Preguntas médicas respondidas por nuestros especialistas médicos

¿Se puede confundir un diagnóstico entre enfermedad de crohn y colitis isquémica?

Pregunta

Escribo con la esperanza de que Ud. me pueda ofrecer alguna luz sobre la enfermedad sufrida por mi padre, y que le costó la vida hace aproximadamente un mes.

Le intento relatar de la forma más minuciosa posible la sucesión de acontecimientos:

* Mi padre era un hombre de 72 años, con una vida bastante saludable: fumaba un cigarro al día, no bebía alcohol, tenía la presión arterial baja, no era diabético, no tenía colesterol, ni alergia a ninguna medicación y solía andar durante bastante tiempo al cabo del día.

* A mediados de abril mi padre acude a un especialista, del sector privado, de aparato digestivo puesto que llevaba bastante tiempo sufriendo diarreas continuas, y de vez en cuando sangraba, pero de forma muy escasa..

El doctor tras realizarle una colonoscopia le diagnostica una enfermedad de crohn, puesto que detecta una serie de úlceras a lo largo del intestino.

El tratamiento seguido consiste en en Dacortin (Corticoides) y Claversal (Mesalazina). Los corticoides tenía que ir reduciéndolas progresivamente.

Con este tratamiento a mi padre le remiten las diarreas. El único malestar que mi padre por aquel entonces nos cuenta es que la pierna izquierda le fallaba, lo que le provocaba que cojeara a menudo.

* En mayo mi padre sufre una hemorragia rectal muy fuerte en mi casa, tras la comida y sobre las 16:00h, lo que provoca que lo traslademos de carácter urgente al Hospital. La analítica inicial realizada devuelve unos valores de: Hb 14,6, leucos 8560, 86% de N, plaquetas 71000, fibrinógeno 620.

Con estos valores no ven conveniente realizarle ninguna transfusión de sangre, aunque mi padre sigue sangrando esporádicamente durante el fin de semana siguiente.

* A los tres días de estar ingresado en el hospital, le hacen una colonoscopia, pero debido a la gran cantidad de restos de sangre presentes en el intestino les es imposible a los doctores realizar una valoración de la enfermedad. Dicha colonoscopia deciden repetirla al día siguiente.

Antes de volver a repetirle la prueba, yo hablo con el doctor que le había realizado la primera colonoscopia y le pregunto por la situación de mi padre. La respuesta casi textual de este doctor es la siguiente: 'La gran hemorragia sufrida por su padre no cuadra con la sintomatología de la enfermedad de crohn y debido a su edad podría tener problemas cardiovasculares que podrían haber desencadenado una colitis isquémica'.

* La cuestión es que el mismo doctor que visitó a mi padre en el sector privado también pasaba consulta en el Hospital General, y tras realizarle la segunda colonoscopia es este doctor el que continúa tratanto a mi padre. Tras la colonoscopia, visita a mi padre en la habitación del hospital y le comenta tanto a él como a nosotros, los familiares, que el diagnóstico de la enfermedad sigue siendo el mismo que él dictaminó, es decir, enfermedad de crohn, y que la consecuencia de la hemorragia tan abundante había sido debida a la bajada de la medicación de los corticoides.
A partir de este día, martes 18 de mayo, le vuelve a mandar la misma medicación que antes, es decir, el Dacortin y el Claversal.

El informe clínico de esta segunda colonoscopia realiza la siguiente descripción:

'Colonoscopia hasta 50 cm en la que se observan restos de sangre antigua, con mucosa con hipervascularización de algunas áreas, además se observan aftas y ulcercaciones que disponen a modo de regueros siendo el eje mayor del colón no muy abundantes. Se toman biopsias cuyo resultado es de mucosa con escaso componente inflamatorio discretos signos de displasia.'

* Ese mismo día se le realiza RX TGI, que no da ningún tipo de alteración.

* Se le hacen otras exploraciones y analíticas, entre las que destaca un TAC que da como resultado la siguiente valoración: aneurisma aórtico de 4,5 cm y trombo mural de 2,8 cm.

El cirujano vascular que lo visita considera mal candidato para cirugía debido a la relación riesgo-beneficio, dado que el aneurisma compromete a la aorta abdominal a nivel de la salida de los vasos mesentéricos. A mi padre le comenta que le volverán a realizar otro TAC torácico y que le mandarían un tratamiento médico para este problema.

* A los quince días de estar ingresado, la analítica arroja unos valores de: Hb 14,2, plaquetas 101000, urea 71, creatinina 1,14, GPT 46, GGT 62, PCR < de 2, alfa feto proteína 1,46, CEA 3,17, PSA 1,32.

* Unos días antes se había vuelto a bajar la medicación de corticoides.

* Este mismo día, a las 16:15h, presenta de nuevo rectorragia brusca y masiva. La sangre era de color oscuro. Tras una hora y media en esta situación, las enfermeras de la planta deciden avisar al médico de guardia. En aquel momento mi padre entró en shock, y deciden a transfundirle sangre. Al día de hoy nos enteramos que en total le llegan a transfundir hasta 12 bolsas de sangre, equivalente a 6 litros de sangre.

Debido a que mi padre no paraba de sangrar lo trasladan de la planta a Reanimación, y al poco tiempo deciden operarlo de urgencia para realizarle una colectomía total. Tras la operación, y al cabo de una hora mi padre fallece (las 4'00 h de la madrugada). Los cirujanos nos comentaron que la sangre no llegaba a coagular, y que no había forma de detener la hemorragia.

* Hace una semana pedimos explicaciones sobre el análisis anatomó-patológico del colon extraído a mi padre, y textualmente el resultado indica que se produjo una colitis isquémica por arteriosclerosis severa. Además se menciona que la enfermedad de crohn estaba en remisión.

A partir de estos datos mis preguntas son las siguientes:

* ¿Las úlceras que mi padre tenía en el intestino eran debido a la enfermedad de crohn o a la colitis isquémica?
* ¿La causa de la muerta fue la enfermedad de crohn o la colitis isquémica?
* ¿No había forma de haber detectado que mi padre tenía una colitis isquémica? ¿Acaso es difícil detectarla?
* ¿El tratamiento con corticoides y mesalazina es el adecuado para la colitis isquémica, o por el contrario es perjudicial?
* ¿Las colonoscopias eran suficientes para detectar el verdadero alcance de la enfermedad de mi padre? ¿Si los síntomas no coincidían con la enfermedad de crohn no hubiera sido imprescindible realizar algún otro tipo de prueba como una angiografía?
* ¿Pueden coexistir las dos enfermedades: enfermedad de crohn y colitis isquémica?
* ¿Se podía haber salvado la vida a mi padre si no se hubiera perdido una hora y media en actuar el médico?

Respuesta

Tras leer la pregunta no me cabe la menor duda que es Ud una persona meticulosa que quisiera poder atar todos los cabos posibles en relación con la lamentable pérdida de su Padre, pero en el ejercicio de la medicina, la experiencia te enseña que no es una ciencia exacta en la que toda causa sigue su efecto como en física o en la química sino que los organismos vivos capacitan la modificación de las respuestas biológicas en relación con la actividad metabólica del paciente, o la agresividad del huésped, la respuesta a un determinado tratamiento o incluso la velocidad, independientemente de su instauración, en la que comienza a hacer efecto.

Desgraciadamente su Padre padecía un problema intestinal, que por las características bien pudiera ser una enfermedad inflamatoria, bien enf. de Crohn o Colitis Ulcerosa, ya que éstas, no siempre debutan de la misma forma y precisan de tiempo en el que realizar determinadas pruebas o ver respuestas a determinados tratamientos, para establecer su diagnóstico preciso.
Publicidad

No siempre los síntomas de estas enfermedades son iguales ni están presentes y en ocasiones se solapan, por lo que su diagnóstico preciso no es fácil. Su padre padecía un aneurisma de localización cercana al tronco celiaco, lugar como Ud muy bien cita es origen de la arteria mesentérica superior que proporciona el flujo fundamental al territorio de intestino delgado y la mitad del intestino grueso.

Posiblemente también pudiera tener que ver con alguna sintomatología en relación a lo que denominamos angor o angina intestinal motivada por un estado de bajo flujo en esa zona del intestino por placas de ateroma dentro de las arterias.

Estas mismas placas de ateroma son las que habitualmente originan los problemas de la colitis isquémica, ahora bien, el territorio que con mayor frecuencia se afecta en este proceso es el cólon descendente a partir del ángulo esplénico (del bazo) y este segmento es tributario de la arteria mesentérica inferior.
Publicidad

Todos estos procesos pueden cursar con ulceraciones mucosas que producen hemorragia de origen colónico. Como ve no es fácil establecer una causa originaria que explique de una forma definitiva el proceso que sufrió su Padre, aunque cada cual puede tener una opinión y establecer su criterio e inclinarse por alguno de los procesos mencionados como originario o fundamental.

El plantearse si determinadas pruebas diagnósticas como la arteriografía etc, pues que duda cabe, como le he comentado anteriormente, que cuantas más pruebas diagnósticas se realizaran más datos tendríamos pero nos movemos con personas y con situaciones de semiurgencias, hemorragias, transfusiones en un entorno clínico extra e intrahospitalario y, por último a su Padre le realizaron una intervención de urgencia, que conlleva una gran morbimortalidad que se practica ante una hemorragia que no cede en un intento desesperado muchas veces de salvar la vida del paciente, pero con frecuencia, los problemas asociados en relación con factores de la coagulación (transfusiones importantes), problemas renales, pulmonares, nutricionales e infecciosos, de interacciones farmacológicas, etc. hacen difícil salvar esa vida.

Se que es difícil y cuesta tiempo asimilar y aceptar la pérdida de su Padre y muchas veces nos asiste la duda de si se pudiera haber hecho algo más para evitar el fatal desenlace, pero si me acepta el consejo, y créame que esas dudas que Ud nos plantea con tanta claridad, los cirujanos las tenemos a diario y estoy seguro de que la actuación por parte de los médicos que le atendieron a tenor de lo que Ud nos refiere fue la correcta aunque el desenlace no siempre fuese el esperado y redundar en estos procesos no le van a devolver ni la tranquilidad ni a Ud ni la vida a su Padre.

¿Qué médico me puede tratar?

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario
Publicidad