PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Neurofibromatosis
  • Cáncer de Huesos. Sarcoma
  • Dolor en Cáncer
  • NoticiasUna de cada quince personas que revisan sus lunares padece algún tipo de cáncer de piel Según la I Campaña 'Ponte en marcha contra los daños del sol’, el 37% declara no usar fotoprotector en la exposición solar. El 64% de los participantes nunca se ha realizado una revisión de la piel. El 45% asegura que, cuando se expone al sol, primero se quema y después se broncea mínimamente o con dificultad....El ejercicio físico es clave para que la mujer vuelva a su trabajo tras superar un cáncer de mamaCasi la mitad de trabajadoras afectadas por un cáncer de mama no vuelve a su labor tras diagnosticarse la enfermedad. La rehabilitación puede propiciar el retorno a la vida laboral de estas mujeres. Aún hoy, algunos médicos prescriben reposo a los pacientes de cáncer....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Sarcoma


    Definición

    El sarcoma de partes blandas es una enfermedad en la que comienzan a crecer células cancerosas (malignas) en el tejido blando en algún lugar del cuerpo. Los llamados "tejidos blandos" incluyen los músculos, los tendones (bandas de fibra que conectan los músculos a los huesos), los tejidos fibrosos, la grasa, los vasos sanguineos, los nervios y el tejido sinovial (tejidos alrededor de las articulaciones). Los tejidos blandos conectan, protegen y rodean los órganos y otras partes del cuerpo.

    Afortunadamente, los sarcomas de tejidos blandos son poco frecuentes. Por lo general aparecen en niños. Hay muchos tipos de sarcomas de tejido blando, dependiendo de la naturaleza del tejido donde se origina el cáncer.

    Tipos de sarcoma de partes blandas

    Rabdomiosarcoma. Es el tipo más común de sarcoma de tejidos blandos infantil. También ocurre en adultos. Se origina en los músculos que rodean al hueso y se puede encontrar en cualquier parte del cuerpo.

    Otros sarcomas de tejidos blandos:

    • Fibrosarcoma: se origina en el tejido fibroso de los brazos y piernas.
    • Neurofibrosarcoma: se origina en los nervios cerca de la superficie de los brazos, piernas y tronco.
    • Leiomiosarcoma: se origina en los músculos del tronco.
    • Liposarcoma: se origina en la grasa de los brazos y piernas.
    • Sarcoma sinovial: se origina en los forros de las cavidades de las articulaciónes y vainas tendinosas (bolsitas de líquido que rodean y protegen los tendones) en los brazos, piernas y tronco.
    • Hemangiopericitoma: se origina en los vasos sanguineos de los brazos, piernas, tronco, cabeza y cuello.
    • Sarcoma alveolar de partes blandas: se origina en los nervios que van a los músculos en los brazos y las piernas.
    • Histiocitoma fibroso maligno: comienza en el tejido fibroso de las piernas.
    • Tumor desmoide (fibromatosis): no es cáncer, pero puede confundirse con un tipo de fibrosarcoma.
    Diagnóstico de los sarcomas de tejidos blandos

    Si un paciente tiene sÍntomas o signos de sarcoma de tejido blando, el médico podria solicitar distintos estudios radiográficos (rayos-X) y otras pruebas. Puede ser necesaria una biopsia (cortar un pedazo de tejido para examinarlo al microscopio, con el fin de determinar la presencia de células cáncerosas).

    Tratamiento y pronóstico

    Ya que al hablar de sarcomas de tejidos blandos estamos hablando, en realidad, de muchas enfermedades distintas, la probabilidad de recuperación (pronóstico) y elección de tratamiento dependerán del tipo, localización y etapa del tumor y de la edad, tamaño, etapa de desarrollo y estado de salud en general del paciente.

    Existen tratamientos previstos para todos los pacientes con sarcoma de tejidos blandos. En general, se emplean tres clases de tratamiento, normalmente en combinación:

    1. Cirugia (extirpación del cáncer en una operación).

    2. Radioterapia (uso de rayos X en dosis elevadas u otros rayos de alta energía para eliminar las células cáncerosas).

    3. Quimioterapia (uso de medicamentos para eliminar las células cáncerosas).

    En cualquier caso, su médico, cirujano u oncólogo clínico deben proporcionarle toda la información necesaria.