PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Embarazo y Diabetes
  • Atresia tricúspide
  • Síndrome de DiGeorge
  • NoticiasNueva técnica para tratar la incontinencia fecal leveLa incontinencia fecal la padece el 5% de la población de nuestro país. Con esta nueva técnica se podría abordar la enfermedad de manera definitiva....Trabajar más de 40 horas semanales perjudica la salud cardiovascularPasar muchas horas en el trabajo se asocia con conductas poco saludables e incrementan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Esta asociación es mayor en las mujeres....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Defecto congénito del corazón


    Información general

    Más de 25.000 lactantes (uno de cada 125-150) nacen con defectos del corazón cada año en los Estados Unidos. El defecto puede ser tan leve que el bebé parece sano durante muchos años después del nacimiento, o tan severo que su vida está en peligro inmediato. Los defectos del corazón se encuentran entre las anomalías congénitas más comunes, y son la causa principal de las muertes relacionadas con ellas. Sin embargo, los adelantos en el diagnóstico y el tratamiento quirúrgico durante los últimos 30 años han conducido a aumentos notables de la supervivencia para estos niños.

    Los defectos del corazón empiezan en la etapa temprana del embarazo, cuando el corazón se está formando, dándose a conocer en edades tempranas del lactante. Pueden afectar a cualquiera de las diferentes partes o funciones del corazón.

    El corazón

    El corazón es un músculo que bombea sangre al cuerpo. Está dividido en cuatro partes huecas llamadas cámaras (2 aurículas y 2 ventrículos). Dos cámaras (1 aurícula y 1 ventrículo) están ubicadas en el lado derecho del corazón y las otras dos en el lado izquierdo. Dentro del corazón hay cuatro válvulas (aberturas unidireccionales) que permiten a la sangre ir hacia adelante, pero le impiden volver hacia atrás.

    La sangre va del corazón a los pulmones, donde recoge el oxígeno. La sangre que lleva el oxígeno, de color rojo brillante, regresa al corazón. El corazón luego bombea la sangre rica en oxígeno a través del cuerpo vía las arterias. Conforme el oxígeno es usado por los tejidos y los órganos del cuerpo, la sangre se vuelve oscura y regresa vía las venas al corazón, donde el proceso comienza de nuevo.

    Corazón Normal

    Corazon normal

    Corazón con defecto de tabique interventricular

    Tabique interventicular

    Síntomas

    Algunos bebés y niños con defectos del corazón no presentan síntomas. Muchos presentan un sonido anormal en la auscultación, denominado normales también soplo. Ojo: Los niños con corazones pueden éstos se denominan soplos tener soplos del corazón; "inocentes" o "funcionales".

    Ciertos defectos del corazón impiden que el corazón bombee la sangre adecuada a los pulmones o a otras partes del cuerpo, lo que puede causar insuficiencia cardíaca. El niño afectado sentirá palpitaciones y dificultad para respirar, especialmente durante el ejercicio (o en los lactantes, durante la alimentación, por lo que no pueden comer y no aumentan de peso). También puede ocurrir hinchazón (edema) de las piernas o del abdomen, o alrededor de los ojos.

    Causas

    En la mayoría de los casos, los científicos no saben qué es lo que hace que el corazón de un bebé se desarrolle anormalmente. Parecen desempeñar una función tanto factores genéticos como ambientales.

    Entre los pocos factores ambientales que se conocen, hay un virus y ciertos medicamentos. Las mujeres que contrajeron la rubéola durante los primeros tres meses del embarazo tiene un alto riesgo de tener a un bebé con un defecto del corazón.

    Ciertos medicamentos también aumentan el riesgo. Estos incluyen la medicación para el acné Roacután, el litio (usado para tratar ciertas enfermedades mentales) y, posiblemente, algunos medicamentos contra las crisis convulsivas. El alcohol durante el embarazo también puede aumentar el riesgo de los defectos del corazón, así como el uso de cocaína.

    Ciertas enfermedades crónicas en la madre también pueden aumentar el riesgo de los defectos del corazón. Por ejemplo, la diabetes o la llamada fenilcetonuria.

    Los factores genéticos desempeñan también una función. Aunque la mayoría de las familias tienen no más de un niño con cardiopatía congénita, estas malformaciones tienen mayor probabilidad de ocurrir en los hermanos o en las progenies de las personas que tienen defectos del corazón que en las familias no afectadas. Por otra parte, los defectos del corazón también pueden formar parte de un conjunto de defectos congénitos. Por ejemplo, más de una tercera parte de los niños con el síndrome de Down tiene cardiopatía congénita.

    Tratamiento

    Las perspectivas nunca han sido más brillantes para los bebés y los niños con defectos congénitos del corazón. Hoy, la mayoría de ellos pueden corregirse, al menos en parte, por la cirugía, la medicina o los dispositivos como las válvulas artificiales y los marcapasos.

    Hasta muy recientemente, a menudo era necesario hacer reparaciones temporales y aplazar la cirugía correctiva hasta después en la niñez. Hoy en día, la mitad de los niños que requieren reparación quirúrgica es sometida a cirugía antes de la edad de 2 años. Aquí están algunos de los defectos más comunes y sus tratamientos:

    Conducto arterioso patente [Patent ductus arteriosus]: Mientras el feto está en la matriz, gran parte de su sangre pasa por un pasaje (ductus arteriosus) de un vaso sanguíneo a otro en vez de a los pulmones, porque los pulmones todavía no están en uso. El pasaje (ductus) debe cerrarse poco después del nacimiento, para que la sangre pueda tomar la ruta normal del corazón a los pulmones. Si no se cierra, la sangre no fluye correctamente. Este problema ocurre con mayor frecuencia en bebés prematuros. En un pricipio el ductus persistente se intenta cerrar con fármacos, y si no, mediante cirugía.

    Defectos septales: Si el defecto es un orificio en la pared (septo) que divide las dos cámaras superiores o las dos inferiores, la sangre no puede circular como debe y el corazón tiene que trabajar demasiado duro. La cirugía consiste en cerrar el orificio, sea cosiéndolo o con un parche. Los orificios pequeños pueden sanar por sí solos o no necesitar reparación en absoluto.

    Coartación de aorta: La gran arteria aorta, que envía sangre del corazón al resto del cuerpo, puede estar estrechada de nacimiento, impidiendo el flujo normal de sangre. La cirugía consiste en cortar la parte estrecha y coser las puntas abiertas juntas, o reemplazar la sección cortada con material sintético o con parte de un vaso sanguíneo tomado de otro sitio en el cuerpo. A veces esta área estrecha puede ensancharse mediante el inflado de un globo en la punta de un catéter insertado en la arteria.

    Anormalidades de las válvulas del corazón: Algunos bebés nacen con válvulas del corazón cerradas o bloqueadas, impidiendo el flujo normal de la sangre. La cirugía puede reparar las válvulas o reemplazarlas por una artificial. Los catéteres con globos pueden ser útiles aquí también, haciendo innecesaria la cirugía.

    Tetralogía de Fallot: Es una combinación de cuatro defectos del corazón, que impide que la sangre llegue a los pulmones para oxigenarse, y el bebé se vuelve azul y enfermizo. Las nuevas técnicas quirúrgicas permiten la reparación temprana de este defecto complejo del corazón, para que la mayoría de los niños afectados vivan vidas normales o casi normales.

    Transposición de las grandes arterias: Aquí, se transponen las dos arterias principales que salen del corazón (aorta y pulmonar), de forma que cada una de ellas surge de la cámara de bombeo contraria. Los adelantos quirúrgicos recientes han dado lugar a la corrección de este defecto, hasta hace poco letal a comienzos del período neonatal [recién nacido].

    Diagnóstico preventivo

    El feto dentro de la matriz puede observarse por medio de ondas sonoras, la llamada ecografía, una de cuyas formas especiales, la ecocardiografía, puede detectar con exactitud muchos defectos del corazón. Si el defecto del corazón no puede tratarse antes del nacimiento, saber que existe permite a los médicos estar preparados para administrarle al bebé el tratamiento necesario tan pronto como nazca.

    La mayoría de los defectos congénitos del corazón todavía no pueden prevenirse. Sin embargo, hay algunos pasos que pueden reducir el riesgo de tener a un bebé con un defecto del corazón.

    Toda mujer en edad fértil debe estar segura, antes de ningún embarazo, de que es inmune a la rubéola, y vacunarse si no es inmune. Toda mujer embarazada debe evitar el alcohol y las drogas. Las mujeres con enfermedades crónicas como la diabetes, epilepsia o fenilcetonuria deben consultar a sus médicos antes de intentar la concepción, para que sus medicamentos y/o dietas puedan ajustarse para mejorar las perspectivas para el bebé.

    Los padres que han tenido un niño afectado tienen más probabilidades que otros de tener a un segundo hijo con el mismo defecto del corazón, pero las probabilidades son generalmente muy pequeñas. Los padres portadores ellos mismos de una cardiopatía congénita también están en mayor riesgo de tener a un niño con un defecto del corazón.

    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Sergio Mejía Viana
    Angiólogo, Cardiólogo, Cirujano Vascular (Málaga)
    Daniel Gaitán Román
    Cardiólogo (Málaga)
    Antonio Cordero Aguilar
    Cardiólogo (Antequera, Cartama, Alhaurín el Grande)
    José Francisco Valderrama Marcos
    Angiólogo, Cirujano Vascular, Cirujano Cardiovascular (Málaga)
    Fernando De La Guía Galipienso
    Cardiólogo (Denia, Benidorm)
    Antonio Miguel Barragan Acea
    Cardiólogo (Puerto De La Cruz, La Orotava, Santa Cruz Tenerife)
    Joaquina Belchi Navarro
    Cardiólogo (Valencia)
    PUBLICIDAD