PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Causas de un bebé prematuro
  • Enfermedades en el Bebé Prematuro (I)
  • Parto Prematuro
  • Pronóstico del bebé prematuro
  • NoticiasNiveles de yodo inferiores a los recomendados en embarazasLa deficiencia de yodo afecta a la función tiroidea, pudiendo afectar al futuro desarrollo neuropsicológico del niño. Como consecuencia, pueden sufrir tanto hipotiroidismo como hipertiroidismo, por lo que conviene acompañar la dieta de las gestante con suplementos yodados....La higiene bucal podría ser un factor de riesgo en el embarazoLas encías de la mujer gestante se ven afectadas por sus fluctuaciones hormonales. Hay estudios que indican que la periodontitis podría hasta duplicar el riesgo de parto prematuro, aunque otros expertos muestran sus dudas. Lejos de esta posible relación, los expertos destacan que la embarazada ha de tener un cuidado bucal especial....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Enfermedades del bebé prematuro (II)


    Información general

    Además de los problemas pulmonares y cardiacos que suelen ser los más conocidos, los prematuros pueden estar expuestos a otros problemas por la inmadurez y falta de desarrollo de sus órganos.

    Hemorragia cerebral

    Se puede producir en los primeros días de los prematuros de menos de 34 semanas. Si la hemorragia es pequeña se resuelve y no deja lesiones pero si es grande se produce un aumento de presión en las cavidades centrales del cerebro (ventrículos cerebrales), y dar problemas por la compresión del cerebro que si no se resuelve rápido dejará secuelas permanentes. Se puede diagnosticar por ecografía y se resuelven con un drenaje de los ventrículos que impida que aumente la presión de la sangre sobre el cerebro. Si el acumulo es pequeño puede tratarse con ciertos medicamentos y control ecográfico de la evolución.

    Anemia

    Durante el embarazo el feto tiende a acumular hierro en depósitos para utilizarlos tras el nacimiento en la producción de glóbulos rojos o eritrocitos. Si el parto se adelanta es almacenaje no se ha realizado en su totalidad y por ello el bebé tendrá una anemia ferropénica. La falta de glóbulos rojos activos para el transporte de oxígeno empeora otras situaciones de falta de funcionamiento pulmonar o cardiaco, por lo que agrava la situación del prematuro.

    El diagnóstico se realiza mediante análisis de sangre y se trata con suplementos de hierro, estimuladores de la formación de eritrocitos (EPO), o en casos graves con transfusiones de sangre.

    Entrecolitis necrotizante

    La inmadurez y la falta de irrigación sanguínea pueden afectar al tejido intestinal del bebé prematuro, ya que deja expuesto este tejido a las bacterias intestinales sin una defensa del propio tejido intestinal contra ellas.

    Se puede provocar de esta forma una alteración intestinal a las 2 ó 3 semanas del parto que no absorbe las comidas y produce una diarrea persistente.

    Mediante estudios en sangre y radiografías se llega al diagnóstico y se trata con antibióticos y alimentación parenteral (endovenosa) para dejar descansar y recuperarse a la mucosa intestinal. En casos graves la lesión es intensa y no recuperable, siendo precisa la cirugía para cortar la parte intestinal inutilizada para dejar la sana o recuperada.

    Retinopatía de la premadurez

    En estos casos que suelen ser en bebés prematuros de menos de 32 semanas, la inmadurez y lesión se presentan en el tejido de la cornea del ojo.

    Se presenta un crecimiento exagerado de venas en el ojo, y hemorragias en la retina, quedando cicatrices en la misma con resultado de visión borrosa o inclusive ceguera.

    Se diagnostica mediante un oftalmoscopio y exploración del interior del ojo.

    El tratamiento es conservador y la evolución suele ser buena en la mayor parte de los casos. En los que queden lesiones, y para que no se extiendan, se pueden aplicar técnicas para aislar zonas sin lesión (láser, crioterapia) en la retina y mantener cierta visión conservada.

    Infecciones

    El sistema inmunológico o de defensas también está inmaduro y por ello el bebé prematuro está expuesto y más susceptible a diferentes virus y bacterias.

    Así suelen tener cuadros de neumonías, meningitis, o infecciones generales o sepsis que le pueden afectar más que a un recién nacido normal por las complicaciones de los otros órganos inmaduros.

    El tratamiento preventivo de aislamiento de los prematuros es fundamental con el equipo sanitario y con la familia del bebé prematuro.

    Si ya tiene la infección se tratará con antibióticos, medicamentos antivirales y otros medicamentos sintomáticos necesarios en cada caso.

    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Clínica Lezama
    Ginecólogo (Ribeira)
    Ángel Blanes Espí
    Ginecólogo (Manises, Valencia)
    PUBLICIDAD