PUBLICIDAD
Patrocinio
Compartir
Ver también
  • Neumonía atípica. Sindrome respiratorio
  • Neumonías infantiles
  • Neumonía por legionella
  • Neumotórax
  • Vacuna contra el neumococo
  • Psitacosis
  • NoticiasUna combinación de antivirales cura al 97% de trasplantados hepáticos de la hepatitis C Sólo era posible erradicar la infección en menos de la mitad de los casos. Un equipo internacional liderado por el jefe de la Unidad de Hepatitis del Hospital Clínic de Barcelona ha hallado una nueva combinación de fármacos. De los 34 pacientes que probaron el nuevo tratamiento, sólo uno no se curó al tener un virus con mutaciones resistentes a diversos de los antivirales. ...El asma mal controlado impide el desarrollo del día a día con normalidadLa patología afecta al 10% de la población asmática, presentando el 5% asma no controlada. Un mal control del asma puede aumentar el riesgo a largo plazo de padecer EPOC. Un tratamiento individualizado es fundamental para conseguir un mejor control de la enfermedad....
    Leer todas

    PUBLICIDAD

    Neumonía


    Otros nombres
    • Pulmonía

    Definición

    La neumonía es una enfermedad inflamatoria de los pulmones causada por una infección.

    Causas e incidencia

    La neumonía (o pulmonía) es una enfermedad severa y muy frecuente, que afecta a 1 de cada 100 personas todos los años. Pueden estar causadas por múltiples microorganismos distintos, y su severidad varía entre leve y crítica.

    Las neumonías suelen clasificarse en 2 grandes grupos:

    • 1) Adquiridas en la comunidad (o extra-hospitalarias). Las más típicas son la neumonía neumocócica y la neumonía por Mycoplasma.
    • 2) Neumonías hospitalarias. Tienden a ser mucho más serias, ya que los mecanismos de defensa del huésped suelen estar afectados y los microorganismos causantes suelen ser mucho más resistentes.

    Dentro de las neumonías, existen multiples síndromes distintos, variando según el modo de producirse la infección y el MICROORGANISMO causante. Algunos de estos síndromes son:

    • - Neumonía por aspiración. La que se produce como resultado de la aspiración del contenido gástrico en los pulmones. Puede darse en situaciones de pérdida de conciencia, comas, etc.
    • - Neumonías bacterianas no neumocócicas. La mayor parte de las neumonías extra-hospitalarias las causa el neumococo, pero también pueden ocurrir por muchas otras bacterias, algunas de ellas con muchas complicaciones potenciales:
      • Mycoplasma pneumoniæ
      • Coxiella burnetti (Fiebre Q)
      • Chlamidia psittachi (Psitacosis)
      • Klebsiella pneumoniæ
      • Legionella pneumoniæ

    - Neumonías víricas (neumonitis). Muchos virus pueden producir neumonía (suele hablarse de "neumonitis" en estos casos): Gripe, varicela-zóster, o citomegalo-virus (CMV), por ejemplo.

    - Neumonías por protozoos. La más grave es la producida por Pneumocystis carinii, que afecta sobre todo a los pacientes con SIDA y a otros inmunodeprimidos.

    - Neumonías eosinófilas. No son propiamente neumonías por cuanto no se demuestra infección ni infestación. Incluyen, entre otras, la eosinofilia pulmonar aguda o síndrome de Löeffler, y la neumonía eosinofílica crónica.

    Clínica

    Los síntomas y signos más típicos de neumonía son:

    • Fiebre, escalofríos y sudoración.
    • Tos productiva, con expectoración mucosa, amarillenta, de color asalmonado, purulenta… (según el microorganismo causante).
    • Dolor torácico que aumenta al respirar y toser.
    • Dolor de cabeza.
    • Dolores musculares y articulares.
    • Falta de apetito, debilidad y malestar general.
    • Disnea (dificultad para respirar), en algunos casos.
    • Estertores crepitantes a la auscultación pulmonar, en el área afectada.
    Diagnóstico

    Examen físico. Estertores crepitantes a la auscultación pulmonar, en el área afectada.

    Radiografía de tórax. Signos radiográficos característicos.

    Cultivos. El aislamiento en la sangre, esputo u otros tejidos da el diagnóstico definitivo del MICROORGANISMO causante.

    Otros. Pueden ser necesarias una gasometría (medida de la concentración de O2 y CO2 en sangre), o un Scanner (TAC) torácico para definir mejor determinadas imágenes radiográficas. Si una neumonía persiste a pesar del tratamiento, puede ser necesaria una fibrobroncoscopia (estudio directo del árbol bronquial con un tubo flexible de fibra óptica).

    Tratamiento

    – Consiste en la administración de antibióticos, cuya elección, dosis y vía de administración dependerá del MICROORGANISMO causante.

    – Los antibióticos NO son eficaces en las neumonítis víricas; en algunas de ellas pueden utilizarse antivirales específicos.

    – Las medidas de sostén incluyen oxígeno, líquidos y fisioterapia para expulsar secreciones.

    Pronóstico y complicaciones

    Los enfermos con neumonía aguda no complicada suelen recuperarse en 2-3 semanas con el tratamiento correcto. Sin embargo, pueden ocurrir complicaciones muy serias, sobre todo en pacientes de edad o con enfermedades debilitantes. La dos complicaciones más temibles son:

    • Fallo respiratorio (o cardio-respiratorio) agudo.
    • Empiema (Pus en la pleura).
    ¿Qué médico me puede tratar?
    Buscar
    Servicio ofrecido por abcmedico.com
    Antonio Ortega Diaz De Cevallos
    Medicina Interna (Madrid)
    Josep Morera Prat
    Neumólogo (Barcelona)
    PUBLICIDAD