PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Drogas de síntesis. éxtasis
  • Causas que llevan a la drogadicción
  • Cannabis
  • Sospecha de problemas con drogas
  • Educación y drogas
  • NoticiasLa salud se pone de moda en el trabajoLos hábitos saludables aumentan la productividad de la plantilla y reducen las bajas, además de mejorar las relaciones entre los trabajadores haciendo que desempeñen su labor de una forma más eficaz....El gas de la risa, una opción barata, flexible y rápida para aliviar el dolor del partoEste óxido nitroso comienza a usarse más en EE UU para aliviar el dolor en los partos por sus efectos a corto plazo y su abaratamiento de costes. La madre se mantiene consciente y puede ser ella misma la que se administre el gas. Su manejo debe efectuarse con las debidas precauciones y en bajas concentraciones para no dañar al bebé....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Drogas durante el embarazo

    Información general

    Aunque existen muchos agentes que pueden afectar al feto durante el embarazo como el estrés o la contaminación radiactiva, las drogas constituyen un serio riesgo para el correcto desarrollo del feto, incluidas las legales. Cualquier agente que causa un defecto de nacimiento se denomina teratógeno.

    Por un lado la mujer que consume drogas suele mostrar otros factores de riesgo que dañan al bebé como un deficiente estado de salud general materno, expresado por malnutrición, deficiente asistencia prenatal, mayor riesgo de enfermedades infecciosas, grave estrés psicosocial o toxicidad por sobredosis.

    Pero además el consumo de drogas durante el embarazo está contraindicado ya que produce numerosas anomalías y problemas en el desarrollo del feto. Estos son los efectos específicos que pueden causar las drogas en el feto durante el embarazo:

    • Fármacos sin receta: Tomar un medicamento equivocado en el momento menos adecuado puede causar una anomalía física permanente en el feto. (ejemplo: Talidomina el día 26).
    • Cafeína: Dos tazas de café o tres refrescos al día aumentan el riesgo de parto prematuro, y de recién nacido con menor peso.
    • Otros fármacos pueden producir efectos: antibióticos, antidepresivos, ciertas hormonas, ...
    • Alcohol: en exceso: Puede provocar el "Síndrome de alcoholismo fetal" (malformaciones faciales, miembros defectuosos, cara y corazón). En general el alcohol en exceso produce déficit atencional en niños y menor desarrollo de altura y perímetro craneal.
    • Nicotina: El índice de muerte fetal y neonatal es mayor en fumadoras y la orina de los bebés contiene restos de la droga. Los bebés recién nacidos de madres con está adicción retienen la nicotina. En general el peso al nacer es menor. Actualmente se está estudiando una posible relación con la hiperactividad.
    • Cocaína: Asociada a menor peso y menor desarrollo de la circunferencia craneal, peor desarrollo motor a los dos años, menos tiempo despierto al mes de nacer, mayor excitabilidad y menor calidad de los reflejos. Son más propensos a problemas neurológicos y cognitivos.
    • Marihuana: Puede provocar menor atención, bebés más pequeños y más problemas de aprendizaje y memoria.
    • Heroína: Está relacionada con severos trastornos del comportamiento, los bebés nacen adictos y muestran claros signos de abstinencia con temblores, irritabilidad, trastornos del sueño y alteraciones motoras. Los síntomas se pueden mantener hasta un año después del nacimiento. El déficit de atención puede ser permanente.
    • Las anfetaminas y metanfetaminas: Pueden aumentar el riesgo de aborto, parto prematuro y complicaciones en el momento del nacimiento. Los efectos no son muy bien conocidos, por ello es más seguro no utilizar estas sustancias durante el embarazo.

    El peligro de los defectos estructurales causados por los teratógenos es mayor en el inicio del desarrollo embrionario. Éste es el período de la órganogénesis (desarrollo de los órganos vitales) y dura aproximadamente 6 semanas. Los daños posteriores, en lugar de causar daños estructurales, es más probable que puedan atrofiar el crecimiento o causar problemas en el funcionamiento de los órganos.