Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Estuve ingresada por una meningitis linfocitaria vírica. Dos semanas después continuo con algunos síntomas y debilitada

Pregunta

Soy una paciente de 31 años que ha estado hospitalizada durante 17 días con un diagnóstico de meningitis. El comienzo de la enfermedad aparece unos días antes (7 días), en los cuáles la sintomatología fue de mareos, dolor de cabeza y cuello, hasta que en el día de mi ingreso en el hospital, se añade un síntoma más de vómitos que hace sospechar al médico de una posible meningitis.

El juicio diagnóstico del médico es el siguiente: Ingreso con cefalea frontooccipital y sensación nauseosa. Con analgesia mejoró el cuadro, pero al cuarto día presenta un cuadro confusional con desorientación que cede más tarde espontáneamente. Por este motivo se produce el traslado a otro centro, donde se practica punción lumbar que da salida a un líquido claro, con los siguientes resultados: glucosa 51 (sangre 100), proteínas 95, leucocitos 75 (100% mononucleares).

Consulta: En la exploración física me hallo consciente, orientada, sin signos meníngeos, cabeza y cuello normales, auscultación cardiopulmonar normal, abdomen sin hallazgos, extremidades normales. Exploración Neurológica normal. En las pruebas complementarias:

- Hematología: hemoglobina 12.8. hematocrito 36.9, leucocitos 5000 (69% PMN), plaquetas 235.000, VSG 21.

- Bioquímica: SMAC 20, todo normal (iones, función hepática, renal, calcio).

- LCR (2º, al décimo día de ingreso y 5 días después del primero): 205 leucocitos (100% mononucleares), glucosa 52, proteínas 95, ADA 6.7.

- Cultivos de LCR: Ordinario, hongos, brucella, HIV, criptococo y borrelia negativos.

- Proteinograma: aumento alfa2-globulinas.

- Aspirado de médula ósea: no se evidencian infiltrados patológicos.

- Mantoux: Negativo.

- RMN cerebral: sin alteraciones.

- Radiografía de tórax: masa mediastínica.

- TAC torácico: masa paratraqueal entre traquea cava de 3.5 x 4.5 sugestiva de adenopatías.

Evolución: Con la sospecha diagnóstica de meningitis de origen vírico se mantuvo a la paciente en observación evolucionando favorablemente (sin cefalea, sin fiebre, sin cuadro tóxico y sin focalidad neurológica) hasta el séptimo día de ingreso, en que sufre un cuadro de desorientación y amnesia. El nuevo analisis de LCR no mostró grandes cambios y una RNM cerebral fue normal. La evolución posterior fue satisfactoria siendo todos los cultivos y serologías practicadas negativos; lo que va a favor de etiología vírica del cuadro. Como hallazgo radiológico se encontró una masa mediastínica, probablemente adenopática que había que biopsiar. Dado que la paciente actualmente reside en Madrid, se realizará allí dicha prueba.

Juicio diagnóstico: Meningitis linfocitaria probablemente vírica. Masa paratraqueal derecha sugestiva de adenopatías. Se realiza el alta médica tras 16 días ingresada.

Actualmente me encuentro en mi domicilio, sufriendo aun fuertes dolores de cabeza, tratándolos evitar con Aspirina como única petición médica; de hombros y cuello, debilitada, falta de apetito y con alguna dificultad transitoria ocasional de la visión del lado izquierdo.

Respuesta

Ha sufrido usted lo que se llama una meningitis linfocitaria o aséptica. Significa que la causa no es bacteriana (que es la meningitis que suele evolucionar rápida o fulminantemente). Las meningitis asépticas tienen una evolución habitualmente benigna y, aunque los virus (herpesvirus, enterovirus, paramyxovirus, VIH, etc.) son responsables del mayor porcentaje de ellas, pueden también ser producidas por otras causas como brucelosis, sarcoidosis, tuberculosis, etc.

Dado los resultados bioquímicos y microbiológicos del LCR, la causa mas probable parece un virus como el causante del cuadro. En algunos casos de meningitis vírica se puede producir una recidiva, por lo que, dado los síntomas que presenta, es necesario que sea evaluada por un neurólogo en breve, para valorar si pudiera estar sufriendo un nuevo cuadro de meningitis o son secuelas del anterior, ya que en algunos casos la recuperación puede ser lenta y con algunas secuelas.

Respecto a la presencia de adenopatías, su estudio determinará el origen y si tienen relación con la meningitis sufrida. Una patología que justificaría las dos situaciones en una persona joven sería la sarcoidosis. Le adjunto algo de información sobre ella.
Publicidad

La enfermedad de Besnier-Boeck o sarcoidosis es una afección de origen desconocido, consistente en la aparición de unas inflamaciones en forma de nódulos en distintos órganos. También se le llama linfogranulomatosis benigna. Como indica su nombre, se trata de una enfermedad benigna pero, debido a que los nódulos pueden aparecer en zonas extremadamente molestas, la enfermedad encierra un cierto peligro.

En el pasado, se solía confundir esta enfermedad con la tuberculosis debido a que los focos se encuentran frecuentemente en los pulmones y guardan cierto parecido con los focos de infección de la tuberculosis. Pero no se trata ni de infección ni de bacteria. Los médicos hablan de enfermedad sistemática, que es lo mismo que decir "no tenemos idea".
Publicidad

Comienza generalmente en adultos jóvenes, entre los 20 y 40 años de edad. Incide algo más en las mujeres que en los hombres y probablemente se trata de una cierta predisposición. Además se da cada vez con mayor frecuencia; tampoco hay explicación para esto.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario