Salud en el Hombre

de 15 Valoraciones

Hiperplasia benigna de próstata

Salud en el Hombre
>
Hiperplasia benigna de próstata
Publicidad

¿Qué otros nombres tiene?

  • Hipertrofia benigna de próstata

  • CIE-9: 600.0

  • CIE-10: N40

¿Qué es la hipertrofia de próstata?

La hiperplasia benigna de próstata es el aumento del tamaño de la glándula prostática producido por un aumento relativo de los estrógenos (hormonas femeninas) frente a la testosterona (hormona masculina) que aparece frecuentemente en los hombres con la edad.

hipertrofia benigna prostata

¿Cuál es la causa que lo provoca?

Las células de la próstata poseen receptores que son sensibles a la testosterona y a los estrógenos. Cuando el equilibrio varía, normalmente por la edad, estimula la producción de factores de crecimiento celular originando el progresivo aumento de tamaño de la glándula que puede ser variable dependiendo de otros factores.

Otros factores predisponentes al aumento del tamaño de la próstata son la existencia, en personas mayores de 70 años, de obesidad, hipertensión, intolerancia a los hidratos de carbono por resistencia a la insulina y alteraciones en las grasas de la sangre. En estos casos el volumen prostático es cuatro veces superior y más rápido que en personas de la misma edad sin estos factores añadidos.

Publicidad

¿Cuáles son los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata?

Al ser el crecimiento prostático un proceso lento los síntomas aparecen progresivamente, se llama prostatismo y aparecen secuencialmente. Los principales son:

  • Dificultad para orinar
  • Chorro urinario de poca fuerza
  • Necesidad de orinar frecuentemente
  • Necesidad de orinar por la noche
  • Necesidad de apretar para conseguir vaciar la vejiga
  • El acto de orinar se realiza en dos tiempos con chorro entrecortado
  • Sensación de que la vejiga no se vacía completamente
  • Dificultad para iniciar la micción
  • Goteo de orina al acabar
  • Sensación imperiosa de orinar

En ocasiones puede llegar a producir síntomas más graves como son la imposibilidad absoluta para orinar (retención urinaria), infecciones urinarias, la presencia de sangre en la orina o la alteración de la función de los riñones.

El pronóstico es impredecible y variable ya que puede permanecer estable, con cuadros más agudos en brotes, aumentar progresivamente o a veces debutar con una retención urinaria aguda . En la mayor parte de los casos es un desarrollo progresivo.

En algunos casos mejoran solo disminuyendo la ingesta de líquidos.

Publicidad

¿Cómo se puede detectar?

Como en todos los casos los síntomas orientan al diagnóstico y con la sospecha clara se debe realizar un tacto rectal. Por medio de esta exploración el médico puede palpar el tamaño de la próstata y saber si está aumentada de tamaño o no y su consistencia para descartar un tumor.

Un análisis de orina permitirá saber si hay o no una infección urinaria coexistente.

Se realizará un análisis para valorar el antígeno específico prostático (PSA), sustancia producida por la próstata que debe encontrarse dentro de unos límites, en relación a la edad y al tamaño prostático, para ser considerada normal. Si está elevada se realizarán otras exploraciones para comprobar si existe o no una patología más grave.

A veces se utilizan métodos para medir el flujo de la orina, y puede ser útil la ecografía abdominal para medir el tamaño de la próstata y descartar otras enfermedades en la vejiga o la presencia de cálculos en su interior.

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

Como tratamiento medicamentoso se utilizan:

  • Hormonas, como los inhibidores de la 5 alfa reductasa (Finasteride). Se utiliza en períodos largos de 6 meses para que su eficacia sea óptimo, pudiendo lograr una reducción del 30% del volumen de la próstata en la mayoría de los casos. Si el efecto es el esperado se mantiene durante años.
  • Fármacos alfa bloqueantes selectivos, como la alfuzosina, la doxazosina, la tamsulosina y la terazosina. Estos medicamentos actúan relajando los músculos de la salida de la vejiga, de la uretra y de la próstata, mejorando la dificultad para orinar en más de la mitad de los pacientes.

Se utiliza la cirugía en

  • Casos no controlados de retención de orina
  • Infecciones repetidas de orina por la obstrucción prostática
  • Presencia de sangre en la orina proveniente del adenoma prostático
  • En caso de formación de cálculos en la vejiga
  • Si aparecen divertículos vesicales en el estudio realizado.

La cirugía de la hipertrofia benigna de próstata es muy efectiva con los síntomas pero tiene muchos efectos secundarios, por ello la decisión debe ser muy pensada.

De modo simplificado, se puede decir que hay dos procedimientos quirúrgicos: la resección transuretral de la próstata y la adenomectomía prostática abierta.

La resección transuretral prostática se realiza pasando un instrumento a través de la uretra que corta mediante energía eléctrica la próstata, consiguiendo mejorías en un 70 a un 90% de los pacientes.

La adenomectomía prostática se realiza mediante una incisión quirúrgica en el abdomen y por ello suele tener más complicaciones pero el éxito de la intervención es mayor que en la otra técnica ya que no suele exigir reintervenciones.

Existen otros métodos alternativos en fase de desarrollo. Uno es la dilatación de la uretra que se realiza mediante la colocación de una prótesis en la uretra prostática, que se dilata con un sistema hinchable. Otro método es la destrucción del tejido prostático con agujas que emiten radiofrecuencias, o por hipertermia y termoterapia, capaces de destruir parte de la próstata mediante el calor sin lesionar los tejidos alrededor de la misma

foto de Dr. José Antonio Zumalacárregui
ESCRITO POR

Dr. José Antonio Zumalacárregui

Fecha de revisión: 01-06-2020

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Basic Pathology (10th Ed) 2018, Vinay Kumar, Abul K. Abbas, Jon C. Aster, ISBN: 978-0-323-35317-5, Pag. 698. (Inglés)

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Preguntas relacionadas

  • ¿Qué complicaciones puede haber entre la intervención de la hiperplasia benigna de próstata y la de hemorroides?Nuestro padre de 64 años de edad tiene una hiperplasia benigna de próstata y algunos médicos recomiendan la intervención quirúrgica. Sin embargo, actualmente mantiene un cuadro de hemorroides y también sugieren una intervención quirúrgica para éstos.

    ¿Qué relación y complicación puede haber entre ambas intervenciones? Hemos escuchado que puede haber problemas en la operación de próstata después de una cirugía para eliminar las hemorroides.
    Tras una intervención de próstata, el periné (parte baja del abdomen) está muy sensible y por el momento no es bueno que las hemorroides estén activas u operadas. Ese espacio puede ser de 4 a 6 semanas. La intervención de hemorroides no condiciona un problema en la próstata, ya que es una intervención vascular y en otro territorio de dependencia.

    Sí puede ocurrir que la retención urinaria reflejada en los primeros días de la intervención sea un problema, pero no grave. La alternativa a la intervención de hemorroides es la aplicación de inyecciones esclerosantes, pero no es una técnica con grandes expectativas de mejoría.

    Lo mejor será tratar las hemorroides médicamente, tenerlas lo mejor posible y realizar la intervención de próstata. Después de 8 semanas plantearse la intervención de hemorroides.
    foto de Dr. Ignacio Antépara ErcorecaRespondida por: Dr. Ignacio Antépara ErcorecaFecha de revisión: 29/01/2019

  • ¿Cuál es la función del medicamento Hytrin, que contiene Terazosina?Deseo saber acerca del medicamento Hytrin, que contiene Terazosina. ¿Cuál es su función?La Terazosina es un fármaco alfa-bloqueante que se emplea como antihipertensivo y para el tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata.

    Como antihipertensivo se emplean dosis habitualmente de 1-5mg diarios (hasta un máximo de 20mg/día). Como tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata la dosis diaria habitual es de 5mg.
    foto de Dr. José Antonio ZumalacárreguiRespondida por: Dr. José Antonio ZumalacárreguiFecha de revisión: 20/12/2013

  • Tengo hipertrofia benigna de próstata y quisiera saber que efecto tiene sobre ella el DHEA y que alfabloqueante es el más efectivo y tiene menos efectos secundariosSoy un varón de 50 años y tengo hipertrofia de próstata.

    He leído que la falta de testosterona causa la hipertrofia entonces, el suministro de la DHEA que en teoría debe aumentar la testosterona debería ser bueno, pero he leído en un artículo sobre la DHEA, que uno de los riesgos que se corre al tomarlo es favorecer el cáncer de próstata. ¿Es eso cierto?

    Por último, me gustaría saber si hay algún producto que aumenta la testosterona a parte de la DHEA, y de la lista de los alfabloqueantes cuál es el más efectivo y cuáles son los efectos secundarios, y también el nombre del fármaco que se vende en España.
    No está establecida cual es la causa definitiva de la hipertrofia benigna de la próstata, ni del cáncer de próstata.

    Hay muchos factores implicados, pero la edad avanzada y una función androgénica normal a través de testículos funcionales normales, son los dos factores más claros que influirán en el desarrollo del crecimiento prostático benigno o hiperplasia prostática (HBP). Queda por aclarar si esta influencia hormonal es facilitadora para su desarrollo o decisiva para su comienzo.

    Las células de la próstata poseen receptores sensibles a la testosterona y a los estrógenos, y cuando el hombre va envejeciendo se produce un desequilibrio entre las diferentes hormonas, que estimula la producción de factores de crecimiento celular originando el progresivo aumento de tamaño de la glándula.

    La testosterona libre plasmática es convertida en un 90% en dihidrotestosterona (DHT), que es el principal andrógeno prostático, en las células prostáticas por acción de la 5-alfa reductasa.

    Hay teorías que sugieren que la dehidrotestosterona tiene un papel importante; al caer los niveles de testosterona en la sangre, el hombre continúa produciendo dehidrotestosterona y ésta estimula el crecimiento celular.

    De hecho, uno de los tratamientos médicos más usados en la actualidad, es la inhibición de la enzima 5-alfa reductasa (Finasteride), lo cual impedirá el paso de la testosterona a dihidrotestosterona.

    La DHEA (o dehidroepiandrosterona) que usted menciona es una hormona natural producida por las glándulas suprarrenales a partir del colesterol. La DHEA es un importante precursor para los andrógenos y estrógenos, pudiendo ejercer acciones de acuerdo con las necesidades del organismo, bien sea como andrógenos o como estrógenos. Por ello no debe tomarse por pacientes que sufren de HBP, ya que estimulará su crecimiento al incrementar la producción hormonal. La DHEA no provoca enfermedades de la próstata, pero si puede ser un factor agravante si ya existen.

    Respecto al tratamiento de la HBP con fármacos alfa bloqueantes selectivos, se puede realizar con los siguientes compuestos: Alfuzosina, Doxazosina, Tamsulosina y Terazosina. Estos medicamentos actúan relajando los músculos de la salida de la vejiga, de la uretra y de la próstata, mejorando la dificultad para orinar en más de la mitad de los pacientes. No reducen el tamaño prostático. Actúan preferentemente frente a los síntomas irritativos. Sus efectos secundarios son: hipotensión ortostática, mareos, palpitaciones, somnolencia, debilidad, náuseas, diarrea, congestión nasal, cefalea, impotencia...

    Los alfa bloqueantes producen un marcado efecto hipotensor de primera dosis. Hay que extremar precauciones, especialmente en ancianos, al comenzar el tratamiento (si es posible, tomar la primera dosis por la noche, en su domicilio, en reposo y en compañía). Los más utilizados en España son:
    • Alfusocina (Alfetin).
    • Doxazosina (Benestan): podría ser eficaz en el tratamiento de la HBP en pacientes con HTA, ya que también reduce de forma gradual la presión arterial. Tiene menor efecto de primera dosis que la Prazosina o la Terazosina.
    • Terazosina (Omnic); también tiene un efecto hipotensor, pero se ha visto que además mejora el perfil lipídico. De ahí que pudiera ser una buena opción terapéutica en pacientes con HBP y alteraciones metabólicas como las dislipemias.
    • Tamsulosina (Urolosin): tiene un efecto muy débil sobre la presión arterial, por lo que no estaría indicado si queremos además un efecto hipotensor en un paciente con HBP.
    • Otra alternativa terapéutica son los Inhibidores de la 5-Alfa-reductasa. Reducen el tamaño prostático y menos los síntomas urinarios bajos (en este aspecto son más efectivos los alfa bloqueantes). Se utilizan a largo plazo y en próstatas grandes, pera reducir su tamaño. Bloquean selectivamente la dihidrotestosterona y reduce el tamaño prostático con menos efectos secundarios que otros fármacos antiandrogénicos (disminución de la líbido y disfunción erectil). Se utiliza en períodos largos de 6 meses para que su eficacia sea óptima, pudiendo lograr una reducción del 30% del volumen de la próstata en la mayoría de los casos. Si el efecto es el esperado se mantiene durante años. El más conocido es el Finasteride (Proscar).
    • Otros antiandrógenos utilizados son el Androcur y Eulexín.
    Se utiliza la cirugía en los casos no controlados de retención de orina, infecciones repetidas de orina por la obstrucción prostática, en caso de presencia de sangre en la orina proveniente del adenoma prostático, en caso de formación de cálculos en la vejiga o si aparecen divertículos vesicales en el estudio realizado.
    foto de Dr. José Antonio ZumalacárreguiRespondida por: Dr. José Antonio ZumalacárreguiFecha de revisión: 05/04/2018

  • Tengo hipertrofia benigna de próstata y he probado diferentes tratamientos que no tolero bien ¿Hay alguna novedad en el tratamiento de esta dolencia?De acuerdo a diagnósticos de médicos urólogos, padezco de hipertrofia benigna de próstata.

    El último estudio efectuado consistió en ecografía renal bilateral y vesicoprostática, análisis de sangre y orina completos y PSA, tacto rectal, flujo urinario, cuyo resultado fue normal, salvo la orina residual que fue de 210 cc sobre un volumen previo de 450 cc. Tamaño de próstata 38x25x43 mm, peso: 25 gr.

    Remedios ingeridos: hasta hace un año: Finasteride 5mg y luego Terazosina 2mg. No toleré ninguno pues me producían cefalea, malestar general, decaimiento.

    Tengo 71 años y mi presión arterial es de 130-80.

    Hace aproximadamente quince días, por indicación del urólogo, tomé Alfuzosina 10 mg, pero a la semana lo dejé por intolerancia.

    Deseo saber si existen nuevas drogas de las ya mencionadas que pueda tolerar para solucionar mi problema.
    En principio, entiendo que es usted un hombre de 71 años, sano, que presenta hipertrofia prostática con cierta cantidad de orina residual postmiccional, que ha probado diversos tratamientos de manera infructuosa, que son los que describe en su hoja de consulta.

    En general, veo que han probado con diversos fármacos que forman parte de una gran familia denominados alfa bloqueantes, y los cuales producen una cierta relajación de la región implicada en el proceso miccional. Característicamente, los pacientes con síntomas de hipertrofia de próstata presentan dos categorías de síntomas: el componente dinámico, por estimulación de receptores alfa adrenérgicos que provocan espasmo de la región, lo cual dificulta la expulsión de la orina, y el componente estático, por la proliferación de la glándula, que al estar abrazando la uretra no permita que la orina pase bien a su través.

    El tratamiento a un paciente con un síndrome de hipertrofia benigna de próstata depende de si el médico que lo atiende entiende si es necesario o no, lo cuál se valora en vista de la intensidad sintomática,las consecuencias que tendría no tratar..., y en general tiene dos vertientes:
    • Tratamiento médico, a base de productos farmacéuticos: los alfabloqueantes (Terazosina, Doxazosina, Tamsulosina), los inhibidores de la alfa-5-reductasa (Finasteride), combinar ambos tipos (hay estudios contradictorios sobre si hay mejoría sintomática para el paciente) y por supuesto la observación.
    • Tratamiento quirúrgico: que puede ser a su vez de dos tipos:
      • Mínimamente invasivo: TUTM, TUNA, ILC, stents y dilatación con balón.
      • Cirugía mayor: prostatectomía radical, TUIP (incisión transuretral), RTU (resección transuretral).
    Sobre las posibilidades quirúrgicas, la opción que ofrece mejores resultados, con la cual se comparan el resto de las técnicas, es la RTU, que es una cirugía corta, de ingreso corto también, en la que en un 90% mejora la sintomatología, con un índice medio de morbimortalidad (complicaciones graves con o sin muerte) del 0.2%; un 20% requiere una reintervención al cabo de unos 10 años, y las complicaciones más frecuentes son la impotencia (10%), eyaculación retrógrada (50%) y la incontinencia (4%). El resto de las cirugías no ofrecen mejores resultados en general, y se reservan para casos especiales.

    Otra buena alternativa es la Incisión transuretral (TUIP), que se realiza en próstatas pequeñas, de menos de 30 gramos, con obstrucción del cuello y en jóvenes; en lugar de quitar tejido, se hacen cortes como las horas 5 y 7 de un reloj, que agrandan el cuello vesical y la próstata; un 80% presentan mejoría sintomática, y se reoperan menos del 1% a los 10 años; la eyaculación retrógrada alcanza un 15%, y la impotencia un 2%.
    foto de Dra. Irune Cachorro San PedroRespondida por: Dra. Irune Cachorro San PedroFecha de revisión: 17/01/2013

  • Hace dos años me diagnosticaron congestión de próstata y estoy en tratamiento con Terazosina. Quiero más información sobre la enfermedadTengo 40 años y hace 2 me diagnosticaron una congestión de la próstata. Estoy en tratamiento con Terazosina, al que respondo bien.

    ¿Cuál es la causa de esta enfermedad?
    El término “congestión de próstata” es extremadamente informal, aunque comúnmente se utiliza para designar a la hipertrofia benigna de próstata, que es un crecimiento de la glándula más allá del tamaño considerado como “normal”, con la subsiguiente repercusión, fundamentalmente sobre la capacidad de vaciamiento vesical.foto de Dra. Irune Cachorro San PedroRespondida por: Dra. Irune Cachorro San PedroFecha de revisión: 12/12/2012
Publicidad