Otorrinolaringología

de 2 Valoraciones

Acúfenos

¿Qué otros nombres tiene?

  • Tinnitus

  • Mal de los músicos

  • Zumbido de oídos

  • CIE-9: 388.3

  • CIE-10: H93.1

¿Qué son los acúfenos?

Se denomina acúfenos o tinnitus a los ruidos en el oído no producidos por sonido ambiental. Son ruidos únicamente escuchados por la persona que los padece y frecuentemente están asociados a la pérdida de audición (hipoacusia).

Lo sufren en algún momento de su vida una o dos personas de cada diez. Aparece más frecuentemente en adultos de entre 40 y 50 años.

¿Qué incidencia tiene la enfermedad?

Entre el 10 al 20% de la población sufren de acúfenos, sobre todo en torno a los 40 o 50 años, aunque cada vez se presentan más en gente joven, probablemente en relación al estrés y a la costumbre de oír música a un volumen muy elevado de forma habitual.

Es más frecuente en personas que sufren exposiciones persistentes a un ruido elevado; como puede ser el escuchar música de forma habitual con cascos a alto volumen (típico de jóvenes que escuchan música con reproductores portátiles), o si se trabaja en ambientes ruidosos constantemente (por ej.; trabajadores con martillos neumáticos, músicos… de hecho se conoce también como el ‘mal de los músicos’).

¿Cuál es la causa que lo provoca?

No se saben las causas exactas que lo provocan pero se cree que el cerebro al notar una pérdida de audición por alguna causa intenta compensarla con sonidos.

Existen, no obstante, algunos factores que pueden favorecer su aparición:

  • Lesiones del oído medio e interno (las lesiones de oído interno pueden acompañarse de vértigos).
  • Tapones de cera.
  • Otitis.
  • Otosclerosis (fibrosis del oído).
  • Perforaciones y otras lesiones del tímpano.
  • Vértigo de Ménière.
  • Infecciones del oído medio por virus (laberintitis).
  • Neurinoma del nervio acústico.
  • Golpes en la cabeza (traumatismos craneoencefálicos).
  • Hipertensión arterial y arterioesclerosis (al disminuir el riego sanguíneo del oído).
  • Hipotensión.
  • Alteraciones metabólicas (por ejemplo la diabetes).
  • Enfermedades degenerativas del oído interno, especialmente en la vejez (presbiacusia).
  • Algunos fármacos:
    • Antibióticos (especialmente los Amimoglucósidos, Eritromicina, Tetraciclinas).
    • Analgésicos /antinflamatorios (ácido acetilsalicílico y otros antinflamatorios no esteroideos).
    • Diuréticos.
    • Quimioterápicos.
Publicidad

¿Cuáles son los síntomas de los acúfenos?

El ruido que se escucha en el oído suele ser un murmullo persistente bastante molesto provocando un gran estrés en quien lo padece. Puede ser muy variable (zumbidos, pitidos, chasquidos, palpitaciones, sensación de oleaje, etc.).

El volumen y la duración son también variables pudiendo haber momentos en que desaparecen y otros en los que se escuchen con mayor intensidad.

A veces, sólo aparecen en determinadas situaciones (al estar tumbado, después de un esfuerzo físico, ante variaciones de presión atmosférica, etc.).

Los acúfenos empeoran si se padece estrés, se escucha música a volumen elevado o se trabaja en ambientes ruidosos.

Es molesto especialmente por la noche, ya que puede impedir que se duerma correctamente provocando insomnio.

¿Cómo se diagnostica?

En la valoración del cuadro, además del pertinente estudio otorrinolaringológico, es conveniente utilizar una escala de severidad del acúfeno (una serie de preguntas que puntúan para saber cómo repercute el acúfeno en la vida diaria del enfermo) para poder establecer la repercusión en la calidad de vida del paciente, ya que la percepción de la molestia que ocasiona es diferente para cada enfermo, y así se intenta establecer niveles de afectación.

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

No existe un tratamiento efectivo para este problema. Si se encuentra una causa que lo produce y se actúa sobre ella el acufeno puede desaparecer o atenuarse.

En la mayoría de los casos suele mejorar espontáneamente sin ningún tipo de tratamiento.

Para dormir por la noche se recomienda escuchar música suave, que enmascare eficazmente el acúfeno.

Deben evitarse los excitantes (como el café, té, chocolate o glutamatos) sobre todo antes de acostarse.

Si es necesario tratarlos por existir una afectación importante de la calidad de vida, en especial para dormir, se puede administrar un sedante suave (benzodiacepinas).

Son eficaces las terapias de reentrenamiento. Consiste en someter al paciente a un sonido constante mezclado con música (mediante una prótesis que genera sonidos). El cerebro se acostumbra a interpretarlo y aunque el acúfeno siga estando presente la percepción sobre él es menos molesta. El tratamiento puede prolongarse en el tiempo, mejorando los síntomas, aunque una curación total no es frecuente.

foto de Dr. José Antonio Zumalacárregui
ESCRITO POR

Dr. José Antonio Zumalacárregui

Fecha de revisión: 03-05-2019

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Tinnitus and Stress: An Interdisciplinary Companion for Healthcare Professionals, Agnieszka J. Szczepek, Birgit Mazurek, ISBN: 978-3-319-58396-9. (Inglés)

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario