Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Estoy embarazada y padezco de tiroides. El médico me va a recetar propil-tiouracilo ¿Es el tratamiento adecuado?

Pregunta

Tengo una bebé de un año y dos meses. Yo padecí de tiroides hace muchos años y me trataron con Syntroid. La deje dos años después y nunca más me acorde del asunto hasta hace poco que fui y me hice unos exámenes y me salieron muy mal (t3= 339, t4= 17.1, T.S.H no detectable) bueno me dijeron que esto es muy malo.

Hace unas semanas me enteré que estoy de nuevo embarazada, tengo 3 semanas de embarazo. Mi doctor obstetra me dijo que no me daría ningún tratamiento porque yo no tengo ningún síntoma de los que normalmente se mencionan.

Yo vivo una vida muy normal y no padezco de nada. Mi doctor me dijo que me va a tener en observación más seguido para darme Propiltiouracilo si fuera necesario.

Mis preguntas son:
- ¿Mi bebé tiene algún peligro de malformaciones?
- Este medicamento propiltiouracilo ¿Le hace algún daño a mi bebé?
- ¿Que me recomiendan hacer ya cuando tenga mi hijito/a con mi hipertiroidismo?

Respuesta

Tu médico está realizando correctamente las cosas, ya que aunque tú tienes una analítica franca de hipertiroidismo ahora no tienes clínica.

¿Cuál es el tratamiento del hipertiroidismo en el curso del embarazo?

Dado que el radio-yodo está contraindicado, la opción terapéutica debe establecerse entre la cirugía y los tioderivados. Estos últimos tienen el inconveniente de que pueden producir hipotiroidismo y bocio en el recién nacido, pues la placenta permite el paso de las tionamidas desde la madre al feto, mientras que es relativamente impermeable a las hormonas tiroideas.

No obstante, la opinión dominante en el momento actual, que compartimos, es que el tratamiento de elección es el médico, utilizando la dosis menor de tioderivados compatible con el bienestar de la paciente. Es mejor utilizar el propil-tiouracilo, ya que atraviesa la barrera placentaria en menor grado.

Publicidad

Los controles deben ser frecuentes y los análisis deben incluir la determinación de tiroxina libre y de TSH. Un dato a favor de esta decisión es la mejoría espontánea de la enfermedad que suele observarse en los últimos meses del embarazo. Utilizando dosis bajas de tionamidas la observación de efectos secundarios en el recién nacido es excepcional.

La lactancia materna, en general, debe proscribirse, ya que los tioderivados se secretan con la leche, aunque también se ha señalado una secreción menor en el caso del propiltiouracilo.

La tiroidectomía subtotal, que ha de realizarse durante el segundo trimestre, debe indicarse sólo en casos muy excepcionales con enfermedad muy agresiva, que exijan grandes dosis de tioderivados para su control y, sobre todo, cuando haya intolerancia a estos fármacos.
Publicidad

En tales casos, la preparación para la cirugía debe basarse en la administración de propranolol, con la adición opcional de yoduros, según el método ya descrito.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario