PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Inmunización Contra Difteria-Tétanos-Tosferina (DPT)
  • Inmunización Contra la Poliomielitis
  • NoticiasUno de cada 3 españoles reconoce no importarle su colesterol y el 20% no sabe que es un factor de riesgo cardiovascularA uno de cada tres españoles no le importa su nivel de colesterol y el 20 por ciento no sabe que es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, según se desprende de un estudio demoscópico realizado por con motivo del Día Nacional contra el Colesterol....Los deportistas profesionales reducen su mortalidad en un 33% respecto a la población generalLos deportistas profesionales tienen un ratio de mortalidad más bajo con respecto al resto de la población y un menor riesgo de morir por las enfermedades crónicas y mortales más importantes en la actualidad....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Inmunización triple vírica


    Definición

    Vacuna combinada para proteger a los individuos contra el sarampión, la rubéola y la parotiditis (paperas).

    Información general

    Aunque se han desarrollado antígenos únicos para cada componente de la triple vírica, no son fácilmente disponibles y se usan sólo para situaciones muy específicas. Un ejemplo de tal situación sería un brote de sarampión (o paperas, o rubéola) en una comunidad específica donde los estamentos oficiales considerasen la necesidad de inmunizar a los niños de 6 a 15 meses.

    El antígeno único de la vacuna podría usarse para minimizar el riesgo en niños menores que la edad recomendada (15 meses) para la triple vírica.

    Para niños de 15 meses o más y adultos, los riesgos de dar la vacuna única se consideran iguales que dando la triple.

    Calendario de vacunas

    La triple vírica es una de las inmunizaciones recomendadas en la niñez. En la mayoría de los países, se exige como condición previa a la escolarización. La primera dosis se recomienda a los 15 meses. Puede recomendarse antes (como a 12 los meses) si hay un brote de la enfermedad dentro de la comunidad. La primera dosis puede no proporcionar la inmunidad adecuada en algunos individuos. Por ello que se recomienda una segunda dosis previamente a la escolarización (4 a 6 años) o a la adolescencia (11 a 13 años). Se recomienda la vacunación a los adultos nacidos después de 1956 si no están seguros de haberla recibido o si sólo recibieron una dosis.

    Los adultos nacidos durante o con anterioridad a 1956 presumiblemente son inmunes, ya que la mayoría de ellos tuvieron las enfermedades durante su niñez.

    Beneficios de la vacuna

    La vacuna triple vírica protege del 90 al 98% de los individuos que la reciben de contraer sarampión, paperas o rubéola a lo largo de sus vidas.

    La segunda dosis de la triple está recomendada para cubrir al 10% de individuos que no recibieron protección adecuada con la primera.

    Posibles riesgos

    La mayoría de personas que reciben la triple vírica no tendrá ningún problema relacionado con ella. Algunas pueden tener problemas menores, tales como malestar o enrojecimiento en el lugar de la inyección. Los problemas graves asociados con la vacuna triple vírica son raros.

    Posibles efectos adversos, leves a moderados:

    Asociados al sarampión
    • Sarpullido. Puede aparecer 1 o 2 semanas después de recibir la vacuna. Ocurre en un 5% de niños que reciben la triple vírica. Normalmente ocurre dentro de las 2 semanas siguientes a la inmunización y dura uno o dos días. Esta reacción adversa es más rara después de administrar la segunda dosis.
    Asociados a las paperas
    • Hinchazón leve de las glándulas salivares en las mejillas y debajo de las mandíbulas, que dura varios días. Puede ocurrir dentro de las 2 semanas posteriores a recibir la triple vírica. Esta reacción es muy rara.
    Asociados a la rubéola
    • Hinchazón de los ganglios y/o sarpullido que dura de 1 a 3 días. Puede desarrollarse dentro de las 2 semanas posteriores a la inyección. Ocurre en un 14 a 15% de los niños que la reciben.
    • Rigidez o dolor general leve durante varios días. Puede ocurrir de 1 a 3 semanas después de la inyección. Úmente ocurre en un 1% de los niños pero hasta en un 25% de los adultos que reciben la vacuna. Las mujeres experimentan este efecto con más frecuencia que los hombres (hasta un 40% de mujeres que reciben la triple vírica). En casos raros, este dolor general / rigidez puede continuar de forma episódica (apareciendo y desapareciendo) durante meses.
    • Hinchazón dolorosa de las articulaciones (artritis) que dura hasta una semana. Ocurre en menos del 1% en niños pero hasta en un 10% de adultos.
    • Dolor o entumecimiento en las manos o los pies durante varios días. Esto es raro y es más común en adultos que en los niños.

    En casos raros, los niños de hasta 6 años o más que reciben la vacuna pueden tener convulsiones. Esto se desarrolla dentro de las 2 semanas después de la inyección y se asocia normalmente con fiebre alta. Muy raras veces puede aparecer una inflamación cerebral a corto plazo, que se soluciona completamente. Estos efectos neurológicos adversos se presentan con una frecuencia de un caso por un millón de vacunas administradas.

    El riesgo de muerte después de recibir la triple vírica es el mismo que con cualquier otro medicamento.

    Los beneficios potenciales de recibir la vacuna de la triple vírica, excede los posibles efectos adversos. El sarampión, las paperas, y la rubéola son enfermedades muy graves y pueden tener complicaciones con resultados de incapacidad e incluso muerte.

    La incidencia de tales complicaciones es mucho peor que los posibles efectos adversos de la vacuna.

    Contraindicaciones
    • Enfermedad más seria que un simple resfriado (por ejemplo, fiebre)
    • La mayoría de los expertos están de acuerdo que los niños con una historia de convulsiones previas deben de recibir la vacuna. Aunque en estos niños la posibilidad de desarrollar convulsiones después de la vacuna es pequeña, es 5 veces mayor que en otros niños sin una historia de convulsiones. El personal encargado de administrar la segunda dosis debe ser informado antes de cualquier problema que pudiera haber ocurrido con la primera inyección.
    • Alergia al huevo o a la neomicina.
    • Haber recibido una gamma globulina dentro de los tres meses anteriores.
    • Inmunodepresión (por cáncer, leucemia, linfoma, etc.).
    • Estar recibiendo tratamiento con prednisona, esteroides, quimioterapia, radioterapia o inmunosupresores.
    • Estar embarazada o poder llegar a estarlo dentro de los siguientes tres meses.
    Síntomas y cuidados después de la inmunización

    Observar y tratar los síntomas que puedan aparecer tales cómo la fiebre, dolores articulares, inflamación de los ganglios, enrojecimientos en el lugar de la inyección etc. Si se desarrolla un sarpullido, sin otros síntomas, no es necesario tratamiento y debe resolverse en pocos días.

    Debe llamar a su médico en caso de:

    • Dudas sobre la administración o retraso para un individuo específico.
    • Notar efectos adversos moderados o serios después de la vacuna.
    • Desarrollar otros síntomas, distintos a los asociados con efectos adversos de la triple vírica.
    • Dudas relacionadas con esta inmunización.
    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    PUBLICIDAD