PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Tos Crónica
  • NoticiasEl 90% de los pacientes con lupus presentaran astenia a lo largo de su vidaLa astenia es una de las complicaciones mas frecuentes en pacientes con lupus. En su enfermedad mantienen un deterioro funcional progresivo de sus capacidades físicas, mentales y sociales....Mantener el horario de verano podría ser beneficioso para la salud de los niñosNo retrasar los relojes permitiría elevar el nivel de actividad física de los niños. La actividad física de los niños es entre 15-20% mayor en verano. Con una hora más de luz se podría conseguir una media de dos minutos más de actividad física al día en cada niño. ...
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Sinusitis


    Definición

    La sinusitis es una enfermedad frecuente que se debe a la infección de uno o más de los senos paranasales (cavidades en los huesos del cráneo).

    Sinusitis

    Causas

    La causa primaria que conduce a la sinusitis es la obstrucción de los orificios de los senos. Con esta obstrucción, la circulación sanguínea y la ventilación de la cavidad sinusal son menores, lo que da lugar a un descenso de la PO2 que favorece el crecimiento bacteriano. La infección puede ser aguda, intermitente o crónica. Los causantes más habituales son las bacterias, aunque etiologías víricas y raramente micóticas también producen sinusitis.

    El Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Moraxella catarrhalis son las bacterias encontradas con más frecuenciaen los cultivos de exudación (pus). Las causas víricas comprenden rhinovirus, virus gripal tipo A y virus parainfluenza. En los pacientes inmunosuprimidos pueden producirse infecciones de sinusitis micótica, como la producida por Aspergillus fumigatus.

    La sinusitis aguda suele ir precedida de una infección vírica de las vías respiratorias superiores o asociada a pólipos nasales que han bloqueado el drenaje efectivo. Otros factores asociados a la sinusitis son rinitis alérgica, rinitis vasomotora, síndromes de deficiencia de anticuerpos, disfunción ciliar, fibrosis quística, cuerpos extraños e infecciones dentales, etc.

    Síntomas

    Los síntomas más frecuentes de sinusitis aguda son cefalea, secreción mucopurulenta y fiebre. Otros síntomas son la epistaxis (sangrado de nariz), malestar general, tos, hiposmia (falta de olfato), dolor a la masticación y afonía. En los niños con sinusitis crónica, la tos es la queja más habitual; la fiebre es menos frecuente.

    Los pacientes con sinusitis crónica presentan por lo general secreción posnasal purulenta, congestión nasal y cefaleas. Otros síntomas son tos, halitosis y rinorrea crónica. El intenso dolor facial es un síntoma infrecuente en los pacientes con sinusitis crónica. En algunos casos los pacientes no tienen síntomas.

    Diagnóstico

    La historia clínica y la exploración física son esenciales y pueden identificar la sinusitis purulenta en el 80 % de los casos. En el examen clínico, puede visualizarse una mucosa nasal roja, edematosa, con secreción nasal purulenta, asociada con sensibilidad del seno a la presión. Por el contrario, la exploración física en la sinusitis crónica puede ser normal o revelar pólipos nasales o secreción nasal purulenta. Las técnicas radiográficas de imagen, como la radiografía de senos y la tomografía computarizada (TAC), deben reservarse para problemas diagnósticos difíciles y para las sinusitis insensibles a los antibióticos.

    La tomografía computarizada es útil para visualizar el contenido y la anatomía ósea de los senos, sobre todo si se sospecha sinusitis esfenoidal y etmoidal o neoplasia. En los pacientes con sinusitis recidivante, hay que considerar factores alérgicos y no alérgicos. Además de las pruebas cutáneas de alergia, son útiles las determinaciones cuantitativas de inmunoglobulina, la prueba de cloro en sudor y los estudios de motilidad ciliar.

    Complicaciones

    Desde la introducción de los antibióticos, las complicaciones graves de la sinusitis paranasal son infrecuentes. Estas complicaciones pueden consistir en osteomielitis del seno frontal, empiema extradural subdural y trombosis de seno cavernoso. La sinusitis etmoidal aguda es más frecuente en los niños que en los adultos y puede causar tumefacción orbitaria y periorbitaria unilateral y celulitis.

    Tratamiento

    La terapéutica médica actual se dirige a tratar la infección y a lograr el drenaje de los senos.

    Los antibióticos de elección en la sinusitis, tanto aguda como crónica, son la ampicilina y la amoxicilina; sin embargo, las bacterias productoras de B-lactamasa son un problema constante.

    Son alternativas válidas la amoxicilina-clavulámico, el cefaclor, el trimetoprim-sulfametoxazol, la cefuroxima, la eritromicina-sulfizoxazol y clindamicina.

    La duración del tratamiento de la sinusitis aguda debe ser de al menos diez-catorce días y la de la sinusitis crónica de tres-cuatro semanas.

    Los tratamientos de apoyo para reducir el edema tisular y aliviar la obstrucción de los orificios sinusales comprenden la administración de descongestivos orales y corticosteroides tópicos.

    En los pacientes con rinitis alérgica, la combinación de descongestivos y antihistamínicos puede contribuir a reducir las secreciones. En algunos casos, se usan descongestivos nasales tópicos durante dos-tres días, seguidos de esteroides nasales tópicos, ya que los descongestivos tópicos a largo plazo pueden originar rinitis medicamentosa. En algunos pacientes con obstrucción nasal significativa y pólipos nasales, se requiere un breve ciclo de prednisona de siete-diez días.

    Se necesita consulta quirúrgica en los casos de sinusitis aguda complicada, sinusitis insensible a la terapéutica médica enérgica y sinusitis crónica recidivante (más de cuatro episodios al año). Las intervenciones quirúrgicas deben ir seguidas de tratamiento médico, que comprende el uso de corticosteroides tópicos para minimizar la reaparición de pólipos nasales. Las intervenciones quirúrgicas comprenden el lavado sinusal, la creación de un orificio ensanchado para proporcionar drenaje efectivo y aireación, y la resección del tejido enfermo.

    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Antonio Caravaca García
    Otorrino (Algeciras)
    Emilio Amilibia Cabeza
    Otorrino (Barcelona)
    María Begoña González Juez
    Otorrino (Logroño)
    Jose María González Pérez
    Otorrino (Granada)
    PUBLICIDAD