Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

Quiero saber más sobre la colitis ulcerativa, como causa, tratamiento, evolución, etc

Pregunta

Explíqueme cómo se origina la colitis ulcerativa, qué tipo de tratamiento hay para ésta (a mi me están tratando Mesalazina, 500 mg al día y cuando tengo sangrados, 20 mg de Meticorten), si es curable y si ésta lleva a tener cáncer de colon.

Respuesta

La colitis ulcerativa es una enfermedad crónica inflamatoria intestinal, que afecta al intestino grueso y al recto y cursa con diarrea sanguinolenta. Las causas son desconocidas, puede afectar a cualquier persona y edad, siendo más frecuente entre los 15 a 30 años y entre los 50 y 70 años. Aparece en 1 por cada 10.000 personas.

Los episodios de dolor abdominal y diarrea sanguinolenta son por brotes, desencadenados por infecciones o por periodos de estrés. Puede aparecer con deposiciones de 10 a 25 veces al día, con dolor y borboteo abdominal, fiebre, pérdida de peso, sensación de ganas de defecar y la diarrea sanguinolenta típica. A veces aparecen nauseas y dolor articular
Publicidad

Para el diagnóstico, nos referiremos a la utilidad de:
  • Historia clínica.
  • Exámenes de laboratorio.
  • Exámenes microbiológicos.
  • Estudios endoscópicos.
  • Métodos de diagnóstico por imágenes.
La historia clínica, en especial las características de la diarrea, la presencia de sangrado y la magnitud de las manifestaciones extraintestinales y de los signos y síntomas sistémicos, suelen ser suficientes para establecer con bastante certeza la extensión y severidad de la enfermedad. El laboratorio aportará datos inespecíficos tales como el recuento leucocitario, la eritrosedimentación, las proteínas séricas y electrolitos. Los estudios microbiológicos deben descartar parasitosis intestinales e infecciones bacterianas, especialmente por agentes tales como Escherichia coli enteropatógena, Campylobacter, Clostridium difficile, Salmonella, Shigella, etc.
Publicidad

La endoscopia es superior al enema baritado para el diagnóstico. Permite además, tomar muestras para diagnóstico histológico. El estudio radiológico contrastado puede ser útil para el intestino delgado, para establecer diagnóstico y extensión de la enfermedad de Crohn a ese nivel. La tomografía computada aporta la posibilidad de diagnosticar masas inflamatorias y/o abscesos intracavitarios. Estudios radioisotópicos con leucocitos marcados con 113In se han propuesto para ver la extensión y actividad de la enfermedad. Sin embargo, su limitada resolución y su baja especificidad no los hacen de uso habitual para la evaluación del paciente.

En los brotes agudos se aplican esteroides a altas dosis, por ello, suele ser necesaria la hospitalización. Para disminuir la frecuencia de los ataques se aplica Sulfasalazina. Si no evoluciona bien, se puede plantear la cirugía.

Dietas que ayudan en la terapia:

  1. Dieta antiinflamatoria: diferentes investigaciones demuestran que existe una alta actividad de PGE3 y Leucotrieno tipo 4, sustancias que tienen un efecto inflamatorio muy elevado, en pacientes con colitis ulcerativa. PGE3 y Leucotrieno 4 son sintetizados en el ser humano a partir de una grasa poliinsaturada, ácido araquidónico, que, entre otros, forma parte de membranas celulares de la musculatura esquelética. Por esta razón, es recomendable evitar todo tipo de comida que favorezca la liberación de ácido araquidónico durante 8 semanas (carne, lácteos y aceites con una alta cantidad de ácido linólico, p.e. aceite de oliva, debido al hecho que ácido linólico se transforma en el organismo en ácido araquidónico). La enzima clave que produce Leucotrieno 4 se llama 5-lipoxigenasa. Zinc, vitamina E, bioflavonoides, vitamina C, magnesio y una dieta sin grasas saturadas ni productos con carbohidratos refinados (azúcar), frenan la actividad de esta enzima.
  2. Restaurar la flora intestinal: es posible aliviar los síntomas de con altas cantidades de Lactobacillus acidophilus y evitando los corticosteroides.
  3. Restaurar la movilidad fisiológica del colon: dieta con altas cantidades de fibra (verduras y, en primer lugar, fruta no ácida). Evitar cereales integrales durante las primeras 4 semanas de tratamiento.
  4. Restaurar el equilibrio ácido-básico: Altas cantidades de verduras básicas (patatas) y fruta básica, evitando comida ácida (carnes y grasas saturadas).
Suele ser por brotes de más o menos intensidad con remisiones en épocas. El riesgo de cáncer en la evolución prolongada es mayor que en la población normal

Complicaciones: perforación del colon, carcinoma, hemorragia masiva de colon, inflamación articular, espondilitis anquilopoyética.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario