Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

de 2 Valoraciones

Mi mujer está embarazada de seis semanas y le han detectado un quiste lúteo y es posible que deban intervenirla ¿Qué riesgos existen para el feto?

Pregunta

Mi mujer está embarazada de algo más de 6 semanas y hemos acudido al ginecólogo a fin de efectuar la primera ecografía. Se le ha realizado esta por la vagina, y el doctor ha detectado dos quistes en el ovario izquierdo. Se ha dado cuenta de ello al observar un exceso de tamaño en lo que ha llamado el lúteo. Parece ser que a mi mujer ya se lo dijeron hace aproximadamente tres años.

El doctor nos dice que no debemos preocuparnos pero que hay que seguir de cerca la evolución pues un crecimiento excesivo del lúteo podría provocar un retorcimiento de los quistes, o al menos eso he entendido yo. También nos ha dicho que prefería decirlo ahora por si acaso llegábamos dentro de un mes (cuando tenemos nueva cita), y nos decía que hay que operar.

Mi consulta es la siguiente: ¿Qué consecuencias puede tener esta situación? Caso de esa hipotética extirpación, ¿Se pierde el niño? ¿Tiene riesgos serios? ¿Existe un riesgo real o nos estamos alarmando sin motivo? Así mismo, le agradecería que me explicase lo relativo a esta coyuntura.

Respuesta

El quiste lúteo es una excrecencia, como un granito, que se forma en la superficie del ovario en fases previas a la ovulación. A veces, el quiste es demasiado grande o bien está pediculado, o sea que es como una bolsita con el quiste al fondo de la bolsa y el cuello de la misma pegado al ovario; es como si flotara en el abdomen. El quiste tiene que recibir alimentación, o sea que debe llegarle sangre hasta el fondo del saco. Esto se consigue porque hay unos vasos sanguíneos que van desde la superficie ovárica hasta el mismo fondo a través de la bolsa que le comento.

Cuando la bolsa flota mucho, tiene la posibilidad de retorcerse sobre sí misma. Esto hace que los vasos, que están dentro, también se retuerzan. Entonces la sangre no puede fluir a su través, el quiste deja de recibirla, y sufre un proceso de necrosis o muerte celular que obliga a una intervención inmediata.

Hay muchas mujeres que, como la suya, tiene un quiste lúteo sin que ello suponga ningún problema. Puede estar ahí años, toda la vida, ir menguando y desaparecer o dar el problema que le comento. Su evolución también depende mucho de los estímulos hormonales; en el embarazo el equilibrio hormonal mensual se rompe, y el quiste puede dejar de ser estable y comenzar a crecer. Como es una posibilidad, su ginecólogo acertadamente les pone sobre aviso, así disponen ustedes de información de forma tranquila y sosegada sin que haya estrés de por medio.

En principio, si todo va bien, el quiste no tiene que suponer ningún problema. Si se torsiona y hay que intervenir, se trataría de una cirugía localizada en el ovario, lo cual en sí mismo no haría que estuviera en peligro el feto. El problema potencial sería el posible efecto tóxico de los fármacos sobre el feto, éste es más peligroso por decirlo de algún modo, durante el primer trimestre ya que es cuando se está formando el embrión; el segundo y el tercero son de maduración y el peligro de lesión fetal es menor.

En cualquier caso, no deben alarmarse. La vida tiene sus riesgos, forman parte de ella y como futuros padres deben aprender a convivir con estas pequeñas alarmas porque ya les anticipo que tendrán muchas ocasiones para probar la templanza de sus nervios. En general, y aunque nunca se sabe cómo va a evolucionar cada caso en particular, no es un problema alarmante y si hiciera falta cirugía y se hace a su debido tiempo (de lo cual se encarga el ginecólogo, para eso le van a controlar tan de cerca) no suele suponer problemas.

Ver contenido relacionado con Quistes y tumores de ovario

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario