Primeros Auxilios

Hipotermia

Primeros Auxilios
>
Hipotermia

¿Qué otros nombres tiene?

  • Baja temperatura corporal

  • Exposición al frío

  • CIE-9: 991.6

  • CIE-10: T68

¿Qué es la hipotermia?

Se denomina hipotermia cuando la temperatura corporal cae por debajo de los 35°C.

La temperatura corporal adecuada debe situarse entre 36.1°C y 37.8°C. La supervivencia depende de mantener la estabilidad de la temperatura dentro de este rango.

Cuando se produce una pérdida de calor por efectos ambientales u otras causas, el cerebro desencadena respuestas fisiológicas para restablecer el equilibrio. Por ejemplo, los temblores ayudan a la producción de calor al acelerar el metabolismo.

Pero si el frío es demasiado elevado y las defensas del cuerpo son inadecuadas, la temperatura corporal comienza a caer. Se considera que la hipotermia comienza una vez que la temperatura corporal alcanza los 35°C, aunque incluso pequeñas caídas de temperatura pueden tener un efecto adverso.

¿Por qué se produce?

La hipotermia es más frecuente en personas que viven en climas fríos, pero puede afectar a personas especialmente mayores en otro tipo de climas asociada con el alcoholismo, la drogadicción, las enfermedades mentales y los accidentes por inmersión en agua fría.

¿Qué tipos de hipotermia existen?

La hipotermia se divide puede en dos tipos.

  • Hipotermia primaria: Ocurre cuando los mecanismos de equilibrio de calor corporal funcionan correctamente, pero el frío es extremo, generalmente por exposición a aire frío o inmersión en agua fría
  • Hipotermia secundaria: Afecta a personas cuyos mecanismos de equilibrio de calor corporal están dañados y no pueden responder adecuadamente al frío moderado o incluso leve. Los mecanismos de equilibrio térmico del cuerpo pueden fallar por varias razones:
    • Accidentes cerebrovasculares
    • Diabetes
    • Desnutrición
    • Infección bacteriana
    • Enfermedad tiroidea
    • Lesiones de la médula espinal (que evita que el cerebro reciba información crucial relacionada con la temperatura de otras partes del cuerpo)
    • Uso de medicamentos y otras sustancias, como el alcohol, que afectan el cerebro o la médula espinal.

La hipotermia secundaria afecta a menudo a los ancianos, que pueden estar tomando medicamentos o padeciendo enfermedades que afectan a su capacidad de conservar el calor. Además, Los temblores y el estrechamiento de los vasos sanguíneos, dos de las defensas del cuerpo contra el frío, no se desencadenen tan rápidamente en las personas mayores.

¿Qué síntomas se presentan en caso de hipotermia?

Las señales de que se puede estar padeciendo hipotermia incluyen:

  • Temblores intensos
  • Rigidez y entumecimiento en brazos y piernas
  • Torpeza y descoordinación
  • Somnolencia, confusión y desorientación
  • Amnesia y comportamiento irracional
  • Dificultad para hablar

Los signos y síntomas de la hipotermia siguen un curso típico, aunque las temperaturas corporales a las que ocurren varían de persona a persona según la edad, la salud y otros factores.

La coordinación, por ejemplo, puede comenzar a verse afectada tan pronto como la temperatura corporal alcance los 35°C. Los primeros signos de hipotermia también incluyen piel fría y pálida y temblores intensos que se detienen entre 32.2°C y 30°C.

A medida que la temperatura corporal continúa bajando, el habla se ve afectada, los músculos se ponen rígidos y la víctima se desorienta y experimenta problemas de visión.

Otros efectos perjudiciales incluyen la deshidratación, así como la insuficiencia hepática y renal.

La frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y la presión arterial aumentan durante las primeras etapas de la hipotermia, pero disminuyen una vez que se baja de 32.2°C.

Por debajo de 30°C la mayoría de las personas entran en coma, y por debajo de 27.8°C el ritmo cardíaco se altera peligrosamente.

Sin embargo, incluso a temperaturas corporales muy bajas, las personas pueden sobrevivir durante varias horas y revivir con éxito, aunque parezcan estar muertas.

¿Qué pruebas diagnósticas se pueden realizar?

En la hipotermia el pulso, la presión arterial, la temperatura y la respiración requieren monitoreo constante.

La temperatura no debe medirse en la boca. Debe utilizarse el oído, el recto o el esófago.

Otras herramientas de diagnóstico incluyen:

  • Electrocardiografía, que se utiliza para evaluar el ritmo cardíaco
  • Análisis de sangre y orina, que proporcionan información clave
  • Radiografía de tórax
  • Tomografía computarizada o una resonancia magnética para detectar lesiones cerebrales

¿Qué tratamiento es recomendable ante una hipotermia?

Se debe solicitar ayuda de emergencia cuando una persona presente síntomas de hipotermia.

Hasta que llegue la ayuda de emergencia, debe llevarse a la persona a un refugio y calentarla quitándole la ropa y el calzado mojados, secando la piel y envolviéndola en mantas calientes o un saco de dormir.

Es necesario mover de forma delicada a la víctima para evitar perturbar el ritmo cardiaco. Frotar la piel o darle alcohol a la víctima puede ser dañino, aunque se recomiendan dar bebidas calientes (té o sopa) a aquellos que pueden tragar.

Cualquier persona que ayude a una víctima de hipotermia debe buscar signos de congelación y tener en cuenta que intentar calentar un área congelada del cuerpo antes de que llegue la ayuda de emergencia puede ser extremadamente peligroso. Por esta razón, las áreas congeladas deben mantenerse alejadas de fuentes de calor.

El tratamiento hospitalario básico de la hipotermia es el recalentamiento. La forma de recalentamiento depende de la temperatura corporal. Se utilizan diferentes enfoques para pacientes con hipotermia leve (32.2-35°C), moderada (30-32.2°C) o severa (<30°C). Otras consideraciones, como la edad del paciente o el estado cardiaco, también pueden influir en las opciones de tratamiento.

  • Hipotermia leve (32.2-35°C): se revierte con recalentamiento pasivo. Esta técnica se basa en usar el propio metabolismo del paciente para calentar el cuerpo. Una vez que se quita la ropa mojada y la piel se seca, el paciente se cubre con mantas y se coloca en una habitación cálida.
  • Hipotermia moderada (30-32.2°C): a menudo se trata primero con recalentamiento externo activo y luego con recalentamiento pasivo. El recalentamiento externo activo implica aplicar calor a la piel con un baño caliente o mantas térmicas eléctricas.
  • Hipotermia severa (<30°C): requiere un recalentamiento interno activo, que también se recomienda para algunos casos de hipotermia moderada. Existen varios tipos de recalentamiento interno activo. El bypass cardiopulmonar, en el que la sangre del paciente circula a través de un dispositivo que la calienta y luego regresa al cuerpo, se considera la mejor opción.

El tratamiento de la hipotermia también puede incluir, entre otras medidas:

Cuando el corazón se ha parado, son necesarias tanto la reanimación cardiopulmonar (RCP) como el recalentamiento.

¿Qué pronóstico tiene?

Las víctimas de hipotermia leve o moderada generalmente tienen recuperación completa.

Con respecto a los pacientes con hipotermia severa, el pronóstico de supervivencia varía debido a las diferencias en las respuestas fisiológicas de las personas al frío.

¿Qué medidas se pueden tomar para prevenir la hipotermia?

Las personas que viven en climas fríos pueden reducir la pérdida de calor usando ropa holgada y con varias capas y manteniendo sus manos, pies y cabeza bien cubiertos (del 30 al 50% del calor corporal se pierde a través de la cabeza).

Debido a que el agua extrae el calor del cuerpo con facilidad, es importante mantenerse seco, y la ropa y el calzado mojados deben reemplazarse lo más rápido posible. Las prendas exteriores resistentes al viento y al agua también son cruciales.

Se debe evitar el alcohol porque promueve la pérdida de calor al expandir los vasos sanguíneos que llevan el calor del cuerpo a la piel.

El hogar de las personas de edad avanzada debe estar adecuadamente aislado y permanecer caliente. Las personas mayores que viven solas en climas fríos deben ser visitadas regularmente.

Fecha de revisión: 02-07-2020

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Accidental hypothermia. Elliot Epstein. BMJ. 2006 Mar 25; 332(7543): 706–709. (Inglés) Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  • The Gale Encyclopedia of medicine. Second Edition. Jacqueline L. Longe. Vol 3. pag 1753. ISBN 0-7876-5489-2 (Inglés)
  • Clinical Emergency Medicine Casebook. Joel T. Levis. Gus M. Garmel. 2009. Pag 401 ISBN-13 978-0-511-53373-0 (Inglés)

Ver más

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Preguntas relacionadas