PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Cefaleas de Tensión
  • Hipertensión intracraneal idiopática
  • Cefaleas en la Infancia
  • NoticiasLa salud se pone de moda en el trabajoLos hábitos saludables aumentan la productividad de la plantilla y reducen las bajas, además de mejorar las relaciones entre los trabajadores haciendo que desempeñen su labor de una forma más eficaz....Más de una decena de sígnos que indican que llevas demasiado mirando una pantalla El estrés visual afecta, sobre todo, a quienes realizan su trabajo a corta distancia de una pantalla y durante tiempos prolongados (al menos ocho horas). Existen determinadas posturas, de cabeza, brazos o espalda que ayudan a que la vista no sufra en exceso....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Cefaleas


    Otros nombres
    • Dolor de cabeza

    Cefaleas primarias

    DOLORES DE CABEZA EN RACIMO (cefalea de Horton)

    Son dolores de cabeza tipo jaqueca localizados alrededor o detrás de un ojo. Aparecen en una sucesión rápida de dolor, más comunmente de noche y con más frecuencia en hombres. Se caracteriza por un dolor intenso unilateral en el ojo con inyección de la conjuntiva, lacrimeo, edema de párpado, congestión nasal, y sudoración de frente y cara.

    La cefalea en racimo, es el tipo más intenso de dolor de cabeza recurrente. La edad de inicio está entre 20 y 40 años. Cursan en brotes de semanas, ceden y vuelven a aparecer meses después.

    Cefaleas secundarias

    Las cefaleas secundarias pueden ser debidas a:

    • hemorragia subaracnoidea
    • meningitis
    • rotura de un aneurisma
    • tumores cerebrales

    Las señales que sugieren una cefalea secundaria son:

    • Dolor de cabeza intenso en un paciente mayor de 50 años, sin antecedentes de
    • cefalea
    • Rigidez de nuca, con Kernig positivo y/ o Brudzinski
    • Diplopia ó visión doble.
    • Hemorragia de retina
    • Fiebre
    • Elevación Tensión Arterial
    • Vomito inexplicado
    • Antecedente de un traumatismo
    Meningitis

    La meningitis es la inflamación de las meninges, el revestimiento que rodea el cerebro y el cordón espinal. La meningitis puede ser ocasionada por infecciones fúngicas, víricas y bacterianas, por procesos cancerosos y por reacciones químicas a inyecciones intratecales. Las señales tempranas de esta enfermedad incluyen:

    Cuello rígido (rigidez de nuca), fiebre, escalofríos, vómitos, fotofobia y un severo y constante dolor de cabeza que empeora con el movimiento.

    En algunos casos víricos puede aparecer un sarpullido papular rojizo, y en la meningitis meningocócica a menudo aparece un sarpullido purpúrico. Inicialmente, la persona puede estar confusa e irritable y puede llegar a estar somnolienta, pasmosa, propensa a hemorragias y comatosa. El diagnóstico preciso y rápido y la evaluación puntual son decisivos porque algunas formas, especialmente la meningocócica pueden ser una amenaza para la vida en cuestión de horas.

    Ocasionalmente los dolores de cabeza pueden indicar un problema neurológico severo, tal como el meningocele o irritación intracraneal y el aumento de la presión intracraneal.

    Tratamiento
    • Mantenerse en reposo sin ruidos en un lugar oscuro.
    • Poner compresas de agua fría y caliente, alternando, en la frente y base del cuello.
    • Meterse en un baño de agua tibia.
    • Realizar masajes en cuello y nuca.
    • Como medicamento puede utilizarse Paracetamol (600 mg. 2 ó 3 veces al día).
    Prevención del dolor de cabeza

    La prevención de los dolores de cabeza se considera más importante que el tratamiento. Como muchas de las causas son conocidas, pueden evitarse fácilmente. Mediante ciertos consejos domésticos se pueden mitigar un 90% de todos los dolores de cabeza.

    • Fomentar la ingestión abundante de agua cada día.
    • Hacer ejercicio regular.
    • Evitar cualquier alimento conocido que agrave el problema.
    • Evitar situaciones de stress.
    • Dormir las horas correctas cada día.
    • Evitar el alcohol y el tabaco.