PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Gastritis
  • Gastroscopia
  • Tos Crónica
  • Hipo en el lactante
  • Asma bronquial y Reflujo gastro-esofágico (RGE)
  • NoticiasLos deportistas profesionales reducen su mortalidad en un 33% respecto a la población generalLos deportistas profesionales tienen un ratio de mortalidad más bajo con respecto al resto de la población y un menor riesgo de morir por las enfermedades crónicas y mortales más importantes en la actualidad....La donación de riñón no incrementa el riesgo de muerte o cardiopatías en donantes de edad avanzadaUn estudio publicado en The American Journal of Transplantation realizado por investigadores de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) afirma que los donantes de riñón de edad avanzada (a partir de 55 años) presentan una esperanza de vida y una salud cardiovascular similar a la de adultos sanos que no han donado ninguno de sus riñones....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Reflujo gastroesofágico


    Definición

    El reflujo gastroesofágico consiste en el paso del contenido gástrico al esófago, a través del esfínter esofágico inferior.

    El material refluido puede ser contenido del estómago o del intestino.

    La regurgitación consiste en el ascenso a la boca o faringe de material proveniente del estómago o del esófago. El reflujo gastroesofágico puede cursar asintomático sin causar lesiones en cualquier persona.

    Fig.1- El ácido del estómago refluye hacia el esófago produciendo lesiones en la mucosa 

    Fig.2-Esfínter gastroesofágico normal (contraído) impidiendo la salida del ácido del estómago

    Incidencia

    El reflujo gastroesofágico es frecuente, ya que el 7% de las personas tienen pirosis a diario y el 15% cada mes. Es más el 27% de las personas toman antiácidos más de dos veces al mes.

    La mayoría de estas personas tienen reflujo gastroesofágico y la mitad de ellos lesiones de esofagitis. En las personas mayores de 50 años es más frecuente.

    Síntomas
    • La pirosis, es el más frecuente. Es una sensación de quemazón o ardor detrás del esternón hasta el cuello, más frecuente con ciertos alimentos (grasas, chocolate, alcohol, café y tabaco).
    • La disfagia o dificultad para deglutir alimentos.
    • Sequedad de boca.
    • Infecciones dentales más frecuentes.
    • Tos crónica o asma.
    • Sangrado oculto por ulceras en la mucosa esofágica.
    Causas

    Son diversas en parte se deben a:

    • Relajación del esfínter esofágico inferior. La alteración de la motilidad del esfínter esofágico inferior por alteración de diversos mediadores (VIP, péptido YY, motilina, colecistoquinina y neurotensina).
    • El aclaramiento esofágico disminuido por:
      1. Disminución de la actividad peristáltica esofágica.
      2. La salivación aumenta (más viscosa y con pH más alto) en caso de Reflujo Gastroesofágico, como mecanismo de defensa. El tabaco, disminuye el aclaramiento esofágico, reduciendo la salivación.
    • La mucosa esofágica. No es una mucosa preparada para aguantar el ácido del estómago, por ello se lesiona con facilidad. Trata de defenderse a base de una salivación más intensa.
    • La actividad motora del estómago y el retraso del vaciamiento gástrico contribuyen a favorecer el reflujo Gastroesofágico.
    • Otras causas secundarias de reflujo gastroesofágico son:
      1. Embarazo
      2. Estenosis pilórica
      3. Enfermedades respiratorias
      4. Enfermedades sistémicas (colagenosis)
      5. Hernia hiatal

    En la mayoría de los casos se trata de un reflujo mixto debido a la suma de los factores.

    Complicaciones

    Si el reflujo es normal puede dar pirosis y poco más, pero si es patológico llega a producir lesiones de esofagitis.
    La esofagitis es una inflamación de la mucosa esofágica, que si persiste en el tiempo degenera en lesiones precancerosas (esofagitis de Barret) y en cáncer.

    La esofagitis puede ser causa o ser secundaria a la hernia hiatal, que es el paso de una parte del estómago hacia la cavidad torácica, a través del diafragma.

    Diagnóstico

    Se realiza una exploración radiológica con contraste, y se toman diversas posiciones, de pie, tumbado etc. para observar grandes movimientos de líquidos entre las cavidades intestinales. Sirve para diagnosticar grandes reflujos.

    Otra exploración es la gastroscopia mediante un tubo de luz fría y visión en un monitor.Se utiliza para observar las lesiones de la mucosa esofágica y el propio reflujo.

    Para saber las características del reflujo se realizan estudios de la pHmetría de 24 horas, lo cual debe diferenciar entre un reflujo normal o patológico.

    El reflujo normal ó fisiológico se presenta en episodios de reflujo inferiores a 5 minutos, siendo excepcional encontrar un episodio con una duración superior a 10 minutos. Cuando monitorizamos por pHmetría esofágica a un sujeto normal durante 24 horas el tiempo en el que el pH permanece por debajo de 4 en el esófago es menor de 3,4 %. El reflujo patológico cursa por episodios de reflujo con pH<4 por mucho tiempo, y de aparición por la noche o en decúbito -tumbado-.

    Tratamiento
    • Cambios de estilo de vida, dieta y reducción de peso, en caso de obesidad.
    • Subir la cabecera de la cama 3 a 8 cm.
    • Cenar o tomar cualquier comida 3 ó 4 horas antes de dormir o de tumbarse.
    • Evitar ciertos alimentos que relajan el esfínter esofágico inferior, cafeína, alcohol, tabaco, especias, menta, chocolate.
    • Medicación
      • Se usan los antiH2, que disminuyen la acción de la histamina sobre las células gástricas y por ello disminuyen la acidez gástrica. Cimetidina (Tagamet®), ranitidina (Zantac®), famotidina.
      • Inhibidores de la bomba de protones, que secan la producción de ácidos en el estómago. Omeprazol (Losec®), lansoprazol.
      • Estimuladores de la motilidad del esfínter esofágico. Metaclopramida (Primperam®) y urecholine (Betancol®).
    • La cirugía se realiza para síntomas incontrolados o por complicaciones de esofagitis de Barret. Principalmente trata de corregir las hernias (de deslizamiento) de hiato, devolviendo el estómago a la cavidad abdominal y cerrando el paso por el diafragma para que no vuelva a ocurrir.