Salud en la Mujer

Cuidados prenatales

Salud en la Mujer
>
Cuidados prenatales

¿Qué deberíamos saber?

Al quedar embarazada, la mujer es responsable de la salud del bebé así como de su propia salud. Usted y el niño dependen el uno del otro. Las necesidades de crecimiento del bebé pueden afectar a su salud del mismo modo que sus hábitos afectan a la salud del bebé. Desde el momento en que quede embarazada hasta que su bebé nazca, es importante que reciba el cuidado regular de un médico así como la educación prenatal. La función del médico es trabajar con usted para que su embarazo sea seguro y esta experiencia sea lo mas agradable posible.

Su compromiso con el cuidado prenatal debe empezar al primer signo de embarazo (tan pronto como tenga el primer retraso del periodo menstrual). Durante las visitas al médico, éste pasará mucho tiempo tratando de conocerle a usted y a su familia y repasando su historial médico. Durante la primera visita, le hará un examen físico completo y una serie de pruebas como, por ejemplo, análisis de sangre y orina.

Feto

En las visitas sucesivas, el médico seguirá controlando su salud así como la del bebé no nacido y siempre estará dispuesto a responder a cualquier pregunta que usted tenga sobre el embarazo. Estas visitas regulares al médico son extremadamente importantes, ya que le permitirán a usted y a su médico detectar cualquier problema del embarazo antes de que sea grave. Si tiene problemas, el médico le enviará a un especialista.

Publicidad

¿Qué problemas se pueden ocasionar durante el embarazo?

Algunos de los problemas que el médico puede ayudarle a solucionar son:

  • Diabetes, tanto en forma de diabetes en el embarazodiabetes gestacional, una enfermedad que se desarrolla durante el embarazo y que, por tanto, desaparece en la mayoría de los casos después del parto) como de diabetes mellitus existente (una enfermedad que impide que el cuerpo use los alimentos de forma correcta).
  • Mellizos o trillizos, debido a que los partos múltiples aumentan los factores de riesgo para el embarazo y el parto.
  • Infecciones, tanto en la madre como en el feto en desarrollo, y toxemia.

La toxemia es una complicación del embarazo que puede empezar entre la semana 20 y la 24 y puede provocar problemas leves o mortales. Los signos y síntomas son hinchazón, cambios de visión, presión alta de la sangre, dolores de cabeza y dolores abdominales.

Con los cuidados médicos adecuados, dichos problemas pueden tratarse y usted podrá relajarse y disfrutar de su embarazo. Junto con el cuidado físico para usted y el bebé, es importante que reciba una buena educación prenatal.

Los médicos, los hospitales, las asociaciones de la comunidad y su personal ofrecen cursillos prenatales y pueden contestar a cualquier pregunta que tenga sobre temas tan importantes como el tipo de alimentos que debe tomar, cuanto necesita descansar y las substancias que debe evitar (por ejemplo: la cafeína, el tabaco y otras drogas). Los cursillos prenatales le ayudarán a usted y a su familia a prepararse para el día en que de a luz a su bebé y para el cuidado del niño cuando esté en casa.

Los cursillos prenatales pueden ayudarle a tratar cualquier preocupación económica que tenga así como aconsejarle sobre temas como el hecho de ser madre soltera.Las visitas de cuidado prenatal pueden variar según las necesidades individuales pero, en general, debe visitar al médico durante el embarazo según el programa siguiente:

  • Hasta el quinto mes de embarazo, una visita cada cuatro semanas;
  • de 5 meses a 7 meses y medio de embarazo, una visita cada tres semanas;
  • de 7 meses y medio a 8 meses y medio de embarazo, una visita cada 2 semanas;
  • una vez a la semana desde los 8 meses y medio hasta el parto.
Publicidad

¿En qué consiste esta consulta?

Para que las visitas al médico sean más cómodas y constructivas, vaya al baño antes del examen. Puede que la enfermera le pida una muestra de esta orina para hacer una prueba. El médico le realizara un examen pélvico en la primera visita y tal vez otro cuando llegue al final del embarazo. Durante las visitas rutinarias el médico realizará exámenes abdominales para medir el tamaño del útero y examinar el feto. Puesto que la vejiga esta situada en la parte superior del útero, una vejiga llena dificultaría el examen. Lleve ropa ancha y fácil de quitar para el examen, y anote las preguntas y preocupaciones que desee consultar al médico. Tenga siempre a mano papel y lápiz para anotar preguntas para el médico. Si lleva el cuadernillo de notas consigo también podrá apuntar sus respuestas.

Junto con las visitas al médico, es importante que, en casa:

  • Evite a las personas que sepa que sufren infecciones como, por ejemplo, resfriado, gripe o cualquier enfermedad contagiosa como el sarampión, las paperas o la varicela.
  • Deje de tomar cafeína y alcohol.
  • No fume cigarrillos y evite las zonas con humo.
  • No tome ningún medicamento sin receta, como, por ejemplo, aspirina o vitaminas, a menos que el médico lo apruebe y no tome ningún otro medicamento.
  • Duerma cada noche ocho horas como mínimo y, si es posible, descanse durante el día, con los pies elevados.
  • Realice ejercicio moderado como, por ejemplo, pasear o nadar y aumente la ingestión calórica normal en un diez por ciento.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Prevención para la Salud
,
Salud en la Mujer

Contenidos adicionales

Temas relacionados:
Primeros síntomas de embarazo
Publicidad