PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Varices
  • Cómo Medir el Pulso
  • NoticiasLos deportistas profesionales reducen su mortalidad en un 33% respecto a la población generalLos deportistas profesionales tienen un ratio de mortalidad más bajo con respecto al resto de la población y un menor riesgo de morir por las enfermedades crónicas y mortales más importantes en la actualidad....Arritmias, cuando el corazón comienza a desmandarse Constituyen el 3,6% de las urgencias y las genera el 2% de la población. Se pueden dar en personas jóvenes y son más comunes a partir de los 50 años. Cuando se produce una arritmia la persona debe pedir asistencia y acudir al centro de atención sanitaria más cercano....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Programa personal de ejercicio físico


    Información general

    Su médico puede determinar la frecuencia cardíaca objetivo, que es la frecuencia cardíaca a la que debe ejercitarse regular y continuamente para aumentar su forma cardíaca. Siempre deberá ser menor que su frecuencia cardíaca máxima. Se han usado varias técnicas para calcular esta frecuencia cardíaca objetivo, a partir de la edad, la forma física y el nivel de interés en un programa de ejercicio. La frecuencia cardíaca objetivo viene a ser el 70 % de la frecuencia cardíaca máxima ajustada a su edad, y ésta se obtiene restando 220 a su edad.

    Ejemplo: Si Ud. tiene 50 años: 220 – 50 = 170 ( frecuencia cardíaca máxima). El 70 % de 170 = 119 latidos por minuto (frecuencia cardíaca objetivo).

    Si Vd. tiene 50 años, 20 ó 30 minutos de un ejercicio regular que eleve su pulso a 119 latidos por minuto, de 3 a 5 veces a la semana, mejorará su forma física de forma considerable. Este método de cálculo nunca debe usarse en caso de arritmias cardíacas. Por supuesto, a la hora de diseñar un programa personal de ejercicio físico, también entrarán en consideración otros parámetros de sentido común, como la propia sensación general de esfuerzo físico y cansancio. Los beneficios adicionales del ejercicio de alta intensidad son pequeños, con un riesgo mayor de lesiones de huesos, músculos y articulaciones. En un principio, se trata de incrementar lentamente la intensidad y duración del esfuerzo en un período de 4 a 6 semanas. La mayoría de los cardiólogos coinciden en que, para aumentar la forma física, son necesarias de 3 a 5 sesiones por semana de ejercicio aeróbico —ajustado a la frecuencia cardíaca— de 20 a 45 minutos de duración. Conviene incluir siempre actividades de precalentamiento.

    Clase de ejercicio

    El ideal es aquel que entretenga, con actividad continua pero el mínimo estrés posible sobre los músculos y articulaciones. Paseo, natación, ciclismo, jogging, patinaje o esquí de fondo son excelentes. Otros deportes como tenis, baloncesto o danza pueden ser aeróbicos y convenientes, pero incluyen periodos de inactividad que disminuyen su valor aeróbico. Si se escoge el paseo, debe ser un paseo aeróbico: Ligero, rápido y sin interrupción durante al menos 20 ó 30 minutos diarios, y al menos 3 días por semana.

    Antes de empezar los ejercicios

    Si tiene más de 40 años, es Ud. sedentario, obeso, fumador, diabético o hipertenso, si tiene problemas de riñón, o si algún familiar cercano murió del corazón antes de los 50 años, consulte a su médico antes de empezar ningún programa de ejercicio.

    Puede que esté indicado un estudio previo de tolerancia al ejercicio.

    ¿Qué médico me puede tratar?
    PUBLICIDAD