Enfermedades Reumatológicas

Vasculitis

¿Qué otros nombres tiene?

  • Angitis

  • Arteritis

  • CIE-9: 447

  • CIE-10: I77.6

¿Qué es la vasculitis?

La vasculitis se refiere al conjunto de trastornos que se manifiestan con la inflamación de uno o varios vasos sanguíneos.

La inflamación puede afectar a vasos sanguíneos de cualquier tamaño y en cualquier parte del cuerpo. La vasculitis puede afectar por tanto a venas, arterias o capilares.

¿Que tipos de vasculitis existen?

Se pueden distinguir dos tipos de vasculitis en función del grado de afectación

  • Focal: Afecta solamente a un vaso sanguíneo localizado
  • Generalizada: La inflamación afecta a diferentes áreas de un mismo órgano o tejido o incluso a varios órganos diferentes.

¿Cuáles son sus posibles causas?

En la mayoría de las ocasiones no se conocen las causas que desencadenan la vasculitis, pero parece tratarse de una reacción autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca al propio organismo.

En algunas ocasiones se sabe que es debida a una respuesta alérgica a alguna sustancia (frecuentemente aparece tras el consumo de algún medicamento) o causada por un agente infeccioso (virus de la hepatitis B o C).

¿Qué enfermedades se asocian con la vasculitis?

Existen numerosas enfermedades que pueden provocar vasculitis como una de sus manifestaciones o complicaciones asociadas:

¿A quienes puede afectar?

La vasculitis puede presentarse a cualquier edad.

  • La enfermedad de Behcet y la arteritis de Takayasu son más comunes en jóvenes (20 a 30 años).
  • La enfermedad de Buerguer, la poliarteritis nodosa y la granulomatosis de Wegener afectan predominantemente a adultos de mediana edad (40 – 60 años).
  • La enfermedad de Kawasaki principalmente a niños y adolescentes
  • La arteritis de células gigantes afecta más a ancianos.

¿Qué sintomas son más frecuentes?

Los síntomas son muy variables dependiendo de la intensidad de la inflamación que se produce.

Si la vasculitis es leve puede que únicamente se observen pequeñas hemorragias subcutáneas en la piel denominadas petequias que se manifiestan con puntitos de color rojo en la piel.

Si la vasculitis es más intensa pueden producirse otros síntomas más evidentes como:

Las partes del cuerpo que suelen verse más afectados por la vasculitis son:

  • Piel: Aparecen erupciones o hematomas de color rojizo en la piel que pueden ser desde pequeños puntos rojos (petequias) hasta zonas más extensas.
  • Articulaciones: Se produce dolor e inflamación pudiendo producir artritis
  • Sistema nervioso: Si la inflamación afecta a un vaso sanguíneo de la cabeza puede producir dolor de cabeza. Si afecta a vasos que riegan los ojos puede afectar a la visión. Si afecta a las extremidades puede producir debilidad.
  • Sistema gastrointestinal: Dolor abdominal, vómitos y diarrea.
  • Sistema respiratorio: Dificultad para respirar, dolor en el pecho y sibilancias (ruidos al respirar)

En los casos en que la vasculitis produce la incapacidad de determinados órganos para recibir el oxígeno que necesitan para su funcionamiento puede acarrear graves problemas de salud como:

¿Cómo puede diagnosticarse?

Para el diagnóstico de la vasculitis se requiere verificar la presencia del proceso inflamatorio.

En un análisis de sangre la velocidad de sedimentación globular (VSG) estará por encima de lo normal con posible anemia y aumento del número de glóbulos blancos. También podría realizarse la prueba de detección de anticuerpos citoplasmáticos antineutrófilos ANCA.

Para confirmar el diagnóstico una prueba adecuada es la angiografía que consiste en inyectar un contraste para visualizar los vasos sanguíneos mediante rayos X y poder observar si se encuentran inflamados.

¿Cuál es su tratamiento?

A pesar de la gran variedad de tipos de vasculitis y posibles zonas afectadas el tratamiento es muy similar en todos los casos.

Se requiere reducir la actividad del sistema inmune para lo cual suelen emplearse corticosteroides como la Prednisona que interfiere en los procesos inflamatorios.

Otro medicamento más potente que se suele usar en determinados tipos de vasculitis es la Ciclofosfamida.

¿Qué pronóstico tiene la enfermedad?

El pronóstico para la vasculitis es muy variable.

En el caso de que se haya producido por el consumo de un medicamento suelen responder bien a la retirada del mismo sin requerir tratamiento.

Si se ha debido a púrpura de Schönlein-Henoch, enfermedad del suero, arteritis de células gigantes o enfermedad de Kawasaki (sin afectar al corazón) suele tener un buen pronóstico tras el tratamiento.

Los casos de peor pronóstico son los relacionados con la poliarteritis nodosa y la granulomatosis de Wegener.

Fecha de revisión: 29-10-2019

¿Qué médico me puede tratar?

Bibliografía

  • The Gale Encyclopedia of medicine. Second Edition. Jacqueline L. Longe. Vol 5. pag 3479. ISBN 0-7876-5489-2 (Ingles)
  • Cormorbidity in Rheumatic Disease. Yasser El Miedany. 2017. Pag 245. ISBN 978-3-319-59962-5 (Ingles)
  • Vasculitis Foundation: (Ingles) Disponible en: https://www.vasculitisfoundation.org

Ver más

Valoración

¿Te ha resultado útil la información de esta página?
Nada útil
Muy útil

Correo electrónico (Opcional):
Añadir un comentario

Guías a las que pertenece

Enfermedades Reumatológicas
Publicidad
Publicidad