Prevención para la Salud

de 4 Valoraciones

Inmunización frente a la gripe

Prevención para la Salud
>
Inmunización frente a la gripe
Última actualización: 13-10-2022

¿Qué otros nombres tiene?

  • Vacuna de la gripe

  • Vacuna de la Influenza

  • Inmunización contra la gripe

¿Qué es la inmunización frente a la gripe?

La vacuna de la gripe sirve para producir anticuerpos contra el virus de la influenza que produce la gripe.

La gripe es una enfermedad infecciosa que se caracteriza:

  • Fiebre.
  • Dolores musculares.
  • Síntomas de resfriado.
  • Tos.

La gripe aparece normalmente en las estaciones de otoño e invierno.

Aunque esta enfermedad solo dura entre 3 y 7 días, algunas personas pueden tener complicaciones que requieren hospitalización por las complicaciones respiratorias o de otro tipo que se producen en enfermos crónicos (diabetes, bronquitis crónica, insuficiencia renal, etc.).

¿En qué consiste la vacuna de la gripe?

Los virus que causan la gripe cambian rápidamente, habiendo diferentes clases que coexisten en el planeta en cualquier época del año. La vacuna de la gripe para el hemisferio norte se rediseña cada año en febrero luego de una reunión en la Organización Mundial de la Salud para proteger a la gente de las tres clases que se espera tengan más prevalencia ese año.

Los tipos de virus de la Influenza se denominan A, B y C. El tipo A generalmente es responsable de grandes brotes de la enfermedad y es un virus que constantemente está cambiando, regularmente desarrollando nuevas cepas y ocasionado nuevas epidemias por cada cierto período de años. El tipo B ocasiona pequeños brotes y el tipo C generalmente causa una enfermedad leve.

Todos los virus de la vacuna están muertos, así que no es posible contagiarse de gripe con la vacuna. Puesto que la inmunidad que provee la vacuna decrece después de algunos meses, se suministra a principios de la "estación de la gripe", normalmente a finales de septiembre o principios de octubre en Europa.

Las personas que viajan a otros países deberían de saber que la gripe se da durante todo el año en los países tropicales y que la "estación de la gripe" en los países templados del hemisferio Sur es de abril a septiembre. En estos casos se recomienda vacunarse dos semanas antes del viaje.

¿Quién debería vacunarse de la gripe?

La vacuna se administra de forma intramuscular, generalmente en la zona del hombro, sobre un músculo que se llama deltoides.

Se recomienda que toda persona mayor de seis meses que no tenga contraindicaciones, sea vacunada con una dosis cada año.

En niños de seis meses a ocho años que nunca antes se hayan vacunado se recomienda aplicar una segunda dosis cuatro semanas después de la primera para reforzar la inmunidad. En los años siguientes se puede seguir vacunando con una dosis anual.

La vacuna de la gripe está especialmente indicada en personas con alto riesgo de complicaciones severas. Se recomienda vacunar a estos grupos en primer lugar en caso de escasez de los compuestos biológicos.

Los grupos de mayor riesgo son:

  • Niños de seis meses a cinco años de edad.
  • Adultos mayores de 50 años.
  • Adultos y niños con enfermedades pulmonares, incluido asma, cardiovasculares, renales, hepáticas, neurológicas, hematológicas o enfermedades metabólicas, incluida la diabetes.
  • Personas inmunodeprimidas (con defensas naturales disminuidas) como los pacientes tratados con quimioterapia, quienes tomen otros medicamentos que bajen las defensas y personas VIH positivas.
  • Mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas en la temporada de influenza.
  • Niños y adolescentes (de 6 meses a 18 años) tratados con aspirina durante un largo periodo (tiene riesgo de síndrome de Reye si adquieren la influenza).
  • Residentes de asilos y otros sitios con hacinamiento.
  • Personas con obesidad extrema (IMC mayor o igual a 40).

El segundo grupo de personas en quienes es prioritaria la vacunación contra la influenza es el de aquellos que cuidan a los del primer grupo:

  • Personas que trabajen en sitios con alto riesgo de contagio: Cuidadores de asilos, médicos, enfermeros y demás personal sanitario (incluido personal administrativo y con otras funciones dentro de las instituciones de salud), personal que realice autopsias, estudiantes de carreras relacionadas con el cuidado de enfermos.
  • Cuidadores de niños menores de cinco años (especialmente de menores de seis meses) y quienes convivan con personas mayores de 50 años.

¿Qué beneficios tiene?

La mayoría de la gente adquiere protección contra la gripe aproximadamente dos semanas después de recibir la inmunización.

La inmunización de las personas de alto riesgo evita muchas muertes potenciales por gripe o sus complicaciones.

La inmunización de aquellas personas que cuidan a los pacientes de alto riesgo disminuye la expansión de la gripe sobre éstos.

¿Qué problemas y riesgos podría tener?

La mayoría de la gente no presenta efectos secundarios a la vacuna. A veces aparece un ligero dolor en el sitio de la inyección o un poco de fiebre durante algunos días.

Como en todos los casos de toma de medicamentos y vacunas, hay una remota posibilidad de que aparezcan reacciones alérgicas o incluso la muerte tras recibir la vacuna.

Aunque cualquier componente de la vacuna puede producir alergias, muchas de ellas se producen por propagación del virus en huevos embrionados y la alergia al huevo se convierte en un importante factor de riesgo.

Según los últimos lineamientos, no hay ninguna contraindicación de aplicar la vacuna de la influenza al tiempo con la vacuna del COVID 19 (SARS-CoV-2). Se deben, eso sí, aplicar en sitios diferentes del cuerpo.

¿Qué contraindicaciones tiene?

Existe un grupo de personas que deben consultar a un médico antes de recibir la vacuna antigripal:

  • Personas con alergia al huevo.
  • Personas con fiebre o enfermedades que sean más importantes que un simple catarro.
  • Adultos mayores de 65 años: Pueden requerir una combinación especial de vacunas.
  • Mujeres embarazadas o con un posible embarazo: Hay diferente indicación de vacunas según el trimestre de la gestación.
  • Personas inmunocomprometidas (con las defensas naturales disminuidas) para decidir cuál tipo de vacuna podrían usar.
  • En las personas con diagnóstico de COVID-19 activo es mejor esperar que ceda el episodio antes de vacunar contra la influenza, sobre todo para evitar contagios al personal sanitario y para que los efectos secundarios de la vacuna no se confundan con los síntomas producidos por el coronavirus.

No debe administrarse la vacuna a:

  • Personas que hayan tenido una reacción alérgica moderada o severa después de la administración de una vacuna de la gripe previamente.
  • Personas que hayan sufrido alguna vez parálisis debido al síndrome de Guillain-Barré ocurrido dentro de las seis semanas posteriores a haberse vacunado contra la influenza.

Consultar al médico en caso de …

Se debe consultar al médico en caso de:

  • Dudas sobre la administración de la vacuna a alguien que esté enfermo.
  • Efectos adversos moderados o serios que aparezcan tras la inyección.
  • Dudas relacionadas con la vacuna.
Última revisión médica realizada por Dra. Yolanda Patricia Gómez González el 13-10-2022

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Prevention and Control of Seasonal Influenza with Vaccines: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices — United States, 2022–23 Influenza Season - Recommendations and Reports / August 26, 2022. (Inglés) Disponible en: https://www.cdc.gov
  • Harrison, Principios de Medicina Interna, 20ª Edición (2018). Capítulo 195 - Gripe. Pág. 1382 - 1388. McGRAW-HILL EDUCATION. Ciudad de México. ISBN: 978-1-4562-6310-2 (versión digital).

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Sitios relacionados

Lab test results (English)
www.mrlabtest.com
Consultas y respuestas de salud
www.suotromedico.com
Lectura de análisis de sangre en PDF
www.tusanalisis.com