a 3.000 euros.
  • Medicamentos: 30 a 600 euros.
  • Otros gastos adicionales, si existen complicaciones (transfusiones, etc.) o se realizan análisis o Rx: 150 a 600 euros.

La variabilidad de cada caso es un hecho pudiendo considerarse un coste básico de 2.000 euros por intervención sin complicaciones.

¿Qué médico me puede tratar?

Publicidad

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Preguntas relacionadas

  • ¿Es normal que aparezcan coágulos de sangre al orinar tras una operación de próstata?Mi padre fue operado de la próstata hace 2 semanas. La operación se realizó a través de la uretra.

    Él se siente mortificado y preocupado ya que tiene que caminar despacio y además le viene muy frecuentemente sangre en la orina y a veces coágulos de sangre.

    Le han hecho análisis de orina pero sale normal. La enfermera que lo atendió le dijo que era normal que en las primeras semanas pasase eso, pero que de todas maneras consulte con su doctor pero por favor quisiera saber que si esto de los coágulos de sangre es normal.
    Es frecuente que tras una intervención de estas características pase esto, pero el que tiene que decidir si es normal o anormal es el cirujano que lo operó y que se ocupa además del postoperatorio. foto de Dr. José Antonio ZumalacárreguiRespondida por: Dr. José Antonio ZumalacárreguiFecha de revisión: 22/12/2017

  • ¿La prostatetomía supone impotencia?¿La extirpación de la próstata implica una impotencia sexual permanente?La mayoría de los hombres con cáncer de próstata a los que se les ha extirpado este órgano tienen probabilidades de experimentar impotencia sexual, según han demostrado estudios recientes sobre el tema. Una investigación publicada en el Journal of the American Medical Assocciation concluye que cerca del 60 por ciento de los hombres a quienes se les ha extraído la próstata cancerosa, comienzan a sufrir impotencia 18 meses después de la cirugía. Los nervios necesarios para la erección se localizan muy próximos a la próstata y pueden ser dañados durante la cirugía de remoción. Aunque el porcentaje de impotencia dependerá de la edad del paciente y su función sexual antes de la cirugía, los estudios muestran que más de la mitad sufre daño de los nervios. Sin embargo, los hombres entre los 40 y 50 años de edad tienen mejor pronóstico.

    Entre quienes padecen impotencia el uso del fármaco Viagra se ha vuelto muy popular, sin embargo, no es la única opción disponible para ayudar a restaurar la función sexual. En muchos casos el uso de Viagra puede ser inapropiado. Quienes han sido sometidos a una prostatectomía radical y, como consecuencia, sufren de impotencia, pueden no tener mucho éxito con dicho medicamento. El Viagra también está contraindicado en algunos hombres con problemas cardíacos.

    La terapia de inyección, en la que un medicamento es inyectado en el pene con una aguja pequeña, puede ser más apropiada. La droga dilata los vasos sanguíneos, lo que aumenta el flujo de sangre y mejora la erección. Otra opción es un dispositivo de erección por vacío, consistente en un cilindro plástico hueco que es colocado sobre el pene. El dispositivo es conectado a una bomba que extrae el aire y crea un vacío que ayuda a atraer la sangre hacia el interior del pene.

    La mejor opción pueden ser las prótesis implantadas quirúrgicamente. Hay diferentes clases de prótesis de pene, pero la mayoría son implantes inflables que son colocados dentro del pene y conectados a una bomba en el escroto. En el estado de no erección, el cilindro esta vacío, pero cuando el hombre quiere una erección, presiona la bomba en el escroto y libera una válvula, así se bombea una solución salina hacia dentro de los cilindros. Aunque esto puede dismimuir la espontaneidad del acto sexual, el manejo de una prótesis no es difícil.

    Las buenas noticias son los esfuerzos en la investigación que conducirán al desarrollo de drogas contra la impotencia con menores efectos adversos que el Viagra. Los investigadores también están trabajando en el desarrollo de una crema o ungüento que produzca el mismo efecto.

    La impotencia no es un padecimiento exclusivo de los hombres que han sido operados para extraerles la próstata. En la lista de los posibles afectados se incluyen quienes padecen de diabetes, hipertensión arterial, alteraciones circulatorias o neurológicas y quienes consumen medicamentos antihipertensivos.

    A pesar del gran número de tratamientos disponible, los hombres frecuentemente no discuten la disfunción eréctil con sus médicos ni, a diferencia de las mujeres, se someten a los exámenes de rutina.

    Los doctores recomiendan que todos los hombres mayores de 50 años se realicen anualmente un examen físico y un test del Antígeno Prostático Específico (PSA). En casos de historia familiar de cáncer de próstata, los exámenes deben iniciarse a los 40 años. Si un hombre sospecha que tiene un problema de próstata, debe consultar al urólogo y realizarse las siguientes pruebas: examen físico, examen rectal, nivel de PSA y test rutinario de orina. Si el nivel de PSA se encuentra elevado, el médico orientará una biopsia de la próstata, que de resultar positiva, es decir, de indicar la presencia de cáncer, se recomendará la prostatectomía radical. Como siempre en temas de medicina, cuanto antes mejor: mientras más temprano sea detectada la enfermedad.
    foto de Dr. José Antonio ZumalacárreguiRespondida por: Dr. José Antonio ZumalacárreguiFecha de revisión: 06/03/2013

  • Tras operarme de la próstata, la orina es sanguinolienta y oscura ¿Es normal?Hace 11 días me operaron de próstata (abierta), todo fue muy bien, es decir, sin transfusión, fiebre, orinando cuando tenía ganas sin incontinencia, únicamente observo que la orina es sanguinolenta, oscura, como agua sucia ¿Es normal? ¿Se quitará con el tiempo? Presentar orina sanguinolenta (hepaturia) durante los primeros días después de una intervención como la que comenta es normal. No obstante, debe poner este hecho, si dura más de dos semanas o es muy copioso, en conocimiento de su urólogo para que valore la actuación más indicada.foto de Dr. José Antonio ZumalacárreguiRespondida por: Dr. José Antonio ZumalacárreguiFecha de revisión: 22/01/2013