Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Estaba tomando corticoides para tratar una colitis ulcerosa y también habían mejorado mis dolores articulares. Al finalizar el tratamiento, éstos han vuelto más fuertes

Pregunta

Hace unos meses, previas pruebas oportunas como colonoscopia, fui diagnosticado de colitis ulcerosa. El tratamiento consistió en Claversal 500mg. tres veces día y Dacortin 5 mg. El resultado fue satisfactorio, desapareció el sangrado y estoy perfectamente. Se redujo muy lentamente la administración de Dacortín y dejé de tomarlo por completo hace unos 25 días. Ahora solo tomo Claversal dos veces al día.

Estoy operado de sinovitis villonodular pigmentaria en la rodilla derecha, satisfactoriamente, pero tenía dolor, hinchazón y me manejaba con un bastón. Desde los 40 años he padecido problemas de dolor articular en diferentes articulaciones (pies, dedos mano, hombros, rodillas). Con el tratamiento de la cortisona mi estado general mejoró sensiblemente, dejé el bastón y desaparecieron todos los dolores articulares, me encontraba como nunca. Pero ahora llevo unos 15 días en los que han vuelto todos los problemas articulares con mayor virulencia, incluso dolor en las caderas o riñones. Es como si tuviera una gripe solapada sin tenerla: astenia, agotamiento total, problemas de estómago y gastritis, sudoración y paso repentino de las sensaciones de frío a calor y viceversa. Yo lo achaco todo al síndrome de haber suprimido la cortisona, y mi pregunta es: en el caso de que mi organismo no fuera capaz de generar la dosis mínima de cortisona que necesita, ¿Podría encontrarse una dosis mínima periódica de este medicamento que mejorase mi calidad de vida sin dañar mucho al organismo?

Siempre he sido un temperamento asténico y con caídas fuertes del tono vital; diagnosticado hace 30 años de depresión, todavía estoy en tratamiento con 25mg de Dumirox y 0,5 mg de Orfidal. Estoy operado de vesícula biliar y próstata.

A veces, he leído cosas sobre el síndrome de fatiga crónica, que coincide con síntomas que arrastro hace años y ahora con el tema de la cortisona se han exacerbado. También pienso en algún tipo de fibromialgia, pero no se bien lo que eso es.

Me interesa mucho saber si mis problemas pueden ser debidos a un insuficiente trabajo de las suprarrenales y podría ser corregido con una dosis de mantenimiento de algún corticoide. Tengo 74 años y prefiero un resto de vida digno a una larga y prolongada senectud incordiando a mis hijos. ¿Pueden aconsejarme algo?

Respuesta

La colitis ulcerosa es una enfermedad de causa desconocida, aunque se sabe que puede tener relación con algunos tipos de infección y con factores de naturaleza inmunológica del propio individuo. Además de las manifestaciones intestinales pueden aparecer otro tipo de síntomas a otros niveles como la piel (en forma de placas rojas), los ojos (inflamación), piedras en riñón y vesícula y dolorimiento articular en una o varias articulaciones.

Como le enfermedad obedece a una respuesta anómala del sistema de defensa del individuo, las actuaciones que disminuyen las defensas, en general tienden a provocar una mejoría sintomática de las manifestaciones de la colitis ulcerosa, si bien evidentemente exponen al individuo a los problemas propios de una inmunidad comprometida.

El tratamiento corticoideo puede haberle ocasionado, y de hecho seguramente es así, esa mejoría tan importante de sus manifestaciones, y después de su interrupción ha experimentado usted un efecto muy famoso entre los médicos, y típico del tratamiento con corticoides, que es el efecto de rebote, que básicamente consiste en que al retirar la medicación, los beneficios que la misma supuso no sólo desaparecen, sino que además el paciente experimente un empeoramiento con respecto a su situación habitual, hasta que el cuerpo se acostumbra a no tener medicación, momento en el que la tendencia es a retornar a la situación basal, habitual del paciente.

Esto significa que el empeoramiento que experimente será transitorio y retornará a su estado habitual; si éste no es satisfactorio debe acudir bien al digestólogo, o probablemente al reumatólogo que le pautará un tratamiento a su medida que le resulte beneficioso con los menores efectos adversos posibles.

El tratamiento con corticoides, además de presentar importantes riesgos a medio y largo plazo (y por tanto reservarse a casos realmente indicados), tienen el inconveniente de que, usados de manera intermitente, pueden ocasionar este tremendo efecto rebote que está usted describiendo.

Por todo esto, le aconsejo que se ponga en manos de un reumatólogo y que le cuente de una forma tan extensa y profusa todos los datos que me ha dado, de forma que él también pueda identificar los efectos del tratamiento y buscar la alternativa que le ofrezca el mayor confort y la mejor calidad de vida, con el menor riesgo de efectos adversos o secundarios.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario