Síntomas

de 10 Valoraciones

Gases intestinales

Síntomas
>
Gases intestinales
Última actualización: 21-10-2022

¿Qué otros nombres tiene?

  • Aerofagia

  • Flatulencia

  • Sensación de plenitud abdominal

  • Gases abdominales

  • Meteorismo

  • Eructos

  • CIE-10: R14

¿Qué son los gases intestinales?

Los gases intestinales o flatulencia es la presencia de aire o de gases en el intestino que puede o no expulsarse a través del ano y que en ocasiones se expulsa por la boca en forma de eructos.

Los gases intestinales se forman en el intestino grueso por la digestión de los alimentos por la flora intestinal (bacterias).

Si estos gases se producen de forma excesiva o se retienen pueden producir dolores abdominales, a veces intensos, en general de forma aguda (cólicos) pero en otras ocasiones persistente y leve (pesadez de estómago).

A pesar de ser un síntoma muy molesto no suele ser debido a enfermedades importantes.

Muchas veces, la persona que siente aumento de gases intestinales tiene otras alteraciones digestivas como dispepsia o síndrome de colon irritable que predisponen a percibir el síntoma de manera exagerada.

¿Cuál es la causa que lo provoca?

Entre las causas más frecuentes del aumento de gases intestinales están:

  • El comer con rapidez o mientras se habla y por ello tragar aire (aerofagia).
  • Comer con exceso alimentos ricos en fibras fermentables, que son poco digeribles.
  • Masticar chicle con frecuencia (también produce aerofagia).
  • En personas predispuestas, comer alimentos mal tolerados como la leche en las personas intolerantes a lactosa o el gluten en la enfermedad celíaca.
  • Síndrome de colon irritable.
  • Problemas pancreáticos como la pancreatitis.
  • Síndromes de malabsorción intestinal, suelen ser secundarios a otras enfermedades.
  • Alteraciones de la flora intestinal por el uso de antibióticos.

A veces, el exceso de eructos o flatos es un problema conductual: la persona presenta dispepsia y traga aire y eructa o fuerza los flatos para sentir mejoría y sigue repitiéndolo una y otra vez.

¿Cuáles son los cuidados y el tratamiento recomendado?

Para determinar la anormalidad en la cantidad de gases intestinales se recomienda hacer un registro diario de los mismos. Se considera anormal presentar veinte o más al día.

Si se sabe que la causa es orgánica como la enfermedad celíaca o la intolerancia a la lactosa, el tratamiento debe ir dirigido al manejo de esas enfermedades.

Si existen dispepsia o síndrome de colon irritable, las medidas de tratamiento deben ir dirigidas a estas dolencias. Los probióticos y prebióticos pueden ser útiles en estos casos.

Como las causas del exceso de gases suelen relacionarse con los hábitos personales, sólo cambiando los mismos puede mejorar el problema.

Algunos consejos prácticos son los siguientes:

  • Se recomienda comer despacio y masticar bien los alimentos antes de ser tragados, y beber despacio los líquidos, en especial, las bebidas gaseadas.
  • No realizar comidas demasiado copiosas o de condimentación fuerte.
  • Relajarse después de la comida.
  • Evite masticar chicles.
  • Debe de comer menos alimentos con fibra fermentable, principalmente cereales, pan integral, verduras (la coliflor, las espinacas, la lechuga, etc.).
  • Emplear hierbas aromáticas que ayudan a la digestión: romero, salvia, tomillo, semillas de hinojo o hinojo fresco (bulbo parecido a una cebolla), toronjil, alcarevea, ajedrea de verano, etc.
  • Evitar los alimentos o platos muy grasos: alimentos fritos y rebozados mal elaborados (con exceso de aceite), guisos y estofados grasos, salsas con exceso de grasa (nata, mantequilla, manteca, tocino, quesos fuertes...), pastelería y bollería grasas (de hojaldre u hojaldradas, de masa quebrada, con mantequilla, cremas de nata, moka, chocolate, etc.).
  • Cocer bien la pasta para que no dé lugar a molestias digestivas y procurar evitar el pan recién horneado tipo baguette, las verduras flatulentas, así como las legumbres cocinadas enteras con ingredientes grasos de origen animal (mejor tomarlas sólo con verduras y arroz o patata).
  • Un remojo prolongado (mayor de ocho horas) y romper el hervor a mitad de cocción, disminuye la posibilidad de que las legumbres causen flatulencia. Si aun así sientan mal, probar a pasarlas por el chino o el pasapurés.
  • El yogur contiene bacterias que ayudan a equilibrar la flora del intestino por lo que están especialmente recomendados.
  • Sustituir el café, el descafeinado y el té por infusiones de menta, anís, salvia o de hinojo o bien añadir unos granos de anís verde, hinojo o comino a una infusión de manzanilla, ya que ayudan a la digestión, y de hierbabuena, que relaja los músculos del colon (intestino grueso), lo que ayuda a aliviar la molestia del exceso de gases.
  • En caso de estreñimiento, no se deben realizar cambios bruscos en la dieta en cuanto a su contenido en fibra, ya que pueden crear más gases y dolores intestinales, incluso diarreas. Lo adecuado es introducir progresivamente en mayor cantidad o frecuencia de consumo los alimentos ricos en fibra: verduras cocinadas enteras o en puré sin pasarlas por el chino o el pasapurés y ensaladas, frutas frescas, legumbres cocinadas según las orientaciones que se han mencionado, cereales integrales, frutos y frutas secas.
  • En caso de que sea un problema conductual se debe concientizar al paciente y educarlo en prevenir el exceso de aerofagia voluntaria o involuntaria.

No se ha visto efectividad completa con medicamentos como el carbón activado, la simeticona o los medicamentos que mejoran la digestión de los azúcares de las legumbres.

Los prebióticos y probióticos parecen regular la flora intestinal y ser de utilidad en algunos pacientes.

¿Cuándo acudir al médico a realizar pruebas complementarias?

Se debe consultar el problema con el médico si, a pesar de cambiar de hábitos alimentarios, persiste la flatulencia durante mucho tiempo, o en el caso de tener gases excesivos asociados a dolores abdominales intensos, sangrado en las heces o cambios importantes en el hábito intestinal: diarrea o estreñimiento o una combinación de ambos.

También si pierde el apetito o existe un llamativo adelgazamiento.

Tras una historia clínica con la descripción de los síntomas y una exploración completa el médico puede hacer unas exploraciones complementarias para el diagnóstico:

Última revisión médica realizada por Dra. Yolanda Patricia Gómez González el 21-10-2022

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • Gases – flatulencia. MedlinePlus. Michael M. Phillips. Disponible en: https://medlineplus.gov
  • Sleisenger y Fordtran, Enfermedades digestivas y hepáticas. Fisiopatología, diagnóstico y tratamiento, 10ª Edición (2018). Capítulo 17 - Gas intestinal. Pág. 242 - 250. ELSEVIER. España S.L.U. Barcelona, España. Pág. 194 - 205. ISBN: 978-84-9113-231-8 (versión digital).
  • Mayo Clinic. Gases y dolores por gases (Sin fecha. Búsqueda octubre 13 2022). Disponible en: https://www.mayoclinic.org

Ver más

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Preguntas relacionadas

Sitios relacionados

Lab test results (English)
www.mrlabtest.com
Consultas y respuestas de salud
www.suotromedico.com
Lectura de análisis de sangre en PDF
www.tusanalisis.com