PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Síndrome de Wiskott-Aldrich
  • Inmunización en Circunstancias Especiales
  • Inmunización. Información General
  • NoticiasAdiós a los moratones en ocho pasosEl tiempo de cura del hematoma depende del tamaño que tenga. Aunque no existe un sistema mágico que los elimine en un momento, hay diversos métodos para sanarlo, entre los que se encuentran poner hielo, no practicar ejercicio y la exposición solar controlada, entre otros....Remedios para tratar quemaduras solares tan propias del veranoLa manifestación de los síntomas y signos varía entre 1 y 24 horas, y alcanza su punto álgido a las 72. El melanoma es el resultado de los estragos que ha causado el exceso de sol y de las quemaduras sufridas en la niñez. ...
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Inmunización pasiva


    Definición

    La inmunización pasiva proporciona una inmunidad transitoria cuando no es posible disponer de vacunas para la inmunización activa, o cuando las vacunas no han llegado a ponerse antes de la exposición a la infección.

    Gammaglobulinas inmunes

    Consiste en una solución concentrada de anticuerpos, sobre todo de los llamados gammaglobulina G o inmunoglobulina G (IgG). Se obtiene a partir de plasma de donantes sanos.

    Tras su administración intramuscular, deben transcurrir al menos 48 horas antes de que los niveles de anticuerpos en el suero alcancen su máximo valor. Por ello, la globulina inmune debe administrarse en el plazo más corto posible después de la exposición a la infección. Su vida media en el plasma es de unas 3 semanas.

    Indicaciones. La globulina inmune puede utilizarse como profilaxis frente a la hepatitis A, el sarampión, el déficit de inmunoglobulinas, la varicela (en pacientes inmunodeprimidos, cuando no se dispone de inmunoglobulina antivaricela-zóster) y la exposición a la rubéola en el primer trimestre de la gestación.

    Inconvenientes

    • Sólo proporciona un efecto protector transitorio.
    • El contenido de anticuerpos frente a agentes específicos varía en los distintos preparados.
    • La administración es dolorosa.
    • Puede ocasionar una anafilaxia (choque alérgico grave) por inoculación intravenosa inadvertida.
    • Muy raras veces, como ocurre con otros hemoderivados, la globulina inmune puede contener virus transmisibles (por ejemplo, hepatitis B ó C, o el virus VIH del SIDA).
    Gammaglobulinas hiperinmunes

    Se prepara a partir del plasma de personas que presentan títulos altos de anticuerpos específicos frente a algn microorganismo.

    Se obtiene de donantes hiperinmunizados artificialmente o de personas convalecientes de infecciones naturales.

    En la actualidad existen globulinas hiperinmunes específicas frente a enfermedades como la hepatitis B, la rabia, el tétanos y la varicela-zóster.

    Su administración es dolorosa y puede provocar anafilaxia (choque anafiláctico).

    Inmunoglobulinas intravenosas

    Se desarrollaron para obtener dosis muy grandes y repetidas de gammaglobulina o globulina inmune.

    La globulina inmune i.v. es el producto de elección para muchas inmunodeficiencias de la infancia, así como para el tratamiento y la profilaxis de ciertas infecciones bacterianas y víricas graves en pediatría, como:

    • las septicemias del RN prematuro y de bajo peso al nacimiento,
    • las meningitis bacterianas,
    • el síndrome de Kawasaki
    • el SIDA infantil,
    • prevenir la infección por el virus sincitial respiratorio de los niños con historia de prematuridad (<35 semanas de gestación). El palivizumab, un anticuerpo monoclonal, tiene indicaciones similares.

    La administración de todas las preparaciones de globulina inmune i.v. es indolora (una vez establecida la vía i.v.) y sus efectos indeseables son poco frecuentes.