PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Diarrea crónica
  • Diarrea del viajero
  • Diarrea. Tratamiento
  • Diarrea persistente
  • Colon irritable
  • NoticiasLa salud se pone de moda en el trabajoLos hábitos saludables aumentan la productividad de la plantilla y reducen las bajas, además de mejorar las relaciones entre los trabajadores haciendo que desempeñen su labor de una forma más eficaz....La donación de riñón no incrementa el riesgo de muerte o cardiopatías en donantes de edad avanzadaUn estudio publicado en The American Journal of Transplantation realizado por investigadores de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) afirma que los donantes de riñón de edad avanzada (a partir de 55 años) presentan una esperanza de vida y una salud cardiovascular similar a la de adultos sanos que no han donado ninguno de sus riñones....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Diarrea


    Síntomas

    La diarrea, al igual que el estreñimiento, no es una enfermedad en sí, sino un síntoma de un trastorno cuya gravedad depende de la causa que lo origine. La diarrea se caracteriza por la evacuación frecuente de heces acuosas, sin formar, lo que provoca una escasa absorción de agua y elementos nutrientes. Puede ir o no acompañada de dolor, debilidad, náuseas, vómitos, espasmos abdominales (retortijones), fiebre o pérdida de apetito.

    La diarrea puede ser aguda o crónica. La primera, de aparición repentina, suele durar uno o dos días, lo mismo con tratamiento que sin él. La segunda puede prolongarse durante bastante tiempo, suele ser resultado de muchos factores y a veces es síntoma de un trastorno más importante.

    El trastorno puede tener su origen en la dieta, toxiinfecciones alimentarias, infecciones, medicamentos, enfermedades crónicas, stress emocional, etc.

    Si la diarrea se debe a un trastorno fisiológico se puede corregir en gran medida y hasta evitarse con una alimentación correcta.

    Medidas generales
    • Reponer urgentemente (tomando caldo, zumos, refrescos, té, etc.) los líquidos y electrolitos, eliminados por las heces. Poco a poco incorporar comidas de fácil digestión, escasas y frecuentes, hasta volver a la dieta normal.
    • Si la diarrea es moderada, el agua y las sales perdidas se pueden reponer alternando a lo largo del día sorbos de las bebidas siguientes:
    1. Un vaso de zumo de naranja o de manzana con media cucharadita de miel y una pizca de sal.
    2. Otro vaso con agua hervida y un cuarto de cucharadita de bicarbonato sódico.
    Tratamiento
    • Los medicamentos antidiarréicos van dirigidos a curar los síntomas de la diarrea o bien los trastornos tales como la pérdida de líquidos o electrolitos.
    • No olvide que es mejor tratar poco que sobretratar la diarrea y a veces hay que buscar la causa que la motiva.
    Cuándo consultar a su médico
    • Si los síntomas no remiten en un periodo breve de tiempo (48 h) o hay fiebre alta, dolor abdominal agudo, heces sanguinolentas o malestar intenso.
    • En casos de vómitos constantes que impidan una correcta rehidratación oral.
    • En casos de diarrea crónica.
    • En casos de diarrea aguda grave.
    • En diarrea de niños menores de tres años, por el mayor peligro de deshidratación.
    • En pacientes con historia de enfermedad crónica, como asma, úlcera péptica, enfermedad cardiaca o diabetes.