PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Pancreatitis
  • Problemas generales de páncreas
  • Quistes y tumores benignos de ovario
  • Tumores de Páncreas
  • NoticiasLos radiólogos pediátricos tratan de reducir la radiación en niñosLa radiación ionizante administrada en las exploraciones diagnósticas puede tener efectos biológicos conocidos, fundamentalmente sobre órganos en desarrollo de los pacientes pediátricos. Los órganos más radiosensibles son el tiroides, las mamas y las gónadas. ...La medida de la muñeca, un síntoma de alerta en los más jóvenesEl perímetro de la muñeca podría servir como signo de detección temprana de la Diabetes y los problemas cardiovasculares en los niños con sobrepeso, según sugiere un estudio de la Universidad Sapienza de Roma (Italia)....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Amilasa en suero


    Otros nombres
    • Amilasa sérica

    • Amilasa en suero

    Definición

    La amilasa es un enzima que tiene la función de digerir el glicógeno y el almidón para formar azúcares simples, se produce principalmente en las glándulas salivares y en el páncreas. Cuando uno de estas glándulas se inflama derrama la amilasa a la sangre y aparece elevado su nivel en el análisis de la amilasa sérica.

    ¿Para qué se realiza este análisis?

    Se utiliza para evaluar la función del páncreas, diagnosticar la presencia de enfermedades del mismo y para controlar su evolución. También se utiliza para evaluar enfermedades de la vesícula biliar (piedras ó litiasis), problemas intestinales, y otras enfermedades diversas.

    La amilasa sérica aparece levada a las 12 horas de una lesión de páncreas para volver a la normalidad a las 48 a 72 horas. Si persiste elevada es que el problema no se ha resuelto.

    Procedimiento de obtención

    Para realizar este análisis no se precisa estar en ayunas.

    Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital) pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

    Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y en general se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja (con una jeringa o tubo de extracción).

    Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.

    Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja. Le soltarán el tortor.

    Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración (mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).

    Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un esparadrapo durante unas horas.

    La sangre extraída se traslada al laboratorio de análisis en un tubo especial para bioquímica, que contiene un producto anticoagulante. En general no suelen ser necesarios más de 10 mililitros de sangre para una batería estándar de parámetros bioquímicos.

    Problemas y posibles riesgos
    1. La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto dolor.
    2. La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a varios pinchazos
    3. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en la zona.
    4. Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece fiebre deberá consultarlo con su médico.
    Valores normales de amilasa en suero

    Niveles normales de Amilasa en suero: de 30 a 220 U/L.

    En estos valores puede haber diferencias por la técnica o por criterios de normalidad propios de laboratorios concretos, a veces en el rango de valores y otras veces por las unidades a las que se hace referencia. Así se pueden dar como normales rangos entre 40 a 140 U/L.

    Valoración de resultados anormales

    Los niveles aumentados de Amilasa en la sangre pueden indicar:

    • Cáncer de páncreas, ovarios, pulmón.
    • Colecistitis.
    • Cólico de vesícula biliar.
    • Embarazo ectópico con rotura de trompas.
    • Obstrucción intestinal.
    • Pancreatitis aguda.
    • Problemas de obstrucción de conductos biliares o pancreáticos.
    • Ulcera de estómago perforada.

    Los niveles disminuidos de Amilasa en la sangre pueden indicar:

    • Cáncer de páncreas.
    • Lesión pancreática.
    • Enfermedades renales.
    • Toxemia en el embarazo.
    ¿Qué médico me puede tratar?
    PUBLICIDAD